Papa Francisco “ya piensa como nosotros”

CATHOLICVS-Dando-la-Sagrada-Comunion-Papa-Benedicto-XVI-y-neocatecumenales

El papa Francisco, deja tres mensajes contundentes en Brasil:

1) Salir de las parroquias a la calle, contra el clericalismo, “hacer lío” en las diócesis.
2) Llamado de atención a una sociedad que ataca a “los dos extremos” de su cuerpo, los jóvenes y los ancianos.
3) y el llamado a “no licuar” la fe, a vivirla en su integridad y no convertir la iglesia en una ONG.

Coherente con sus postulados de antes de ser Papa, que Kiko Arguello pondera para el camino neocatecumenal de esta manera;

“Dio un Mensaje a los sacerdotes Mons. Bergoglio, antes de ser papa (dice Kiko):

“Les he dicho a mis sacerdotes: Haced todo aquello que creáis que tenéis que hacer en vuestro ministerio, pero tenéis que saber que tenéis que aceptar vuestra responsabilidad, y después tenéis que abrir las puertas. Nuestros sociólogos nos dicen que la influencia de una parroquia es de seiscientos metros a su alrededor. En Buenos Aires hay casi dos mil metros entre una parroquia y otra. Les he dicho entonces a los sacerdotes: Si podéis, salid de la parroquia, alquilad un garaje y, si encuentran a algún laico disponible, dispuestos a dar catequesis, que vaya. Que esté un poco con esa gente, haga un poco de catequesis y que hagan un grupo con aquella gente. Y después, si se forma un grupo, que los laicos les den la comunión. Y un párroco me dijo: «Pero padre, si hacemos esto la gente deja de venir a la iglesia, irá a estos garajes». Le contesté, “¿Pero por qué dices eso? ¿Es que ahora vienen a Misa? Yo me refiero a los que no vienen”. “No”, me dijo. ¡Entonces! Hay que salir de nosotros mismos, hay que salir también del recinto de las propias convicciones consideradas inalienables”.

La misa de su elección Papal es un gesto muy importante el que ha dado el Papa Francisco, celebrar en un altar móvil en la Capilla Sextina y no en el altar preconciliar, adosado a la pared, donde se celebraría la Misa de espaldas al Pueblo. Y ha salido en todos los periódicos: ¡Vuelve el altar del Concilio!, salió en primera página, ¡Retorna el Concilio! Y esto ha sido una gran alegría para nosotros, hermanos.

“Viene este Papa y ya piensa como nosotros”.

En la ciudad de Los Ángeles —me dijo Giuseppe Genarini dice Kiko arguello—, nos iban a echar de cincuenta parroquias. O íbamos a celebrar la Misa el domingo por la mañana, todos juntos, a la iglesia, o fuera. Bueno, pues antes de ayer, después de este Papa, ha salido un documento que dice que se permite a las comunidades neocatecumenales celebrar la Eucaristía en las salas.

Primer fruto de este Papa, primer fruto. Claro, el Papa dice: ¡Hacéis la Misa de esta forma porque queréis ayudar a los jóvenes, queréis ayudar, hay que ayudar a la gente, hay que ayudarla! No es el hombre para la Misa, es la Misa para el hombre.

Es Cristo el que se entrega primero, es él el que nos ama primero. Nadie pensaba ya como posible Papa en este cardenal de Buenos Aires, Bergoglio, que va a revolucionar la Iglesia, con el Camino, ha sido un pastor, lo ha ayudado siempre. Ha presidido las eucaristías como lo hacemos nosotros y ha estado contentísimo.
Porque antes del Concilio Vaticano II, la Iglesia se comprendía como si fuera una pirámide, donde arriba estaba el Papa, los cardenales, los obispos, los párrocos, los religiosos, las religiosas… Y en la base estaba el Pueblo de Dios. el concilio dio la vuelta a la pirámide y puso arriba el Pueblo de Dios.

