Vivir a la Espera

Esperar es el signo del cristiano.

Ignorar el día y la hora debe estimularnos.

“Bendito sea Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que por su gran misericordia nos reengendró a una viva esperanza por la resurrección de Jesucristo de entre los muertos, para una herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible, que os está reservada en los cielos. 1Pe 1:4

“La esperanza de la vida eterna, que prometió desde los tiempos eternos el Dios que no miente” Tito 1:2

“Vivamos sobria, justa y piadosamente en este siglo, aguardando la bienaventurada esperanza y la aparición gloriosa del gran Dios y Salvador nuestro, Cristo Jesús, Tit 2:13

“Amad a vuestros enemigos, haced bien … y será grande vuestra recompensa, y seréis hijos del Altísimo. Lucas 6:35

Inocentes? Contra Natura

Un estudio publicado por la revista científica Journal of Sexual Medicine y realizado por  el Centro de Promoción de la Salud Sexual de la Universidad de Indiana (Estados Unidos)  confirma que más de la mitad de las mujeres utilizan un consolador (53 %)  y sorpresivamente, el 45% de los hombres también lo ha empleado con su pareja o contra natura.

Los centros sanitarios y médicos recomiendan los vibradores desde hace tiempo, y se venden en la mayoría de farmacias de USA. El estudio fue elaborado entre 3.800 mujeres con edades desde  los 18 a los 68 años.Por otra parte hay un aumento en la tasa de abortos a nivel mundial, así como de sífilis y otras enfermedades graves, al extremo que en algunos estados se habla de una epidemia de sífilis, esto se atribuye al hedonismo, la búsqueda del placer inmediato, que lleva al asesinato de los propios hijos para poder seguir disfrutando del placer.

Ya se habla de los problemas de pareja por la adicción a los juguetes sexuales prefiriéndolos sobre las relaciones normales.

La moda, la música,  el cine y todos los “trends” apuntan a vestirse y comportarse con coquetería, se diría que las mujeres andan de conquista a toda hora, con trajes, hasta para hacer deporte, que más bien las hacen lucir como “si ejercieran el oficio más antiguo”, parecen desesperadas¡¡.

Sera por eso que en Italia un sacerdote escribe así de la mujer actual:

“Niños abandonados, casas sucias, comidas frías, compradas en tiendas de comidas rápidas, ropas mugrientas… Si una familia acaba en el desastre y se llega al delito, una forma de violencia que hay que condenar y castigar con firmeza, muchas veces la responsabilidad es compartida”, escribió.

Se pregunta si “es posible que de una sola tacada todos los hombres hayan enloquecido?” y se contesta “no”, que no lo cree, que el problema está en el hecho de que las mujeres “cada vez más, provocan, se vuelven arrogantes y se creen autosuficientes y acaban por exasperar las tensiones”.

El sacerdote agregó: “¡Cuantas veces vemos a muchachas y señoras maduras caminar por la calle con vestidos provocadores y ceñidos!,¡cuántas traiciones se consuman en los lugares de trabajo, en los gimnasios y los cines!. Podrían evitarse, ya que desatan los peores instintos y después se llega a la violencia o al abuso sexual”.

El padre Piero Corsi, párroco de “San Terenzo”, de Lerici, en la provincia de La Spezia  concluye su texto: “hagamos un examen de conciencia: tal vez nos lo hallamos buscado”.

Los violadores son generalmente padrastros introducidos en las casas como “novios” en 70% de los casos.

Navidad

La noche ha cerrado del todo en las campíñas de Belén. Desechados por los hombres, y viéndose sin abrigo, María y José han salido de la inhospitalaria población y se han refugiado en una gruta que se encontraba al pie de la colina. Seguía a la reina de los ángeles el jumento que le había servido de humilde cabalgadura durante el viaje, y en aquélla cueva hallaron un manso buey, dejado allí probablemente por alguno de los caminantes que habían ido a buscar hospedaje en la cuidad.

