Escudo San Miguel

 

Miguel Espada Flameante 1 metro

San Miguel Arcángel, príncipe de la milicias celestiales, vencedor del dragón infernal, te suplico que coloques una cadena de ángeles de Dios al rededor mío y  de mi familia, que el enemigo no pueda verme, ni tocarme ni hacerme ningún daño material ni espiritual.

Aparta de mí todo espíritu de ruina, de miseria, de pobreza, de escasez, de odio, de envidia, de orgullo, de desesperanza, de incomprensión, de deudas, de vicio, de enfermedad, de angustia de desesperación de todo mal de todo peligro.

Por el poder que Dios te ha conferido San Miguel Arcángel, te suplico que arrojes al infierno a Satanás y a todos los demás espíritus que vagan por el mundo para la perdición de las almas.

San Miguel Arcángel, cúbreme con tu capa, protégeme con tus alas, ilumíname con tu luz y defiéndeme con tu espada.

Amén!

Compasión o Vergüenza?

 

Cristiano Necesitado

Compasión o Vergüenza?

La verguenza es una sensación de conocimiento consciente de deshonor, desgracia, o condenación.

La vergüenza es una parte muy importante de la pureza, el recato, la modestia, la honestidad, el pudor, el decoro, la honradez, la decencia, la dignidad, la humildad.
Si no se inculcó desde la niñez la virtud de la vergüenza, difícilmente podrán inculcarse otras virtudes, adormilando la conciencia, que estará tan endurecida, que todas las cosas parecerán normales, y aceptables si son en beneficio propio.

Los hijos no deberían avergonzarse de sus padres o los padres de los hijos o de otros familiares porque tengan diferentes situaciones económicas, culturales, sociales o físicas.
Si los hijos tienen comportamientos, vicios o formas de vestir escandalosas etc, estos han sido parte de la tolerancia que los padres han tenido y son corresponsables.
En los casos en que la vergüenza de los hijos provenga de la mala vida llevada voluntariamente por los padres, los hijos deberán tener compasión de sus progenitores, pero no vergüenza ni rechazo, los hijos que ven a los padres colarse en la fila o portarse mal familiar o públicamente, hablando mal de otras personas o grupos sociales, o que sirven de escándalo para la familia y para la sociedad, seguramente no percibirán en sus mentes la vergüenza como falta, o el pecado cometido como grave, de allí provienen ataduras intergeneracionales como alcoholismo, adulterio etc.”hay del que escandalice a estos pequeños, mas le valdría no haber nacido”, dice el señor.

En el antiguo testamento se habla de maldiciones que duran 7 generaciones, en una sociedad que recitaba el nombre de sus ancestros al ingresar en la mayoría de edad, es entendible que se sintiera vergüenza ajena por el publico pecador.

En el imperio griego o romano que eran paganos y no había el concepto del pecado, estas vergüenzas ancestrales no se conocían, salvo en casos que fueran contra la supervivencia del estado en cuyo caso existía el destierro y por el contrario el nombre y memorias del ignominioso eran borrados, cosa que también practicaban los egipcios.

Mas recientemente se sometia al publico escarnio al contraventor como lo explica foucault en el panoptico, donde se desfiguraba al acusado o se le aplicaba una pena de muerte publica y humillante, este fue el caso de Cristo, que sufrió una muerte que era considerada maldición, la crucifixión, la gran diferencia es que en El no hay culpa y muere por las culpas de sus verdugos, los hombres.

Con El debe morir el pecado, con El nace el perdón, con Su muerte se borran nuestros pecados pasados, con el bautismo los intergeneracionales y con la confesión los actuales, si y solo si, nos arrepentimos y reparamos el daño causado y si no es posible a quien le fue causado, entonces al prójimo, nuestro hermano que necesita apoyo y conocimiento para liberarse del pecado, que lo lleva a la vergüenza que lo ata y lo lleva nuevamente al pecado, cada pecado es un demonio del tentador que se quiere robar el alma.
“Sed perfectos como el padre es perfecto”, dice el señor y nos deja los sacramentos que son lo único que nos permite lograr la perfección. Reconciliación perfecta y perdón perfecto.
El perdón de Dios.

