LUCHA DEL ALMA CON DIOS

Cuando un alma se ve en grandes tentaciones y peli –
gros de perderse, Dios la expone a tan terribles combates
para que, consiguiendo victoria, sea coronada y a fin de que
resplandezca en la batalla la bondad de un Dios que da siem –
pre a sus fieles los auxilios oportunos para que no sólo no
sucumban, sino que salgan siempre vencedores. Y así está
obligada en esto a conformarse con la voluntad de Dios.
Mas en cuanto estos combates y tentaciones le son ocasión de
ser vencida y de ofender a Dios, no sólo no debe quererlos
sino que debe luchar con Dios pidiéndole que le salve en la
tempestad, y debe trabajar con todo empeño en verse libre
de ellas.

Cuando una nación peca, le acusa Satanás ante el
tribunal de la divina justicia y presenta en él sus pecados. Si
el Juez supremo le condena conforme a las leyes de su jus –
ticia, estampadas en las maldiciones de la ley, y según ellas
le envía pestes que la consuman, hambres que la devoren,
guerras que la devasten y destruyan, y espantosos terremo –
tos y extraordinarios pedriscos, y si esta nación, lejos de abrir
con ello los ojos y convertirse a Dios, se obstina más en sus
pecados y conculca con ellos la sangre del Testamento, y en
justo castigo es entregada a la disposición de Satanás y de
sus sectas de impiedad quienes, como instrumentos de la
divina justicia, le asesinan sus sacerdotes, le destruyen sus
altares, entregan a las llamas o a la piqueta sus iglesias y sus
santuarios, le privan del don de la predicación, le secan las
fuentes de las gracias que corren por los sacramentos y por
fin le despojan de todos sus bienes espirituales y de la espe –
ranza de los eternos, de modo que la que era antes esposa
del Rey de la gloria se ve convertida en una vil esclava de
Satanás

Dios quiere manifestar su gloria y hacer ostentación
en su Iglesia de las inestimables riquezas de su gracia, quie –
re en el día de su triunfo ceñirle sus sienes con una corona
de infinito precio y hermosura, y por esto quiere también que
pelee legítima y fielmente. «No es coronado, dice el Apóstol,
sino el que peleare legítimamente» (2 Tm 2,5). A este fin, la
expone a terribles combates y desata de vez en cuando las
potestades del abismo; y éstas, formando sectas de impie –
dad, la obligan a avivar su fe, prueban su constancia, su con –
fianza, su caridad y demás virtudes.

Francisco Palau

Cuerpo de Cristo

Corpus Christi (en latín, “Cuerpo de Cristo”) o Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo, antes llamada Corpus Domini.
La presencia Real de Jesucristo en el Santísimo Sacramento.
La celebración se lleva a cabo el jueves posterior a la solemnidad de la Santísima Trinidad, que a su vez tiene lugar el domingo siguiente a Pentecostés (es decir, el Corpus Christi se celebra 60 días después del Domingo de Resurrección).

“Mientras estaban comiendo, tomó Jesús pan y lo bendijo, lo partió y, dándoselo a sus discípulos, dijo: «Tomad y comed, esto es mi cuerpo». Luego tomó un Cáliz y, dadas las gracias, se lo dio diciendo: ‘Tomad y bebed todos de él, porque éste es el cáliz de mi sangre, sangre de la Alianza nueva y eterna que será derramada por vosotros y por todos los hombres para el perdón de los pecados” (Mt 26, 26-28; Mc 14, 22-25; Lc 22, 15-20; 1 Cor 11, 20-25).

1) Una mañana del año 700, mientras celebraba la Santa Misa, un monje de la Orden de San Basilio, -estaba siendo atacado fuertemente por la duda sobre cómo puede la hostia ser carne y el vino sangre de Cristo- después de haber pronunciado las solemnes palabras de la consagración, vio como la Santa Hostia se convirtió en un círculo de carne y el vino en sangre visible. Estaba ante un fenómeno sobrenatural visible, que lo hizo temblar y comenzó a llorar incontrolablemente de gozo y agradecimiento.

Estuvo parado por un largo rato, de espaldas a los fieles, como era la misa en ese tiempo. Después se volteó despacio hacia ellos, diciéndoles: ¡Oh, afortunados testigos a quienes el Santísimo Dios, para destruir mi falta de fe, ha querido revelárseles El mismo en este Bendito Sacramento y hacerse visible ante nuestros ojos! Vengan, hermanos y maravíllense ante nuestro Dios tan cerca de nosotros. Contemplen la Carne y la Sangre de Nuestro Amado Cristo.