Los laicos arriba y el Papa abajo.
Ha sido una revolución el Concilio Vaticano II para un sentido de Iglesia que había antes —que también ha habido muchos santos antes—, pero era una iglesia muy clericalizada…

Me dijo el Papa Francisco: “¡Qué lío has formado! —es la primera palabra que me ha dicho el Papa. ¡Pero hay que seguir con este lío!”

http://www.periodistadigital.com/religion/espana/2013/04/09/kiko-arguello-kikos-camino-neocatecumenales-iglesia-religion-papa-francisco-vaticano.shtml

ANTICLERICALES

Panteon

Los padres de la revolución francesa y pensadores afines, están enterrados en el “panteón” (templo a los Dioses, del griego Πάνθειον “todos los dioses” o el conjunto de dioses de una mitología politeísta).

Una de las razones principales de la revolución Francesa fue que Luis XVI no promulgó la ley de divorcio que le exigían, “el divorcio, para el hombre rico, es el derecho de adulterio comprado con dinero; para la mujer rica, es la prostitución privilegiada… lo defienden quienes reivindican el privilegio de la ignominia”, decían algunos panfletos de la época sin embargo con la revolución fue legalizado. Aubry, Protestation contre l’établissement du divorce (Paris).

Luis XVI fue advertido por su obispo del pecado cometido contra Dios, que pidió la consagración de Francia al sagrado corazon, cuando quizo hacerla se lo impidió la guillotina justo en el centenario de la aparición.

La que iba a ser la iglesia de Sainte Geneviève, una iglesia católica, fue confiscada por la revolución francesa y es en donde se colgó el péndulo de Foucault, para demostrar que la tierra se mueve ya que su movimiento consigue demostrar la rotación de la Tierra, debido a su gran altura, este péndulo describe un movimiento sin mas ayuda que la inercia del planeta en su órbita,esto convirtió la iglesia en una especie de templo anticlerical
Allí están enterrados los “panteonistas”:

Léon Gambetta, presidente anticlerical de Francia, “Debemos librar el combate de la ciencia contra el oscurantismo,”El clericalismo”, he ahí el enemigo”

Voltaire, considera a la Iglesia, un obstáculo para el progreso en el mundo,acusando al Cristianismo de ser la raíz de todo fanatismo.

Rousseau, Tuvo 5 hijos con una mujer analfabeta a quien convenció para regalarlos una vez iban naciendo, ¿Contribuyen las artes y las ciencias a corromper al individuo?, sí responde , Rousseau, denomina «la religión del hombre» a su ideal, “sin templos, sin altares, sin ritos, limitada al culto puramente interior del Dios supremo”, que puede ser uno mismo.

Victor Hugo, autor del jorobado de Notre Dame,cuyo anticlericalismo llega a resultar obsesivo en el relato: todos los personajes eclesiásticos están corrompidos, son borrachos, pérfidos, sensuales; jamás se contempla la catedral como un edificio religioso, sino como un monumento histórico‑artístico; se repite el cliché estereotipado de la leyenda negra de los tribunales eclesiásticos, con torturas, etc. Sonaba con el triunfo de la ciencia sobre la religión, sin entender que las ciencias las hizo Dios,

Marie Curie, Atea y anticlerical, su espanto al dolor la llevo a abandonar el cristianismo, no bautiza a sus hijas, ni les da una educación religiosa. Ni siquiera les enseña urbanidad, “ya de adultas aprenderán a decir buenos días si les provoca”.

http://geocentrismo.blogspot.com/2013/04/pendulo-de-foucault-mas-bien-prueba-de.html