Aquello de que Dios cobra los pecados en los hijos hasta la 7 generación ha sido abolido por un sacramento tan poderoso (el Bautismo) que es un exorcismo, nadie puede acusarte de los pecados de tus padres y si tu vida ha sido perfecta o no, para purificarla tienes los sacramentos; son los paganos los que no perdonan, Dios no se cansa de perdonar a quien pide perdón, es el pecador el que se cansa de pedir perdón y es el maligno el que no te deja perdonar y perdonarte.
Es por el escándalo de perdonar que matan a Jesús, “Que es mas fácil? Decir te perdono, o decir levántate y anda”?Mc 2,10
Perdonaba a publicanos y pecadores y los hacia sus amigos.
Esto destrozó al sanedrin que no quiso aceptar al Mesías “y a partir de entonces buscaron como matarle” Mc 3,6

Benedicto XVI perdonó a los judíos por el asesinato de Jesús, el 10 de marzo de 2011 en su libro “Jesus de Nazaret”, el concilio de 1965 había ratificado el Deicidio por parte del pueblo Judío,”Nostra Aetate” dice,”no puede ser imputado ni indistintamente a “todos” los judíos que entonces vivían, ni a los judíos de hoy”.

Nos demoramos 2.011 años para que quien tiene el poder de “atar en la tierra y desatar en el cielo”, diera el perdón, esto es señal de que estamos en el fin de los tiempos,todas las profecías se han cumplido la higuera ha echado sus brotes, solo falta que se “conviertan y crean en el Evangelio”.

“Habiendo estado en Jerusalén por Pascua, muchos creyeron en su nombre, contemplando los milagros que hacía; mas Jesús no se fiaba de ellos porque los conocía a todos” Jn. 2, 23-24 “Tenéis como padre al Diablo, y queréis hacer los deseos de vuestro padre. Él es homicida desde el principio y no se mantuvo en la Verdad, porque la Verdad no estaba en él. Cuando habla la mentira, habla de lo suyo propio, porque es mentiroso y padre de la mentira” Jn. 8. 44“Y respondiendo “todo” el pueblo dijo: ‘Caiga su sangre sobre nosotros y sobre nuestros hijos’ ” Mt. 27, 25

Corredentora

asuncion

 

ASUNCION DE LA VIRGEN AL CIELO FIESTA DE LA DIVINA VOLUNTAD

 

Vol. 2.  Agosto 15, 1899 (59)/

…Después de esto me he sentido salir fuera de mí misma en la bóveda de los cielos, junto con mi amante Jesús.  Parecía que todo estaba en fiesta, Cielo, Tierra y Purgatorio, todos estaban inundados de un nuevo gozo y júbilo.  Muchas almas salían del Purgatorio y como fulguraciones llegaban al Cielo para asistir a la fiesta de nuestra Reina Mamá. 

 

También yo me ponía en medio de aquella multitud inmensa de gente, es decir, ángeles, santos y almas del Purgatorio que ocupaban aquel Nuevo Cielo, que era tan inmenso, que el nuestro, el que vemos comparado con aquel me parecía un pequeño agujero, mucho más que tenía la obediencia del Confesor. 

 

Pero mientras hacía por mirar no veía otra cosa que un Sol luminosísimo que esparcía rayos que me penetraban toda, de lado a lado, y me volvían como un cristal, tanto que se descubrían muy bien los pequeños defectos y la infinita distancia que hay entre el Creador y la criatura; tanto más que aquellos rayos, cada uno tenía su marca:  Uno delineaba la santidad de Dios, otro la pureza, otro la potencia, otro la sabiduría y todas las otras virtudes y atributos de Dios; así que el alma viendo su nada, sus miserias y su pobreza, se sentía aniquilada y en vez de mirar, se postraba con la cara en la tierra ante aquel Sol Eterno, ante el Cual no hay ninguno que pueda estar frente a El.