Las personas se apresuraron a ir al altar y, al presenciar el milagro, empezaron a clamar, pidiendo perdón y misericordia. Otras empezaron a darse golpes de pecho, confesando sus pecados, declarándose indignas de presenciar tal milagro.

Otros se arrodillaban en señal de respeto y gratitud por el regalo que el Señor les había concedido. Todos contaban la historia por toda la ciudad y por todos los pueblos circunvecinos.

La carne se mantuvo intacta, pero la sangre se dividió en el cáliz, en 5 partículas de diferentes tamaños y formas irregulares. Los monjes decidieron pesar las partículas y descubren fenómenos particulares sobre el peso de cada una de ellas. Inmediatamente la Hostia y las cinco partículas fueron colocadas en un relicario de marfil.

La Carne y la Sangre actualmente visibles no solo son la Carne y la Sangre de Jesús como en toda Hostia consagrada, sino que mantiene hasta la actualidad los accidentes propios de carne y sangre humana. La Carne, desde 1713, se conserva en un artístico Ostensorio de plata, de la escuela napolitana, finamente cincelado.

La Sangre está contenida en una rica y antigua ampolla de cristal de Roca. La Hostia-Carne aún se conserva muy bien. El tamaño de la hostia es como las hostias que el sacerdote eleva en las misas hoy día. Es ligeramente parda y adquiere un tinte rosáceo si se ilumina por el lado posterior. La sangre coagulada tiene un color terroso que tiende al amarillo ocre.

El Milagro de Lanciano es un continuo milagro. La Hostia convertida en Carne y el Vino convertido en Sangre, sin el uso de ningún preservativo, están aún presentes en el relicario, en 1574 se hicieron pruebas de la Carne y la Sangre y se descubrió un fenómeno inexplicable. Las cinco bolitas de Sangre coagulada son de diferentes tamaños y formas. Pero cualquier combinación pesa en total lo mismo. En otras palabras, 1 pesa lo mismo que 2, 2 pesan lo mismo que 3, y 3 pesan lo mismo que 5. Este resultado está marcado en una tabla de mármol en la Iglesia. A través de los años se han hecho muchas investigaciones. Nuestro Señor se ha permitido ser pinchado y cortado, examinado a través de microscopio y fotografiado.

2) En el año 1263, mientras un sacerdote celebraba la misa en la iglesia de la localidad de Bolsena (Italia), al romper la hostia consagrada brotó sangre.

Santo Tomás de Aquino prepara los textos para el Oficio y Misa propia del día, que incluye himnos y secuencias, como Pange Lingua o Lauda Sion, Panis angelicus, Adoro te devote, Verbum Supernum Prodiens el himno de adoración Tantum Ergo. Queda instituido el Corpus Christi con la ayuda de uno de los santos mas queridos.

Que es el cuerpo de cristo?

“Yo soy el pan de la vida. Vuestros padres comieron el maná en el desierto y murieron; este es el pan que baja del cielo, para que quien lo coma no muera. Yo soy el pan vivo, bajado del cielo. Si uno come de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo le voy a dar, es mi carne por la vida del mundo.» Discutían entre sí los judíos y decían: «¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?» Jesús les dijo: «En verdad, en verdad os digo: si no coméis la carne del Hijo del hombre, y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna, y yo le resucitaré el último día. Porque mi carne es verdadera comida y mi sangre verdadera bebida. El que come mi carne y bebe mi sangre, permanece en mí, y yo en él”. JUAN 6:48-56

Marta Robin vivió más de 50 años alimentada exclusivamente de la Eucaristía, sin comer ni beber nada distinto.

Teresa Neumann, Se confirma que vivió durante 40 años sin comer ni beber, sólo con la Eucaristía.

Alessandrina Maria da Costa vivió 17 años sólo de la Eucaristía.

Anna Catalina Emmerick, vivió 15 años alimentándose exclusivamente de la Eucaristía

Luisa Picarretta, cerca de 70 años no tomó más alimento sólido que la Eucaristía

Santa Catalina de Siena, durante meses sólo vivía de la Eucaristía.