Revolución Femenina proletaria – Engels

Salmo 70

Friedrich Engels, quien al final de su vida no podía valerse por si mismo ni siquiera para vestirse y no lograba hablar ya que tenia un tumor en la garganta, no podía comer sino líquidos, tenia cáncer de esófago con metástasis en laringe y los 2 últimos meses de su vida no pudo dormir, confesó a las hijas de Marx en su lecho de muerte, escribiendo en una pizarra, que Frederick Demuth era hijo de Karl Marx con la sirvienta Helene Demuth no se sabe si por violación y que él había adoptado el niño para ocultar este hecho: este hombre que nunca se caso pero si tuvo amantes, fue co-autor del libro materialista “La sagrada familia”. En su libro “El origen de la familia”, “relata” la historia de la mujer.
La aparición de la propiedad privada convierte al hombre en propietario de la mujer,dice. En la familia patriarcal fundada sobre la propiedad privada, la mujer se ve explotada y oprimida por el hombre, sostiene. El proletariado y las mujeres se convierten, así, en dos clases oprimidas . La liberación de la mujer pasa, pues, por la destrucción de la familia, para ser “liberada” del yugo marital y la liberación del proletariado por la destrucción de los medios de producción.

Este es el camino que siguieron los sindicatos en el mundo y por eso esta quebrado Detroit y con ella todo occidente, para poner un ejemplo, mientras que el comunista chino produce todos los días más, sin permitirle al “proletario” revirar.

Es exactamente lo que ha hecho la mujer en occidente, mata a sus hijos a capricho y termina así mismo, su vinculo conyugal, llevando al borde del fin, la sociedad occidental, en 50 años el Europeo ya no existirá mas que como una minoría. Lo mismo pasará con el norteamericano.

Mientras tanto los Rusos -quienes fueron los seguidores originales de Engels, hasta que se despobló el País por sus tesis- les pagan a sus mujeres 10.000 euros para que formen familia y tengan hijos.

Santa Brígida Patrona Europa

SANTA BRÍGIDA DE SUECIA

Palabras del Creador, en presencia de la Corte Celestial y de su esposa, en las que se queja de los cinco hombres que representan al papa y a sus clérigos, los laicos corruptos, los judíos y los paganos. También sobre la ayuda enviada a sus amigos, que representan a toda la humanidad y sobre la dura condena de sus enemigos.

Libro 1, Capítulo 41

Yo soy el Creador de todas las cosas. Nací del Padre antes de que existiera Lucifer. Existo inseparablemente en el Padre y el Padre en mí y hay un Espíritu en ambos. Por consiguiente, hay un Dios: Padre, Hijo y Espíritu Santo, y no tres dioses. Yo soy el que le hizo la promesa de la herencia eterna a Abraham y conduje a mi pueblo fuera de Egipto a través de Moisés. Yo soy el que habló a través de los profetas. El padre me puso en el vientre de la Virgen, sin separarse de mí, permaneciendo conmigo inseparablemente para que la humanidad, que ha abandonado a Dios, pueda retornar a Dios a través de mi amor.

Ahora, sin embargo, en vuestra presencia, Corte Celestial, pese a que veis y sabéis todo de mi, por el bien del conocimiento y la instrucción de esta desposada mía, que no puede percibir lo espiritual sino es por medio de lo físico, yo declaro mi pesar ante vosotros en relación de los cinco hombres aquí presentes, por ser ellos ofensivos para mí de muchas maneras.

De la misma forma que yo, en una ocasión, incluí a todo el pueblo israelita en el nombre de Israel en la Ley, ahora mediante estos cinco hombres me refiero a todos en el mundo. El primer hombre representa al líder de la Iglesia y sus sacerdotes; el segundo, a los laicos corruptos, el tercero a los judíos, el cuarto a los paganos y el quinto a mis amigos. En lo que a ti respecta, judío, he hecho una excepción con todos los judíos que son cristianos en secreto y que me sirven en caridad sincera, conforme a la fe y en sus trabajos perfectos en secreto. En relación a ti, pagano, he hecho una excepción con todos aquellos que con gusto caminarían por la senda de mis mandamientos si tan solo supieran cómo y si fueran instruidos, los que tratan de poner en práctica todo lo que pueden y de lo que son capaces. Éstos, no serán de ninguna manera sentenciados con vosotros.