 

Lo más era que para ver la fiesta de nuestra Mamá Reina que se debía mirar desde dentro de aquel Sol, tanto parecía inmersa en Dios la Virgen Santísima, que mirando desde otros puntos no se veía nada.  Ahora, mientras me encontraba en estas condiciones de aniquilamiento ante el Sol Divino, y la Mamá Reina tenía en sus brazos el Niñito, Jesús me ha dicho:

 

“Nuestra Mamá está en el Cielo, te doy a ti el oficio de hacerme de  mamá en la tierra, y como mi Vida está sujeta continuamente a los desprecios, a la pobreza, a las penas, a los abandonos de los hombres, y mi Madre estando en la tierra fue mi fiel compañera en todas estas penas, y no sólo eso, sino buscaba aliviarme en todo, por cuanto podían sus fuerzas, así también tú, haciéndome de madre me harás fiel compañía en todas mis penas, sufriendo tú en vez de Mí por cuanto puedas, y donde no puedas buscarás darme al menos un consuelo. Debes saber que te quiero toda atenta y ocupada en Mí.  Seré celoso aun de tu respiro si no lo haces por Mí, y cuando vea que no estás toda atenta para contentarme, no te daré ni paz ni reposo.”

 

….Después, viéndolo aliviado, he comenzado a acariciarlo y a besarlo y le he dicho: “Mi solo y único tesoro, ni siquiera me has dejado ver la fiesta de nuestra Reina Madre, ni escuchar los primeros cánticos que le cantaron los ángeles y los santos en el ingreso que hizo en el Paraíso.”  Y Jesús: 

 

“El primer canto que hicieron a mi Mamá fue el Ave María, porque en el Ave María están las alabanzas más bellas, los honores más grandes, y se le renueva el gozo que tuvo al ser hecha Madre de Dios, por eso recitémosla juntos para honrarla, y cuando tú vengas al Paraíso te la haré encontrar como si la hubieras dicho junto con los ángeles aquella primera vez en el Cielo.”

 

Y así hemos recitado la primera parte del Ave María juntos. ¡Oh, cómo era tierno y conmovedor saludar a nuestra Mamá Santísima junto con su amado Hijo!  Cada palabra que El decía, llevaba una luz inmensa en la cual se comprendían muchas cosas sobre la Virgen Santísima, ¿pero quién puede decirlas todas?  Mucho más por mi incapacidad, por eso las paso en silencio.

 

Vol. 18  Agosto 15, 1925  (2)/

…Después de esto me he puesto a pensar en la fiesta de mi Celestial Mamá Asunta al Cielo, y mi dulce Jesús con un acento tierno y conmovedor ha agregado:

 

“Hija mía, el verdadero nombre de esta fiesta debería ser: “La fiesta de la Divina Voluntad.”  Fue la voluntad humana la que cerró el Cielo, que destrozó los vínculos con su Creador, la que hizo salir todas las miserias, el dolor y que puso término a las fiestas que la criatura debía gozar en el Cielo. 

 

Ahora, esta criatura, Reina de todos, con hacer siempre y en todo la Voluntad del Eterno, es más, se puede decir que su vida fue sólo la Voluntad Divina, abrió el Cielo, se vinculó con el Eterno e hizo volver las fiestas en el Cielo con la criatura.