San Onofre Anacoreta. Un ángel le llevaba pan y los domingos la Eucaristía. Vivió de esta forma por 60 años

En el Antiguo Testamento está Elías que se alimentó con el pan que le bajó el ángel para que no muriera en el desierto; ese pan de Elías ya nos prefigura la Eucaristía.

Pero el caso más admirable son los 2 millones de judíos que vivieron 40 años en el desierto alimentándose casi exclusivamente del pan bajado del cielo. “Partieron los hijos de Israel de Ramesés para Sucot en número de unos seiscientos mil infantes, sin contar los niños”.(ni mujeres) Exo 12:37

Esto confirma que no necesitamos más, No entendimos a Jesús, no obedecemos a Jesús, vivimos para conocerle amarle y servirle, pero el engañador te hace creer que necesitas carreras, joyas, casas, viajes y pecados, de modo que pierdas tu alma inmortal.

Más de cien mil cristianos son asesinados

 

Roma, 29 de mayo de 2013 (Zenit.org) Redacción

Intervención del arzobispo Silvano Tomasi, observador permanente de la Santa Sede ante Naciones Unidas y otros organismos internacionales en Ginebra, tuvo una intervención en la 23 sesión del Consejo de Derechos Humanos. En primer lugar el arzobispo Tomasi felicitó a la alta comisaria, señora High, “por su presentación así como por las actividades de su oficina para la promoción, reconocimiento e implementación de los derechos humanos”. En su intervención, el representante de la Santa Sede afirmó: “Serias violaciones de los derechos de la libertad de religión en general y la reciente y continua discriminación y sistemáticos ataques contra diversas comunidades cristianas en particular, le conciernen profundamente a la Santa Sede. Una investigación reciente llegó a la siguiente conclusión impactante: más de 100.000 cristianos han sido asesinados cada año debido a su relación con la fe. Muchos otros están sujetos a desplazamientos forzados, por la destrucción de sus lugares de culto, por la violación y abducción de sus líderes, como sucedió recientemente en el caso de los obispos Yohanna Ibrahim y Boulos Yaziji, en Alepo (Siria)”. “Muchos de esos actos –constató- han sido perpetrados en partes de Medio Oriente, África y Asia, y son el fruto de fanatismo, intolerancia, terrorismo y violación de las leyes. Además, en varios países del Este en que los cristianos eran históricamente parte de la sociedad, emerge la tendencia a marginarlos de la vida pública, ignorando su contribución histórica y social y siempre restringiendo la capacidad de las comunidades religiosas de realizar servicios sociales y de caridad”. El arzobispo Tomasi señaló que el Consejo de Derechos Humanos ha reconocido que la “religión, espiritualidad y creencias, pueden y contribuyen a la promoción de la dignidad y del valor de la persona humana”. “La religión cristiana –añadió–, así como las otras comunidades religiosas, están ‘al servicio del verdadero bien de la humanidad’. De hecho ‘las comunidades cristianas con su patrimonio de valores y principios ha contribuido mucho a hacer conscientes a pueblos e individuos en su identidad y dignidad'”. La delegación vaticana ha llamado “la atención sobre el servicio hacia la familia humana realizado en todo el mundo por la Iglesia católica, sin distinción de religión o raza”. Y ha proporcionado una serie de datos. En el sector de la educación, son 70.554 jardines de infancia con 6.478.627 alumnos; 92.847 escuelas primarias con 31.151.170 alumnos; 43.591 escuelas secundarias con 17.793.559 alumnos. La Iglesia además educa a 2.304,171 alumnos de colegios superiores y 3.338.455 estudiantes universitarios. Los centros de caridad y de salud de la Iglesia en el mundo incluyen: 5.305 hospitales; 18.179 dispensarios; 547 casas de acogida para personas con lepra; 17.223 casas de ancianos o enfermos crónicos, o con minusvalía; 9.882 orfanatos; 11.379 guarderías; 15.327 centros de orientación matrimonial; 34.331 centros de rehabilitación social y 9.391 otros tipos de instituciones caritativas. A estos datos sobre la actividad de acción social, habría que añadir los servicios de asistencia que se prestan en los campos de refugiados y para desplazados interiores y el acompañamiento de estas personas desarraigadas.

(29 de mayo de 2013) © Innovative Media Inc.

Todo conocimiento acarrea una responsabilidad.