El Divino Niño, desconocido por sus criaturas racionales, va a tener que acudir a loas irracionales para que calienten con su tibio aliento la atmósfera helada de esa noche de invierno, y le manifiesten con esto y con su humilde actitud el respeto y la adoración que le había negado Belén., La rojiza linterna que José tiene en la mano ilumina tenuemente ese pobrísimo recinto, ese pesebre lleno de paja que es figura profética de las maravillas del altar, y de la íntima y prodigiosa unión eucarística que Jesús ha de contraer con los hombres. María está en oración en medio de la gruta, y así van pasando silenciosamente las horas de esa noche llena de misterio.
Pero ha llegado la medianoche, y de repente vemos dentro de ese pesebre, poco antes vacío, al divino Niño esperado, vaticinado, deseado durante cuatro mil años con inefable anhelo. A sus pies se postra su Santísima Madre, en los transportes de una adoración de la cual nada puede dar idea. José también se acerca y le rinde el homenaje con que inaugura su misterioso e imponderable oficio de padre adoptivo del Redentor de los hombres. La multitud de ángeles que desciende de los cielos a contemplar esa maravilla sin par , dejan estallar su alegría y hacen vibrar en los aires las armonías de ese Gloria in Excelsis que es el eco de la adoración que se produce en torno del Altísimo, hecha perceptible por un instante a los oídos de la pobre Tierra . Convocados por ellos, vienen en tropel los pastores de la comarca a adorar al recién nacido y presentarle sus humildes ofrendas. Ya brilla en oriente la misteriosa estrella de Jacob, y ya se pone en marcha hacia Belén la caravana espléndida de los Reyes Magos, que dentro de pocos días vendrán a depositar a los pies del Divino Niño el oro, el incienso, y la mirra, que son símbolos de la caridad, la adoración y la mortificación.

¡Oh adorado Niño! Nosotros también, los que hemos hecho esta novena para prepararnos al día de vuestra Navidad, queremos ofreceros nuestra pobre adoración. ¡No la rechacéis! ¡Ven a nuestras almas, venid a nuestros corazones llenos de amor! Encended en ellos la devoción a vuestra santa infancia, no intermitente y sólo circunscrita al tiempo de vuestra Navidad, sino siempre y en todos los tiempos; devoción que fielmente practicada y celosamente propagada, nos conduzca a la vida eterna, librándonos del pecado y sembrando nosotros todas las virtudes cristianas.

Santa Casa

Desde 1909 se han dado distintas campañas arqueológicas en el sitio de Nazaret, y todas ellas han probado un sitio poblado desde la Prehistoria, con sus muros, sus cisternas, sus cuevas, sus materiales cerámicos, sus casas y sus enterramientos de distintas épocas, una población de una importancia creciente o decreciente según los momentos.

 

De unos 60 metros cuadrados y 3,3 metros de alto. Que incluyen una gruta anexa a la construcción (probablemente la cocina y despensa), misma que constituiría la cuarta pared de la vivienda que solo tiene 3 paredes y construida con materiales nativos como bloques rojizos de piedra caliza.Con dos dormitorios y  rodeada de un pequeño patio delantero abierto hacia el camino, la casa típica judía de la época, con habitaciones conectadas y de las cuales se ha encontrado recientemente cerca de la basílica de la anunciación en Nazaret nuevas construcciones de la época de Jesús. Alguna de ellas podría ser el taller de José cercano a la vivienda.

 

Esta descripción de la casa que habitaban San José, La virgen María y Jesús, que está ubicada en Loreto Italia,  tiene  tres coincidencias  importantísimas con las bases de la casa que aún se conservan en Nazaret:

*Las tres paredes encajan con la entrada de la Gruta.

*Las tres paredes coinciden dimensionalmente con los restos de suelo de mosaico colocado por los Cruzados y

*Los cimientos de la Casa de Nazaret corresponden con la Casa de Loreto.

 

La casa de Loreto pesa 70 toneladas de un material que no se da en Italia.