 

Cada acto que hacía en la Voluntad Suprema era una fiesta que iniciaba en el Cielo, eran soles que formaba como ornamentos de estas fiestas, eran músicas que enviaba para alegrar la Jerusalén Celestial, así que la verdadera causa de esta fiesta es la Voluntad Eterna obrante y cumplida en mi Mamá Celestial, que obró tales prodigios en Ella, que dejó estupefactos a Cielos y tierra, encadenó al Eterno con los vínculos indisolubles de amor, raptó al Verbo Eterno hasta su Seno; los mismos ángeles, raptados, repetían entre ellos: 

 

“¿De donde tanta gloria, tanto honor, tanta grandeza y tantos prodigios jamás vistos, en esta excelsa Criatura?  No obstante es del exilio que viene.”  Y atónitos reconocían la Voluntad de su Creador como vida y obrante en Ella y estremeciéndose decían: 

 

“¡Santa, santa, santa, honor y gloria a la Voluntad de nuestro Soberano Señor y gloria y Tres veces Santa Aquella que ha hecho obrar a esta Suprema Voluntad!” 

 

Así que es mi Voluntad en la que más que todo fue y es festejada en el día de la Asunción al Cielo; fue mi Voluntad únicamente la que hizo ascender tan alto a mi Madre Santísima y la que la distinguió entre todas las criaturas; todo lo demás habría sido nada si no hubiera poseído el prodigio de mi Querer. 

 

Fue mi Voluntad que le dio la fecundidad Divina y la hizo Madre del Verbo, fue mi Voluntad la que le hizo ver y abrazar a todas las criaturas juntas, haciéndose Madre de todas y amando a todas con un amor de maternidad divina, y haciéndola Reina de todos la hacía imperar y dominar. 

 

En aquel día mi Voluntad recibió los primeros honores, la gloria y el fruto abundante de su labor en la Creación y comenzó su fiesta que jamás interrumpe por la glorificación de su obrar en mi amada Madre; y si bien el Cielo fue abierto por Mí y muchos santos estaban ya en posesión de la Patria Celestial cuando la Reina Celestial fue asunta al Cielo, sin embargo la causa primaria era precisamente Ella, que había cumplido en todo la Suprema Voluntad, y por eso se esperó a Aquella que tanto la había honrado y contenía el verdadero prodigio de la Santísima Voluntad para hacer la primera fiesta al Supremo Querer. 

 

¡Oh, cómo todo el Cielo glorificaba, bendecía, alababa a la Eterna Voluntad, cuando veía a esta sublime Reina entrar en el Empíreo, en medio de la Corte Celestial, toda envuelta en el Sol eterno del Querer Supremo!  La veían toda adornada por la Potencia del Fiat Supremo, no había habido en Ella ni siquiera un latido que no tuviera impreso en él este Fiat, y atónitos la miraban y le decían: 

 

“Asciende, asciende más arriba, es justo que Aquella que tanto ha honrado al Fiat Supremo y que por medio suyo nos encontramos en la Patria Celestial, tenga el trono más alto y que sea nuestra Reina.”  Y el más grande honor que recibió mi Mamá, fue el ver glorificada la Divina Voluntad.”

 

Vol. 24  Agosto 15,1928  T (35)

…Después de esto estaba pensando y acompañando a la Soberana Reina cuando fue Asunta al Cielo y mi dulce Jesús, moviéndose en mi interior, como ensalzando a su Madre Celestial me ha dicho: 

“Hija mía, la gloria de la Madre del cielo es insuperable, ningún otro de las regiones celestes posee mares de gracia, de luz, mares de belleza y de santidad, mares de potencia, de ciencia y amor; y mucho más estos mares los posee en el mar interminable de su Creador.  Los otros moradores de la Patria bendita, a lo más poseen quién los pequeños riachuelos, quién los goteos, quién las fuentecitas; solo Ella es la única, porque fue la única que hizo vida en el Fiat Divino.  Nunca tuvo lugar en Ella el querer humano, su vida fue toda de Voluntad Divina, y en virtud de Ella concentró en sí todas las criaturas concibiéndolas en su materno Corazón y bilocando a su Hijo Jesús tantas veces para darlo a cada criatura que había concebido en su Corazón virgen.  Por eso su maternidad está extendida a todos, todos pueden darse el alardeo y decir: “La Madre de Jesús y Madre mía es esta Madre tan dulce, amable, amorosa; nos da a cada uno a su Hijo dilecto como garantía de su amor materno”.  Solo mi Voluntad podía darle esta virtud de concebir a todas las criaturas como hijos suyos y de multiplicar tantas veces a su Jesús por cuantos hijos tenía. 