El gran escándalo con los clérigos que se casan o tienen relaciones sexuales ilícitas, dimana de su posición como pastores. Esta autoridad, conocimiento y experiencia, es a veces un imán para las mujeres, que ven una figura de autoridad seductora, a la cual se quieren entregar y muchas veces de una forma no solo espiritual, cosa que para los predicadores o pastores protestantes es, tristemente, muy común, al extremo que se habla de la promiscuidad en algunas congregaciones protestantes (“no se puede prohibir a una persona a casarse con varias mujeres, ya que no está en contradicción con la Escritura, Si un hombre quiere casarse con más de una esposa puede hacerlo, de acuerdo con la Palabra de Dios. En tal caso la autoridad civil no tiene nada que ver en el asunto” Martín Lutero) y del movimiento de personas entre los diferentes “cultos”, esto se debe a los problemas que esta promiscuidad acarrea, de modo que se tienen que estar cambiando de sede o de pastor. Philipp Melanchthon aconsejó que Enrique VIII, con el fin de reemplazar a su esposa estéril, que podía mirar a la poligamia como una alternativa adecuada y los mormones siguen practicando la poligamia.

Incluso para los sacerdotes, esto representa una gran presión, la diferencia es, que el sacerdote, a pesar de ser humano y pecador como todos, ha hecho unos votos y ha aceptado un estilo de vida, esta investido por un sacramento que Dios le ha dado y ha habido muchos sacerdotes santos, sin embargo hay que orar por ellos.

El punto es que personas preparadas en el plano espiritual tienen un gran ascendiente sobre las personas del sexo opuesto y que no todas son de fiar.

Citemos el escándalo que se dio cuando se supo que el “guru” Sai Baba, violaba a sus seguidores o cuando un pastor pide a su congregación delinquir o suicidarse y la congregación obedece.

El demonio siempre engaña, los vicios, las infestaciones y la mayoría de quienes están bajo el influjo del maligno,-cada pecado es un ser vivo que ha actuado en nosotros y mientras mas se peca mas autoridad toma sobre el pecador-, no presentan señales externas a menos que se les exorcise.

Es sabido que mas del 75% de los pastores protestantes en USA son adictos a la Pornografia. Como personas así pueden dirigir congregaciones?

Lo grave es que también hay muchos aprovechados, desadaptados,  que tienen alguna preparación religiosa o han pasado por el seminario y no han servido, o por una escuela de teología, o por una iniciación en alguna secta y han sido apartados, que encuentran en su preparación una herramienta de seducción, que destruye mas almas que una bomba, porque justamente atacan a quien anda en una búsqueda espiritual, o, esta en un momento de debilidad o duda.
El individuo burlado en este estado “ve” la acción del demonio en su experiencia,  pierde la fe en todo, pudiendo llegar a la depresión y el suicidio, este es un pecado contra el espíritu santo, porque es disfrazarse de santidad para pecar.

Indulgencia plenaria

 

Rezar determinadas oraciones, visitar determinados santuarios, utilizar ciertos objetos de culto, realizar ciertos peregrinajes, concede indulgencia plenaria. La indulgencia se puede pedir a nombre propio o de un ser querido ya fallecido.

“La indulgencia es la remisión ante Dios de la pena temporal por los pecados, ya perdonados en cuanto a la culpa, que un fiel dispuesto y cumpliendo determinadas condiciones, consigue por mediación de la Iglesia, la cual, como administradora de la redención, distribuye y aplica con autoridad el tesoro de las satisfacciones de Cristo y de los Santos”. (Código de Derecho Canónico de 1983, Libro IV, Parte I, Título IV, Capítulo IV, cánon 992)

Aparece por primera vez en el siglo XI la indulgencia general, por la remisión de penas temporales, otorgadas por el papa o los obispos para cualquier persona que realizase una obra meritoria, tales como la visita de un monasterio recientemente consagrado o dádivas a los pobres.

Buscaba suavizar las penitencias que eran muy severas para ciertos pecados, como vestir pieles de animales durante largos años (para los apóstatas) y hasta la expulsión de la comunidad.

Existe una clara distinción entre la absolución (reservada a Dios) y la indulgencia, que permite la reconciliación con la Iglesia. Es decir, se ha conseguido la absolución mediante la confesión, ahora hay que pagar una pena, no como las de hoy que francamente son muy suaves, en aquella época eran en cambio demasiado severas y la iglesia busco maneras de suavizar el corazón del hombre acercandolo de paso al Amor de Dios.