Ahora declaro mi disgusto contigo, cabeza de mi Iglesia, tú que te sientas en mi asiento. Le concedí este asiento a Pedro y a sus sucesores para que se sentaran con una triple dignidad y autoridad: primero, para que pudieran tener el poder de atar y desatar a las almas del pecado; segundo, para que pudieran abrirle el Cielo a los penitentes; tercero, para que cerraran el Cielo a los condenados y a aquellos que me desprecian. Pero tú, que deberías estar absolviendo almas y presentándomelas, eres realmente un asesino de almas. Designé a Pedro como el pastor y el sirviente de mis ovejas, pero tú las disipas y las hieres, eres peor que Lucifer.

Primer hombre

Él tenía envidia de mí y no persiguió matar a nadie más que a mí, de forma que pudiera él gobernar en mi lugar. Pero tú eres lo peor en que, no sólo me matas al apartarme de ti por tu mal trabajo sino que, también, matas a las almas debido a tu mal ejemplo. Yo redimí almas con mi sangre y te las encomendé como a un amigo fiable. Pero tú se las devuelves al enemigo del que yo las redimí. Eres más injusto que Pilatos. Él tan sólo me condenó a muerte. Pero tú no sólo me condenas como si yo fuese un pobre hombre indigno, sino que también condenas a las almas de mis elegidos y dejas libres a los culpables. Mereces menos misericordia que Judas. Él tan solo me vendió. Pero tú, no solo me vendes a mí, sino que también vendes a las almas de mis elegidos en base a tu propio provecho y vana reputación. Tú eres más abominable que los judíos. Ellos tan sólo crucificaron mi cuerpo, pero tú crucificaste y castigaste a las almas de mis elegidos para quienes tu maldad y trasgresión son más afiladas que una espada.

Así, puesto que eres como Lucifer, más injusto que Pilatos, menos digno de misericordia que Judas y más abominable que los judíos, mi enfado contigo está justificado.

2º Hombre: Laico corrupto

El Señor dijo al segundo hombre, es decir, al que representa a los laicos: “Yo creé todas las cosas para tu uso. Tú me diste tu consentimiento a mí y Yo a ti. Tú me prometiste tu fe y me juraste que me servirías. Ahora, sin embargo, te has apartado de mí como alguien que no conoce a Dios. Te refieres a mis palabras como mentiras y a mis trabajos como carentes de sentido. Tú dices que mi voluntad y mis mandamientos son muy duros. Has violado la fe que prometiste. Has roto tu juramento y has abandonado mi Nombre.

Te has disociado a ti mismo de la compañía de mis santos y te has integrado en la compañía de los demonios, haciéndote socio suyo. Tú no crees que ninguno merezca alabanza y honor salvo tú mismo. Consideras difícil todo lo que tiene que ver conmigo y lo que estás obligado a hacer por mí, mientras que las cosas que te gusta hacer son fáciles para ti. Es por esto que mi enfado contigo está justificado, porque tú has quebrado la fe que me prometiste en el bautismo y en adelante. Encima, me acusas de mentir sobre el amor que te he mostrado de palabra y de hecho. Dices que yo era un loco por sufrir”.

Tercer hombre: Judío

Al tercer hombre, es decir al representante de los judíos, le dijo: “Yo comencé mi amoroso idilio contigo. Te elegí como mi pueblo, te libré de la esclavitud, te di Mi Ley, te conduje hasta la Tierra que les había prometido a tus padres y te envié profetas que te consolaran. Después, elegí una Virgen de entre vosotros y tomé de ella naturaleza humana. Mi disgusto contigo es que aún rehúsas creer en mí, diciendo: “Cristo no ha venido todavía sino que tiene que venir”.

4º Hombre: Pagano

El Señor dijo al cuarto hombre, es decir a los paganos: “Yo te creé y te redimí para que fueras cristiano. Hice contigo todo el bien. Pero tú eres como alguien que está fuera de sus sentidos, porque no sabes lo que haces. Eres como un ciego, porque no sabes hacia dónde te diriges. Adoras a las criaturas en lugar de al Creador, a la falsedad en lugar de a la verdad. Te arrodillas ante las cosas que son inferiores a ti. Esta es la causa de mi disgusto en relación a ti”.