 

Ahora en el cielo la alteza de la Madre Soberana, poseyendo sus mares, no hace otra cosa que levantar olas altísimas de luz, de santidad, de amor, etc, y las descarga sobre el trono del Ente Supremo, el cual para no hacerse vencer del amor de Ella, por debajo de los mares de la Virgen Reina, que como Él tiene su mar más extenso, más profundo, forma olas más altas y las vierte sobre Ella y Ella prepara las otras y Dios las otras, de modo que todo el cielo queda alegrado de estas olas de luz, de bellezas, de amor y similares, tanto que todos toman parte y gozan.  Y viendo que ellos, esto es los beatos, no pueden formar estas olas por que no poseen mares, entienden que si su Madre y Reina  todo lo posee es porque formó su vida y santidad en la Voluntad Divina.  Así que los santos en la Virgen, conocen lo que significa santidad de Querer Divino en la criatura y por eso suspiran que otras criaturas porten estos mares a la Patria Celestial, para ver formar olas encantadoras y de mayor goce para ellos. 

 

La tierra no conoce aún la santidad en mi Voluntad y por eso amo tanto hacerla conocer, pero en el cielo se nota bien, porque está la Reina Soberana, que solo al verla se hacereveladora de la santidad de mi Fiat.  Así que Ella en virtud de Él fue portento en la tierra de gracias para sí y para toda la familia humana y es portento de gloria en la Patria Celestial, ninguna otra criatura se puede decir es parecida a Ella. 

 

Vol.  28  Agosto 15, 1930 T (22)

Estaba pensando en mi Madre Celestial en el acto cuando fue Asunta al Cielo, y ofrecía mis pequeños actos hechos en el Fiat Divino para darle mis homenajes, mis alabanzas, en su honor y gloria.  Pero mientras esto hacía mi dulce Jesús me ha dicho:     

 

“Hija mía, la gloria, la grandeza, la potencia de mi Madre Celestial en nuestra Patria es insuperable, ¿y sabes por qué? Su vida en la tierra fue hecha dentro de nuestro Sol Divino, no salió nunca de dentro de la habitación de su Creador, no conoció otra cosa que nuestra sola Voluntad, no amó otra cosa que nuestros intereses, no pidió otra cosa que nuestra gloria. Se puede decir que formó el sol de su vida en el Sol de su Creador.  Así que quien la quiera encontrar en la celestial morada, debe venir en nuestro Sol donde la Soberana Reina, habiendo formado su sol, expande sus rayos maternos a favorde todos y resplandece de tal belleza que extasía todo el Cielo, sintiéndose todos doblemente felices por tener una Madre tan santa y una Reina tan gloriosa y potente.  La Virgen es la primera hija y única que posee a su Creador y es sola la que tiene hecha vida en el Sol del Ente Supremo, y que habiendo sacado su vida de este Sol Eterno, no es maravilla que vívida de luz que había formado su sol fulgidísimo alegrara toda la Corte Celestial. 

 

Es propiamente esto lo que significa vivir en mi Divina Voluntad, vivir de luz y formar su vida en nuestro mismo Sol.  Era esta la finalidad de la creación, tener las criaturas creadas por nosotros, nuestros amados hijos, en nuestra misma morada,alimentarla con nuestros mismas comidas, vestirlos con vestimentas reales, y hacerlos disfrutar de nuestros mismos bienes.  ¿Qué padre y madre terrena piensa poner fuera de sus moradas al parto de sus entrañas, sus queridos hijos y de no dar su herencia a los propios hijos?  Creo que ninguno, es más, cuántos sacrificios no hacen para volver ricos y felices a los propios hijos.  Si esto le pasa a un padre terreno y a una madre, mucho más el Padre Celestial quería y amaba que sus hijos permanecieran en su morada, para tenerlos en torno a sí, para felicitarse con esos y tenerlos como corona de sus manos creadoras.  Pero el hombre ingrato abandonó nuestra habitación, rehusó nuestros bienes y se contentó de ir vagabundo viviendo en las tinieblas de su voluntad humana.” 