Tienen indulgencia plenaria, si se cumplen las condiciones requeridas las siguientes oraciones y actos:

– “A tí, oh Dios, te alabamos…” (Te Deum): 1 de enero y en la Solemnidad de Pentecostés.

– “Adorad postrados…” (Tantum ergo): Jueves Santo después de la Misa en Coena Domini y en la acción litúrgica del Corpus Christi.

– “Jesús dulcísimo…” (Acto de reparación): rezado públicamente el día del Sagrado Corazón.

– “Miradme, oh mi amado y buen Jesús…”: Los viernes de Cuaresma.

– “Ven Espíritu Creador…” (Veni Creator): rezado públicamente el 1 de enero y en la solemnidad de Pentecostés.

– Rezar el Vía Crucis: ante las estaciones, pasando de una a otra por lo menos quien lo dirige, meditando las escenas si se desea, con alguna oración vocal.

– Rezo del Santo Rosario: rezándolo en una iglesia, en un oratorio, en familia, o en comunidad. Es suficiente con rezar sólo cinco de los veinte misterios, con la meditación de los misterios que se rezan.

– Adoración al Santísimo durante al menos media hora.

– Adoración de la Cruz: en la acción litúrgica del Viernes Santo.

– Realizar Ejercicios Espirituales o retiros similares, al menos de tres días de duración.

– Recibir la Bendición Papa Urbi el Orbi, también es válida por radio o televisión.

– Asistir al rito con que se clausura un Congreso Eucarístico.

– Al sacerdote que celebra los 25, 50, 60 años como aniversario de su ordenación, es extensiva a quienes le acompañen en la Santa Misa.

– Lectura de la Sagrada Escritura: al menos media hora.

– Visitar la iglesia parroquial en la fiesta titular.

– Recibir la bendición apostólica en peligro de muerte inminente. En el caso de que no haya sacerdote, la Iglesia concede esta misma indulgencia con tal que se haya rezado habitualmente algunas oraciones (se suplen las tres condiciones habituales para ganar la indulgencia plenaria).

– Asistir a la predicación de algunos sermones, participando en la clausura de una Santa Misión.

– Visitar una iglesia u oratorio el día de su santo Fundador, rezando un Padrenuestro y un credo.

– Visitar las Basílicas Patriarcales o Mayores de Roma el día de la fiesta titular, en cualquier día de precepto o en día cualquiera del año elegido por el mismo fiel: ha de rezarse el Padrenuestro y el Credo.

– Visitar una iglesia u oratorio el día de Todos los difuntos (o con consentimiento del obispo, el domingo anterior o el posterior). Esta indulgencia sólo es aplicable a las almas del purgatorio.

– Visitar una iglesia o altar en el día de su dedicación, rezando un Padrenuestro y un Credo.

– Usar el día de los Santos Pedro y Pablo (29 de junio) algún objeto piadoso bendecido por el Papa o un obispo, rezando un Credo.

– Al nuevo sacerdote en su Primera Misa Solemne, y a quienes asistan a ella.

– Renovación de las promesas del bautismo: en la Vigilia pascual o en el aniversario del bautismo.

– Visitar la iglesia en que se celebra el Sínodo diocesano mientras éste dura, rezando el Padrenuestro y el Credo.

– Visitar las iglesias estacionales en su día propio, asistiendo a las funciones de la mañana o de la tarde.

– Al fiel que hace la Primera Comunión, y a quienes le acompañan.

– Visita al cementerio en los primeros ochos días del mes de noviembre, orando (basta mentalmente) por los fieles difuntos.

– En la visita pastoral, pueden beneficiarse de la indulgencia una vez si se asiste a una función sagrada presidida por el visitador.

+Se concede indulgencia plenaria, aplicable sólo a las almas del purgatorio, a los fieles cristianos que, el día en que se celebra la Conmemoración de todos los Fieles Difuntos, visiten piadosamente una iglesia u oratorio

+Se concede indulgencia plenaria, aplicable sólo a las almas del purgatorio, a los fieles cristianos que visiten piadosamente un cementerio (aunque sea mentalmente) y que oren por los difuntos.

Para ganar una indulgencia plenaria, además de querer evitar cualquier pecado mortal o venial, hace falta cumplir tres condiciones:

Confesión sacramental

Comunión Eucarística y

Oración por las intenciones del Papa.