La Sagrada Familia busca refugio

“Entraron en Belén … María se quedó tranquila, junto al asno, al comienzo de una calle, mientras José buscaba inútilmente alojamiento entre las primeras casas. Había muchos extranjeros y se veían numerosas personas yendo de un lado a otro. José volvió junto a María, diciéndole que no era posible encontrar alojamiento; que debían penetrar más adentro de la ciudad. Caminaban llevando José al asno del cabestro y María iba a su lado.

 

Cuando llegaron a la entrada de otra calle, María permaneció junto al asno, mientras José iba de casa en casa; pero no encontró ninguna donde quisieran recibirlos. Volvió lleno de tristeza al lado de María. Esto se repitió varias veces y así tuvo María que esperar largo rato. En todas partes decían que el sitio estaba ya tomado y habiéndolo rechazado en todas partes, José dijo a María que era necesario ir a otro lado en donde, sin duda, encontrarían lugar.

 

Retomaron la dirección contraria a la que habían tomado al entrar y se dirigieron hacia el Mediodía. Siguieron una calleja que más parecía un camino entre la campiña, pues las casas estaban aisladas, sobre pequeñas colinas. Las tentativas fueron también allí infructuosas….

 

José regresó lleno de tristeza, pues no había podido encontrar posada ni refugio. Los amigos de quienes había hablado a María apenas si lo reconocían. José lloró y María lo consoló con dulces palabras. Fue una vez más, de casa en casa, representando el estado de su mujer, para hacer más eficaz la petición; pero era rechazado precisamente también a causa de eso mismo”.

 

Visión de la Beata Ana Catalina Emmerich

Esperanza

Esperar es el signo del cristiano, la esperanza es Su promesa. Ignorar el día y la hora debe estimularnos en este perseverar.

“Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a guardar todo lo que yo os he mandado. Y he aquí que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo.» Mat 28:19

Ora y labora y no te preocupes de si mañana saldrá el sol porque de eso se ocupa Dios.

“Bendito sea Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que por su gran misericordia nos reengendró a una viva esperanza por la resurrección de Jesucristo de entre los muertos, para una herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible, que os está reservada en los cielos a los que por el poder de Dios habéis sido guardados mediante la fe para la salud que está dispuesta a manifestarse en el tiempo último. Por lo cual exultáis, aunque ahora tengáis que entristeceros un poco en las diversas tentaciones, para que vuestra fe probada, más preciosa que el oro, que se corrompe aunque acrisolado por el fuego, aparezca digna de alabanza, gloria y honor en la revelación de Jesucristo, a quien amáis sin haberlo visto, en quien ahora creéis sin verle, y os regocijáis con un gozo inefable y glorioso, recibiendo el fruto de vuestra fe, la salud de las almas.” 1Pe 1:4

Ocúpate de cumplir Su voluntad con alegría y la seguridad de “La esperanza de la vida eterna, que prometió desde los tiempos eternos el Dios que no miente” Tito 1:2

“Vivamos sobria, justa y piadosamente en este siglo, aguardando la bienaventurada esperanza y la aparición gloriosa del gran Dios y Salvador nuestro, Cristo Jesús, Tit 2:13

Tu mayor posesión es tu alma y los talentos que Dios te ha dado, es por su salvación por lo cual debes velar “En su nombre pondrán las naciones su esperanza.” Mat 12:21

No eres una casualidad. Tienes una misión que cumplir, un lugar que ocupar en Su Reino,  “Amad a vuestros enemigos, haced bien y prestad sin esperanza de remuneración, y será grande vuestra recompensa, y seréis hijos del Altísimo. Lucas 6:35

Acércate a Dios y adórale “Pues cuantas veces comáis este pan y bebáis este cáliz, anunciáis la muerte del Señor hasta que El vuelva”. 1Co 11:26

“He aquí que vengo presto (sorpresivamente). Bienaventurado el que guarda las palabras de la profecía de este libro”. Apoc. 22:7