5º Hombre: Amigo de Cristo

Al quinto hombre le dijo: “¡Acércate más, amigo!.” Y se dirigió directamente a la Corte Celestial: “Queridos amigos, este amigo mío representa a mis muchos amigos. Él es como un hombre cercado entre los corruptos y mantenido en un duro cautiverio. Cuando dice la verdad le arrojan piedras en la boca. Cuando hace algo bueno, le clavan una lanza en el pecho. ¡Ay, mis amigos y santos!. ¿Cómo puedo soportar a esas personas y cuánto tiempo me mantendré con semejante desprecio?.”

San Juan Bautista respondió:

“Eres como un espejo inmaculado. Vemos y sabemos todas las cosas en ti como en un espejo, sin necesidad de palabras. Eres la dulzura incomparable en la que saboreamos todo lo bueno. Eres como la más afilada de las espadas y un Juez justo”.

El Señor le respondió:

“Amigo mío, lo que has dicho es cierto. Mis elegidos ven toda la bondad y justicia en mí. Aún los espíritus diabólicos lo hacen, aunque no en la luz sino en su propia conciencia. Como un hombre en prisión, que se aprendió las letras y aún las conoce cuando se encuentra en la oscuridad y no las ve, los demonios, pese a que no ven mi justicia a la luz de mi claridad, aún así, conocen y ven en su conciencia. Yo soy como una espada que corta en dos. Le doy a cada persona lo que él o ella merecen.

Entonces, el Señor agregó, hablando al Bienaventurado Pedro:

“Tú eres el fundador de la fe y de mi Iglesia. Mientras lo escucha mi Ejército, ¡declara la sentencia de estos cinco hombres!.”

Pedro contestó:

“¡Gloria y honor para Ti, Señor, por el amor que has demostrado a la tierra! ¡Que toda tu Corte te bendiga, porque Tú nos haces ver y saber en Ti todo lo que es y lo que será!. Vemos y sabemos todo en Ti.

Es verdaderamente justo que el primer hombre, el que se sienta en tu asiento mientras que realiza los hechos de Lucifer, vergonzosamente deba renunciar a ese asiento en el que presumió sentarse y compartir el castigo de Lucifer.

La sentencia del segundo hombre es que aquél que haya abandonado la fe debe descender al infierno con la cabeza abajo y los pies arriba, por haberte despreciado a Ti, que deberías ser su cabeza y por haberse amado a sí mismo.

La sentencia del tercero es que no verá Tu rostro y será condenado por su perversidad y avaricia, puesto que los que no creen no merecen contemplar la visión de Ti.

La sentencia del cuarto es que debería ser encerrado y confinado en la oscuridad, como un hombre fuera de sus sentidos.

La sentencia del quinto es que deberá serle enviada ayuda.

Cuando el Señor oyó esto, respondió:

“Prometo por Dios, el Padre, cuya voz oyó Juan el Bautista en el Jordán, que haré justicia a éstos cinco.”

Después, el Señor continuó, diciendo al primero de los cinco hombres:

“La espada de mi severidad atravesará tu cuerpo, entrando desde lo alto de tu cabeza y penetrando tan profunda y firmemente que nunca podrá ser sacada. Tu asiento se hundirá como una piedra pesada y no cesará hasta que alcance la parte más baja de las profundidades. Tus dedos, es decir, tus consejeros, arderán en un fuego sulfuroso e inextinguible.

Tus brazos, es decir, tus vicarios, que debieran de haber conseguido el beneficio de las almas, pero que en su lugar consiguieron provechos mundanos y honores, serán sentenciados al castigo del que habla David: ‘Que sus hijos queden huérfanos y su mujer viuda, que los extraños le arrebaten su propiedad’. ¿Qué significa ‘su mujer’ sino el alma que ha sido separada de la gloria del Cielo y que quedará viuda de Dios?. ‘Sus hijos’, es decir, las virtudes que aparentaron poseer y mi gente sencilla, aquellos que se les sometieron, serán apartados de ellos. Su rango y propiedad caerá en manos de otros, y ellos heredarán la eterna vergüenza en lugar de su rango privilegiado.