Rezar la coronilla de San Miguel arcangel gana indulgencia plenaria en las fiestas de la Aparición de San Miguel Arcángel (8 de Mayo); de su Dedicación (29 de Septiembre); y de los Santos Ángeles Custodios (2 de Octubre).

El cristiano que quiere purificarse de su pecado y santificarse con ayuda de la gracia de Dios no se encuentra solo. ‘La vida de cada uno de los hijos de Dios está ligada de una manera admirable, en Cristo y por Cristo, con la vida de todos los otros hermanos cristianos, en la unidad sobrenatural del Cuerpo místico de Cristo, como en una persona mística’

‘En la comunión de los santos, por consiguiente, ‘existe entre los fieles -tanto entre quienes ya son bienaventurados como entre los que expían en el purgatorio o los que peregrinan todavía en la tierra- un constante vínculo de amor, un abundante intercambio de todos los bienes’ en este intercambio admirable, la santidad de uno aprovecha a los otros, más allá del daño que el pecado de uno pudo causar a los demás. Así, el recurso a la comunión de los santos permite al pecador contrito estar antes y más eficazmente purificado de las penas del pecado’

Bendición Medalla de San Benito

Bendición de la medalla de San Benito

(deber ser por hecha por un sacerdote)

Exorcismo de la medalla

-Nuestra ayuda nos viene del Señor
-Que hizo el cielo y la tierra.
Te ordeno, espíritu del mal, que abandones esta medalla, en el nombre de Dios Padre Omnipotente, que hizo el cielo y la tierra, el mar y todo lo que en ellos se contiene.
Que desaparezcan y se alejen de esta medalla toda la fuerza del adversario, todo el poder del diablo, todos los ataques e ilusiones de satanás, a fin de que todos los que la usaren gocen de la salud de alma y cuerpo.
En el nombre del Padre Omnipotente y de su Hijo, nuestro Señor, y del Espíritu Santo Paráclito, y por la caridad de Jesucristo, que ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos y al mundo por el fuego.

Bendición

-Señor, escucha mi oración
-Y llegue a tí mi clamor

Oremos:
Dios omnipotente, dador de todos los bienes, te suplicamos humildemente que por la intercesión de nuestro Padre San Benito, infundas tu bendición sobre esta sagrada medalla, a fin de que quien la lleve, dedicándose a las buenas obras, merezca conseguir la salud del alma y del cuerpo, la gracia de la santificación, y todas la indulgencias que se nos otorgan, y que por la ayuda de tu misericordia se esfuerce en evitar la acechanzas y engaños del diablo, y merezca aparecer santo y limpio en tu presencia.

Te lo pedimos por Cristo, nuestro Señor.
Amén

El Crucifijo con medalla de San Benito

El Crucifijo de la Buena Muerte y la Medalla de San Benito han sido reconocidos por la Iglesia como una ayuda para el cristiano en la hora de tentación, peligro, mal, principalmente en la hora de la muerte. Le ha dado al Crucifijo con la medalla Indulgencia Plenaria.
La indulgencia plenaria de la Cruz de la Buena Muerte, quien realmente crea en la santa Cruz, no será apartado de El, ganará indulgencia plenaria en la hora de la muerte. Si este se confiesa, recibe la Comunión o por lo menos con el arrepentimiento previo de sus pecados, llamando el Santo nombre de Jesús con devoción y aceptando resignadamente la muerte como venida de las manos de Dios. Para la indulgencia no basta la Cruz, debe representarse a Cristo crucificado. Esta cruz también ayuda a los enfermos para unir nuestros sufrimientos a los de Nuestro Salvador.

*La imagen de San Benito sosteniendo una cruz en la mano derecha y la Santa Regla en la izquierda, en el anverso de la medalla las imágenes de una copa y un cuervo y sobre éstas, inscriptas las palabras: “Crux Sancti Patris Benedicti” (Cruz del Santo Padre Benito). Es la imagen original de la medalla de san benito pero sosteniendo un pergamino con la oración cuyo acróstico se pasó para el reverso de la medalla por razones practicas.

Alrededor del borde de la medalla, la leyenda “Ejus in obitu nro praesentia muniamus” (Deseamos a nuestra muerte ser fortificados por Su presencia ).