Posadas y Novena

Hoy empiezan en Filipinas México y Colombia las novenas o alboradas o posadas. Las posadas son fiestas populares que en México se celebran durante los nueve días antes de Navidad, o sea del 16 al 24 de Diciembre. Estas fiestas recuerdan el peregrinaje de María y José desde su salida de Nazaret hasta Belén donde buscan un lugar donde alojarse para esperar el nacimiento del niño Jesús, en todo templo, parroquia o capilla se arman nacimientos (pesebres) , con figuras de barro realizadas en Tonalá o Tlaquepaque y se celebran las posadas con cantos religiosos, guijolas, panderos, triángulos, etc., para crear mayor alegría en los asistentes, la tradición nos cuenta que José y María tuvieron que ir de puerta en puerta pidiendo posada, María se encontraba a punto de dar a luz.

Las posadas se crearon desde los primeros evangelizadores, el fraile agustino Diego de Soria, solicitó autorización al Papa para celebrar nueve Misas en los días anteriores a la Navidad para celebrar el nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo como el verdadero sol y luz del mundo, a lo que el Vaticano dio dicha autorización. En 1587 el Papa Sixto V emitió la bula autorizando la celebración en el Virreinato de la Nueva España de unas Misas, llamadas de aguinaldo del 16 al 23 de diciembre y que se realizarían en los atrios de las iglesias. Junto con las misas se representaban escenas de la Navidad. Luego de la Misa se realizaban festejos con luces de bengala, cohetes, piñatas y villancicos.

PRIMERA POSADA

16 de diciembre

Canto

Animador:   En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Todos: Amén.

Animador:   Hermanos queremos, como familias, acompañar a José y a María en su camino hacia Belén. Y así como Dios preparó al pueblo de Israel para recibir al Salvador, así nosotros con esta posada iniciamos nuestra preparación para celebrar el nacimiento del niño Jesús, alentando el amor y cuidado de los hijos de cada una de nuestras Familias.

Oración

Todos:        Atiende, Dios todo poderoso y eterno a nuestros deseos, para que durante estos días los esposos renueven su amor y fidelidad y, nos acerquemos a los matrimonios más pobres y necesitados de nuestra comunidad. Te lo pedimos por tu Hijo, Nuestro Señor Jesucristo. Así sea.

Lectura bíblica

Animador: Escuchemos la Palabra de Dios

Lector:

Del Cantar de los Cantares 2, 8-9

El amor de los esposos.

“Aquí viene mi amado saltando por los montes, retozando por las colinas. Mi amado me habla así: “levántate, amada mía, hermosa mía, y ven.”

Reflexión

Animador:   El Adviento es un tiempo para renunciar al pecado, al egoísmo y buscar nuevas conductas de amor entre los esposos. De tal manera que no pierdan el interés de amarse más cada día y, la esposa, como novia, todos los días vea por su arreglo personal, como el día de su boda.

Oración comunitaria

Animador:   Señor, que este tiempo de Adviento nos ayude a cumplir la promesa de amor que hicimos en nuestro matrimonio.

Todos: Te rogamos Señor.

Animador:   Que el respeto y las muestras de amor entre esposos, sean como el alimento para nuestros cuerpos y, nutran cada día su amor.

Todos: Te rogamos Señor.

Animador:   Que el Señor alimente el amor que deben tener los esposos, para que lo reflejen en el cuidado a sus hijos.

Todos: Te rogamos Señor.

Animador:   Que con la alegría con que nos preparamos al nacimiento del niño Jesús, los padres reciban a sus hijos cuando van a nacer.

Todos: Te rogamos Señor.

Animador:   Ahora hermanos, hermanas, nos preparamos para participar de nuestra primera posada.

Canto

Mientras se entona el canto, los encargados preparan todo lo necesario para la procesión con los peregrinos.

Se hace el recorrido por los espacios definidos entonando la letanía.

Se puede interrumpir la letanía para cantar un verso de la posada, terminando con:

Ya se va María.

Se continúa la letanía que se interrumpe, cuantas veces sea necesario.