Sus mitras se hundirán en el barro del infierno y ellos mismos nunca se levantarán de él. Por ello, lo mismo que el honor y el orgullo que alcanzaron sobre otros aquí en la tierra, se hundirán en el infierno tan profundamente, más que los demás, que les será imposible levantarse. Sus extremidades, o sea, todos los sacerdotes aduladores que les secunden, serán separados de ellos y aislados, igual que una pared que se derrumba, en la que no quedará piedra sobre piedra y el cemento ya no se adherirá a las piedras. La misericordia nunca les llegará, porque mi amor nunca les calentará ni les repondrá en la eterna Mansión Celestial. En su lugar, despojados de todo bien, serán eternamente atormentados junto a sus líderes.

Al segundo hombre, Laico corrupto  Yo le digo:

 

Dado que tú no quieres mantenerte en la fe que me prometiste ni manifestar amor hacia mí, te enviaré un animal que procederá del torrente impetuoso para devorarte. Y, lo mismo que un torrente siempre corre hacia abajo, así el animal te llevará a las partes más bajas del infierno. Tan imposible como es para ti viajar corriente arriba contra un torrente impetuoso, igual de difícil será para ti ascender desde el infierno.

Al tercer hombre, judío le digo:

‘Ya que tú, judío, no quieres creer que Yo ya he venido, por ello, cuando vuelva para el segundo juicio, no me verás en mi gloria sino en tu conciencia, y comprobarás que todo lo que te dije era verdad. Entonces ahí quedará que seas castigado como mereces’.

Al cuarto hombre, Pagano le digo:

‘Como no te has ocupado de creer ni has querido saber, tu propia oscuridad será tu luz y tu corazón será iluminado para que comprendas que mis juicios son verdaderos pero, sin embargo, tú no alcanzarás la luz’.

Al quinto hombre, Amigo de Cristo le digo:

‘Haré tres cosas por ti.

  • Primero, te llenaré internamente de mi calor.
  • Segundo, haré que tu boca sea más fuerte y más firme que cualquier piedra, de modo que las piedras que te arrojen serán rebotadas.
  • Tercero, te armaré con mis armas, de forma que ninguna lanza te dañará sino que todo cederá ante ti como la cera frente al fuego.

Por tanto, ¡hazte fuerte y resiste como un hombre! Como un soldado que, en la guerra, espera la ayuda de su Señor y lucha mientras le quedan fluidos de vida, así también tú, ¡mantente firme y lucha! El Señor, tu Dios, aquél a quien nadie puede resistir, te ayudará. Y, como ustedes son pocos en número, les daré honor y los convertiré en muchos.

Miren, amigos míos, ven estas cosas y las reconocen en Mí y, por ello, se mantienen ante mí’.

Las palabras que ahora he pronunciado se cumplirán.

Aquellos hombres nunca entrarán en mi Reino mientras yo sea el Rey, a menos que enmienden sus caminos.

Porque el Cielo no será sino para aquellos que se humillan a sí mismos y hacen penitencia”.

Entonces, toda la corte respondió:

“¡Gloria a Ti, Señor Dios, que no tienes principio ni fin!.”

Profeta Daniel y La Virgen Maria

 

Daniel leon

La profecía de Daniel 2:34-35, sobre la piedra que destruyó al ídolo de los pies de barro, es una metáfora de la Encarnación del Mesías.
La “piedra” es Cristo y el que haya sido “no cortada por mano humana” se refiere al nacimiento virginal, siendo la Virgen María, la “montaña no cortada”, sus predicciones sobre guerras apocalípticas y la sucesión de los Imperios lo hicieron un favorito de los predicadores de la Parusía, en especial a la hora de calcular la fecha de tal evento. http://es.wikipedia.org/wiki/Daniel_(profeta)
Las 70 semanas de Daniel 9,24 dadas por el arcángel Gabriel, como los 7 días de la Semana de Dios, parecen anunciar una fecha cercana, como fin de los tiempos o fin del Mal, usa una analogía con el uso del termino “un tiempo, tiempos y medio tiempo” 7,25. al anunciar los tres años y medio de la tribulación, antes de la parusia.