Al reverso de la misma, una cruz con las letras iniciales de las palabras: “Crux Sacra Sit Mihi Lux” (La Cruz Santa es mi Luz), escritas descendiendo y en linea perpendicular. Las letras iniciales de las palabras, “Non Draco Sit Mihi Dux” (No permitas al dragón ser mi guia), en linea horizontal. Y las letras iniciales de “Crux Sancti Patris Benedicti” en los ángulos de la cruz. Alrededor del borde, las letras iniciales en dos hileras : “Vade Retro Satana, Nunquam Suade Mihi Vana – Sunt Mala Quae Libas, Ipse Venena Bibas” (Fuera, Satanás, no me sugieras tus vanidades – en las cosas que ofreces esta el mal, bebete tu propio veneno). En el ápice de la cruz, habitualmente, se halla la palabra Pax (paz) o el monograma I H S (Jesus).

La medalla descrita, es la conocida medalla del jubileo que se emitió primeramente en 1.880, para conmemorar el decimocuarto centenario del nacimiento de San Benito.

Nótese que a pesar de tener 1.500 años, la medalla fue concebida para estos tiempos neopaganos, donde se es pagano por elección no por ignorancia, es decir se 0bra a conciencia el mal. La medalla está en circulación en su forma actual hace unos 130 años pero su difusión ha sido en los últimos 60 años,

Durante un juicio por brujeria en Natternberg, cerca de la Abadia de Metten en Bavaria, en el año 1647, las mujeres acusadas testificaron que ellas no tenían poder sobre Metten, porque estaba bajo la protección de la cruz. En la indagación, varias cruces pintadas, rodeadas por las letras que se encuentran ahora en las medallas Benedictinas, fueron halladas en las paredes de la abadía, pero su significado había sido olvidado.
Finalmente, en un manuscrito antiguo, escrito en 1415, se encontró una imagen que representa a San Benito con una vara terminando en cruz, en una mano y un pergamino, en la otra. Costó interpretar el texto por lo que se prohibió su uso hasta que, en 1742 Benedicto XIV aprobó el uso de la Medalla-Cruz de San Benito.

En la vara y el pergamino están escritas las palabras completas y las misteriosas letras, eran sus iniciales. Medallas que llevan la imagen de San Benito, una cruz, y estas letras empezaron a lanzarse, entonces, en Alemania  y pronto a través de toda Europa.

Su uso es corriente por parte del clero y principalmente por exorcistas debido a su probada eficacia contra el maligno.

Debe ser exorcizada con esta oración especial por un sacerdote y se recomienda su uso combinado con el crucifijo y otros sacramentales como la sal exorcizada, el aceite y el agua benditas.

La iglesia la recomienda en estos casos.

1. Para destruir la brujería y todas las demás influencias y obsesiones diabólicas; 2. Para impartir protección a las personas tentadas, engañadas, o atormentadas por espíritus malignos; 3. Para obtener la conversión de los pecadores en la Iglesia Católica, especialmente cuando se encuentran en peligro de muerte; 4. Para servir como una armadura contra la tentación; 5. Para destruir los efectos del veneno; 6. Para asegurar un parto oportuno y saludable para los niños; 7. Para brindar protección contra las tormentas y los rayos; 8. Para servir como un remedio eficaz para dolencias corporales y un medio de protección contra las enfermedades contagiosas.

 

http://infocatolica.com/blog/historiaiglesia.php/0910291159-el-bombardeo-que-destruyo-la

Psiquiatría y posesión diabólica

 

Están aumentando los casos de posesión diabólica y trance.
La psiquiatria los trata e identifica pero se necesita ayuda espiritual para liberarlos.
En algunos países, la denominada magia negra, el vudú y la nueva era, alcanzan el estatus de religión.

Asociado a todo este mundo de magia y espiritismo, la población mundial vive en un “renacimiento” de las prácticas satánicas y paganas,los suicidios y la “enfermedad” de la tristeza vienen haciendo estragos en la sociedad, algo que no se veía desde antes de Cristo.

En la literatura médica podemos encontrar hasta 24 enfermedades asociadas. Los síndromes de Otelo, Cotard, Ekbom, la folie a deux, etc, son los nombres que la psiquiatría da a a estos casos, son posesos a quienes hay que tratar y lo único que sirve es un Exorcismo.

Recientemente un catedrático de Madrid tuvo la siguiente experiencia.
Prof. Dr. Aquilino Polaino-Lorente
Catedrático de Psicopatología de la Universidad Complutense de Madrid España.