Llegando al lugar donde serán recibidos los peregrinos, se canta todo el texto de la petición de la posada.

Al terminar el canto de la posada se entra y se hace la oración final.

Procesión para pedir Posada

     AFUERA      ADENTRO
En nombre del cielo Aquí no es mesón
os pido posada, sigan adelante,
pues no puede andar yo no puedo abrir
mi esposa amada. no sea algún tunante.

Todos:

Ya se va María muy desconsolada,
porque en esta casa no le dan posada
porque en esta casa no le dan posada.

AFUERA      ADENTRO
1. En nombre del cielo 1. Aquí no es mesón
os pido posada, sigan adelante,
pues no puede andar yo no puedo abrir
mi esposa amada. no sea algún tunante.
2. Venimos rendidos
desde Nazaret;
yo soy carpintero
de nombre José.
2. No me importa el nombre
déjenme dormir
pues ya les he dicho
que no voy a abrir.
3. Posada te pide,
amado casero,
por solo una noche,
la Reina del Cielo.
3. Pues si es una reina
quien lo solicita
¿cómo es que de noche
anda tan solita?
4. Mi esposa es María,
es Reina del Cielo
y Madre va a ser
del Divino Verbo.
4. ¿Eres tú, José?
¿ Tu esposa es María?
Entren peregrinos,
no los conocía.
5. Dios pague Señores,
su gran caridad
y los colme el cielo
de felicidad.
5. Dichosa la casa
que alberga este día
a la Virgen Pura
la hermosa María.

Todos: (mientras se abren las puertas)

Entren Santos Peregrinos, Peregrinos,
reciban este rincón,
aunque es pobre la morada, la morada,
se las doy de corazón.

Cantemos con alegría, alegría,
Todos al considerar
Que Jesús, José y María… y María
nos vienen a visitar.

Animador: Hermanos y hermanas, contemplemos a José y a María. Él, es un buen esposo que en ningún momento abandona a su esposa y está atento a cualquiera de sus necesidades. Ella, con su mirada de amor y gratitud a José, su amable y cariñoso esposo. Los dos son felices porque están cerca del hijo que va a nacer.

Todos: Señor, Nuestro Padre Dios, concede a los esposos, sobre todo a los jóvenes, amarse y respetarse, cuidarse y acompañarse, verse con delicadeza, amando con ternura a sus hijos. Que José y María sean nuestros modelos de esposos y padres. Así sea.

“Oh, peregrina agraciada, oh, bellísima María. Yo te ofrezco el alma mía para que tengáis posada”. “Humildes peregrinos Jesús, María y José, el alma doy por ellos, mi corazón también”. “Cantemos con alegría todos al considerar que Jesús, José y María nos vinieron a honrar”.

“Andale Juana ( o la dueña de casa) no te dilates, con la canasta de los cacahuates”.”Echen confites y canelones, pa’ los muchachos que son muy tragones”. 

En un ambiente familiar y comunitario repartir los aguinaldos y alimentos, romper piñatas.

Espiritu Santo

Ven, Espíritu Divino,
manda tu luz desde el cielo.
Padre amoroso del pobre,
don, en tus dones espléndido;
luz que ilumina las almas
fuente del mayor consuelo.

Ven, dulce huésped del alma,
descanso en nuestros esfuerzos,
tregua en el duro trabajo,
brisa en las horas de fuego,
gozo que enjuga las lágrimas,
y reconforta en los duelos.

Llega hasta el fondo del alma
Divina luz y enriquécenos.
Mira el vacío del alma
Si Tú le faltas por dentro.
Mira el poder del pecado
cuando no envías tu aliento.

Riega la tierra en sequía.
Sana el corazón enfermo.
Lava las manchas. Infunde
calor de vida en mi hielo.
Doma al espíritu indómito,
guía al que tuerce el sendero.

Reparte tus siete dones
según la fe de tus siervos.
Por tu bondad y tu gracia
dale al esfuerzo su éxito.
Salva al que busca salvarse
y danos tu gozo eterno. Amén.