Oraciones Perdon y Liberación, Desataduras

Tiepolo

Oración de fundirse con Jesús

 

Me fundo en ti Jesús y en tu Voluntad

Ven Jesús:

a pensar en mi mente

a mirar en mis ojos

a respirar en mis respiros

a escuchar en mis oídos

a hablar en mi boca

a circular en mi sangre

a moverte en mis movimientos

a palpitar en mi corazón

a amar y a perdonar en mi

a obrar en mis manos

a caminar en mis pies.

 

Oración para revestirse con Jesús

 

Ciño mi cabeza con tus espinas Jesús,

Impregno mis ojos con tus lágrimas,

Impregno mi lengua con tu tribulación,

Revisto mi alma con tu sangre,

Me adorno con tus llagas,

Traspaso mis manos y mis pies con tus clavos, y como otro Cristo me presento ante tu Divina Majestad

 

Oración de perdón con el rosario

 

Se pone a la persona que se va a perdonar en el Corazón de la Virgen.

En cada decena:

Jesús tu primera palabra en la Cruz fue: “Padre perdónalos porque no saben lo que hacen” y a través de estas palabras nos diste el poder de perdonar, poder que yo recibo y hago mío.

En cada pepita del rosario:

En Virtud de tu perdón yo perdono a: _____________ Por:_______________

Y en virtud de tu Divina Voluntad yo desato:

el miedo y/o el poder que le di a esta persona sobre mí.

Por la conquista:

En Virtud de Tu perdón yo perdono a: ________________ Por: Conquistarme.

Y en virtud de tu Divina Voluntad yo desato:

(el miedo) y el poder que le di a esta persona de conquistarme.

Y en virtud de la Divina Voluntad desato el poder que yo le di al espíritu de conquista sobre mí.”

Es posible aunque no en todos los casos es igual, que a medida que se vayan haciendo estos ejercicios, se perciba una sensación en el cuerpo, si la sensación es mala (incita al pecado) hay que rechazarla. “Que el Señor te reprenda.” Jud 1:9, vete, libérame, desátame, deslígame”.

 

Sanar de los vicios

Para liberarnos de un vicio, primero debemos recurrir al sacramento de la confesión, confesar el vicio o tendencia a un pecado y conjuntamente hacer este ejercicio.

AL MOMENTO QUE EL SACERDOTE PRONUNCIA LA ABSOLUCION DECIMOS A JESÚS: “ACEPTO TU PERDON”

“En virtud de la Divina Voluntad yo desato el poder que le di a espíritu de: (Vicio) sobre mí. Le ordeno que no me moleste más y que me deje en la paz de Dios”. “Que el Señor te reprenda.”

Vicios:

·      Ira (rabia, cólera, odio, resentimiento, rencor irritabilidad, furia, violencia, coraje, venganza, etc.);

·      Soberbia (orgullo, amor propio, jactancia, petulancia, vanidad, pedantería, presunción,  prepotencia, arrogancia, vanagloria, obstinación, impertinencia, altives insolencia, impureza, incredulidad, juicio propio, dureza de juicio, juicio propio, libertad, desobediencia, etc.)

·      Envidia (rivalidad, celos, emulación, murmuración, calumnia, etc.)

·      Codicia (gana, avidez, voracidad, avaricia, etc.)

·      Pereza (ociosidad, vagancia, flojera, desaplicación, comodidad, desorden, desidia, tibieza, frialdad, desaliento, debilidad, fragilidad, etc.)

·      Gula  (glotonería, desenfreno, voracidad, debilidad, etc.)

·      Lujuria (sensualidad, etc.)