“Un adulto ya anciano, que residía en un país centroeuropeo, con un alto nivel sociocultural, a los 53 años de edad, abandonó todo (su familia, su profesión, su país) para marcharse con una prestigiosa bailarina de ballet, a la que le llevaba casi treinta años. Dos décadas después regresó a su país empobrecido y deteriorado y con manifestaciones que supuestamente permitían calificarle como un enfermo psiquiátrico.
La exploración psicopatológica puso de manifiesto en esta persona un perfil sintomático compatible con el diagnóstico de trastorno de inestabilidad emocional de la personalidad.”

Como no presentaba mejora, por solicitud de la familia se le sometió a sesiones de exorcismo.

“En favor de la brevedad aquí exigida, me ocupare de sólo dos de las manifestaciones que presencié en esta persona durante una sesión. La primera de ellas consistió en que, sin haber tenido ningún contacto a lo largo de su vida con el arameo ni con ninguna otra persona que lo hablase, era capaz de comprender y hablar esta lengua, cuando “estaba en trance”, durante la sesión de exorcismo. En esas circunstancias, esta persona sabía discernir el significado de las preguntas que se le hacían y de las afirmaciones que en esa misma lengua oía.
Cuando esas afirmaciones tenían un contenido religioso o se le mandaba con cierto imperio, en nombre de Dios, que alabara a Dios o besara un crucifijo, respondía con palabras blasfemas a las que seguía un comportamiento radicalmente agresivo y, desde luego, hasta lesivo para las tres personas que le acompañaban. Por el contrario, cuando el exorcista le hablaba en esa misma lengua aramea de otros temas no religiosos cuyo contenido era más bien indiferente o neutro, el supuesto paciente no respondía en absoluto, sino que guardaba silencio y adoptaba el comportamiento normal que en él era el habitual.
La otra manifestación observada consistía en que era capaz de predecir, sin ningún error, si en el lugar en el que estábamos había o no algún objeto que tuviera alguna connotación religiosa o cristiana (un crucifijo, un rosario, etc.). Las circunstancias en que acontecía esta segunda manifestación aseguraban la imposibilidad de que esta persona se percatara de la presencia o ausencia de tales objetos, puesto que estaba echado sobre una camilla, con los ojos continuamente cerrados y las personas salían y entraban de la habitación sin hacer ningún ruido, llevando o no los objetos referidos en sus bolsillos, sin que ninguna de las personas allí presentes fueran capaces de detectarlos.

Posteriormente fui informado que el paciente pidió la ayuda al demonio, a los 53 años, para conseguir su fin de “enamorar y marcharse con la bailarina”, a cambio de lo cual juró servirle de por vida.

Otro caso excepcional lo he estudiado en fecha reciente. Se trataba de una joven, estudiante universitaria, que venía padeciendo de dolores incurables, a pesar de haber visitado a varios especialistas, con malestar generalizado, fracaso en los estudios, imposibilidad de concentrarse, y que se comportaba de forma muy extraña en sesiones de exorcismo.
También en este caso fui consultado a fin de emitir un informe acerca de las manifestaciones que justamente se presentaban en ella en el transcurso de las sesiones de exorcismo. Sólo mencionaré un hecho pues entiendo que no disponemos de más tiempo.
En el curso de la sesión que fui invitado a presenciar, además de otras muchas manifestaciones de evidente oposición en todo lo que se refiriese a la piedad y al culto divino, opté por tratar de explorar si era sensible, en ese estado, a la recepción comprensiva de una lengua que, según me constaba, en absoluto conocía.
En esas circunstancias, me atreví a ordenarle que repitiese ciertas frases, en alemán, relativas al culto a Dios. Sus respuestas no se hicieron de esperar, si no que, de forma súbita, arqueaba todo su cuerpo en disposición de ataque, profería insultos y hacía gestos de una violencia incontenible, de la que forzosamente tuve que apartarme a fin de no ser fatalmente alcanzado por ella.
En cambio, cuando en esa misma lengua alemana, le formulaba preguntas de contenido no religioso o sobre temas irrelevantes, jamás se produjo en ella ninguna respuesta.
En opinión de la madre de esta chica,una compañera blasfema le hizo un maleficio.
La entrevista que mantuve con la supuesta paciente, fuera del contexto de la sesión de exorcismo, no me permitió en este caso, tras un afinado y extenso diálogo exploratorio, llegar a conclusión alguna respecto de la identificación, apresamiento y comprobación de signos, señales o síntomas de naturaleza psicopatológica.”