Así seria la cuenta, desde la salida de babilonia, “siete semanas para el retorno de babilonia y reconstrucción de Jerusalén, hasta la venida de Jesús, el mesías.

Sesenta y dos semanas para re edificar “plaza y foso, en la angustia de los tiempos”.

Sera muerto un ungido sin culpa. El principio del fin. (Secreto de Fatima?)

A la mitad de la ultima semana sera suspendido el sacrificio,la abominacion desoladora, hasta que la ruina venga sobre el devastador”. Daniel:9,27.

Esas son las 70 semanas.

La destrucción del templo (devastado por Tito durante el gobierno del emperador Vespasiano en el año 70) como símbolo del fin del pacto del Antiguo Testamento, fue profetizada por Jesús. Quien dice en Mat 24:32 “Aprended la parábola de la higuera. Cuando sus ramos están tiernos y brotan las hojas, conocéis que el estío se acerca; así vosotros también, cuando veáis todo esto, entended que está próximo, a las puertas. En verdad os digo que no pasará esta generación antes que todo esto suceda”.

La generación de la higuera, que vera los tiempos del fin, cuando se restablezca Israel y “broten las hojas” -en 1948 volvió a existir como estado- el fin del tiempo estará cerca.

«Inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, la luna no dará su resplandor, las estrellas caerán del cielo, y las fuerzas de los cielos serán sacudidas.Entonces aparecerá en el cielo la señal del Hijo del hombre; y entonces se golpearán el pecho todas las razas de la tierra y verán al Hijo del hombre venir sobre las nubes del cielo con gran poder y gloria.El enviará a sus ángeles con sonora trompeta, y reunirán de los cuatro vientos a sus elegidos, desde un extremo de los cielos hasta el otro. Mat 24:29

 

Maria Magdalena

angelico Santa Maria Magdalena

San Gregorio Magno, Papa.

Lo que da fuerza a las buenas obras es la perseverancia en ellas, tal como afirma la voz de aquel que es la Verdad en persona: El que persevere hasta el final se salvará.

Primero lo buscó, sin encontrarlo; perseveró luego en la búsqueda, y así fue como lo encontró; con la dilación, iba aumentando su deseo, y este deseo aumentado le valió hallar lo que buscaba. Los santos deseos, en efecto, aumentan con la dilación. Si la dilación los enfría, es porque no son o no eran verdaderos deseos. Todo aquel que ha sido capaz de llegar a la verdad es porque ha sentido la fuerza de este amor. Por esto dice David: Mi alma tiene sed de Dios vivo: ¿cuándo entraré a ver el rostro de Dios? Idénticos sentimientos expresa la Iglesia cuando dice, en el Cantar de los cantares: Estoy enferma de amor; y también: Mi alma se derrite.

Mujer, ¿por qué lloras?, ¿a quién buscas? Se le pregunta la causa de su dolor con la finalidad de aumentar su deseo, ya que, al recordarle a quién busca, se enciende con más fuerza el fuego de su amor.

Jesús le dice: «¡María!» Después de haberla llamado con el nombre genérico de «mujer», sin haber sido reconocido, la llama ahora por su nombre propio. Es como si le dijera:

«Reconoce a aquel que te reconoce a ti. Yo te conozco, no de un modo genérico, como a los demás, sino en especial».

María, al sentirse llamada por su nombre, reconoce al que lo ha pronunciado, y, al momento, lo llama: «Rabboni», es decir: «Maestro», ya que el mismo a quien ella buscaba exteriormente era el que interiormente la instruía para que lo buscase.