Otros

·      Invasión (irrupción, allanamiento, conquista,violación, etc.)

·      Mentira, burla, Malicia, hipocresía, falsedad, fingimiento, exageración, precipitación, imprudencia, adulación, doblez, engaño, bajeza, susceptibilidad, imaginación viciada, ligereza, curiosidad, frivolidad, superficialidad, perfidia, vileza, escándalo, premeditación, dureza, turbación, perturbación, inquietud, duda, escrúpulos, cobardía, fastidio, cansancio, condescendencia, vacilación, indecisión, superficialidad, fragilidad, inconstancia, infidelidad, ingratitud, Imprecaución, indiscreción.

Ahora en caso de que se conozca que el vicio es adquirido por la acción de una persona. Ej.: El padre que abusa de su autoridad y su hijo se vuelve rebelde y desobediente. Entonces el hijo debe perdonar a su padre por el abuso de autoridad, el hijo debe confesarse de la rebeldía o desobediencia y hacer el ejercicio desatando al espíritu de desobediencia.

“En virtud de tu perdón, yo perdono a: (mi papá) por (el abuso de autoridad sobre mi)

Y en virtud de la Divina Voluntad desato el poder que yo le di al (vicio de rebeldía) sobre mi y le ordeno que no me moleste más y me deje en la Paz de Dios.”

Si se trata de quitar un vicio, un pecado capital, o un espíritu transgeneracional transmitido, es necesario primero perdonar a la persona o personas que han sido la causa o han inducido a la persona directa o indirectamente al pecado o al vicio, o a los antepasados si es transgeneracional.

El ESPÍRITU TRANSGENERACIONAL:

“En virtud de tu perdón, yo perdono a mis antepasados por haberme transmitido transgeneracionalmente el espíritu de (ej. Ruina y fracaso)

“En virtud de la Divina Voluntad desato el poder que yo le he dado al (espíritu transgeneracional: ej. de ruina y fracaso, de suciedad, etc.) y le ordeno que no me moleste más y me deje en la Paz de Dios” “Que el Señor te reprenda.”

ENFERMEDAD TRANSGENERACIONAL:

“En virtud de tu perdón, yo perdono a mis antepasados por haberme transmitido intergeneracionalmente la enfermedad de (ej. la diabetes)

Y en virtud de la Divina Voluntad desato el poder que yo le he dado a esta enfermedad (ej. La diabetes) y le ordeno que no me moleste más y me deje en la Paz de Dios. “Que el Señor te reprenda.”

Algunos ejemplos de herencias intergeneracionales:

Espíritu de:

·         Adivinación

·         Consulta muertos

·         Muerte: suicidios, muertes violentas

·         Juego (ludópatas)

·         Gula: anorexia, bulimia

·         Lujuria: incitan a la lujuria, pornografía

·         Adicciones: alcoholismo

·         Ruina y fracaso

·         Suciedad

·         Etc.

ROSARIO A DIOS PADRE

cristo y padre

ROSARIO A  DIOS PADRE

 

1.- En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Dios mío ven en mi ayuda, Señor, date prisa en socorrerme. Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

 

2.- Pidamos perdón a la Santísima Trinidad por nuestros pecados, por las ofensas que le hemos hecho, por nuestras miserias; por las de nuestra familia, y las del mundo entero, y digamos:

 

¡ Padre Nuestro, Padre mío,

Tú eres verdaderamente mi gran Dios!

 

3.- Primer Misterio: Meditemos El esplendor del Amor del Padre en la Obra de la creación: “Vio Dios que era bueno cuanto había hecho.” (Gen 1,31).

 

 

4.- Después de cada Misterio:

  • Un: “Padre Nuestro”.
  • Diez veces: “Padre, se nuestro Padre, ahora y siempre”.
  • Un: “Gloria al Padre…”.
  • Una jaculatoria: “¡Padre nuestro, Padre mío, Tu eres verdaderamente mi Gran Dios!”

5.- Segundo Misterio: Meditamos la inmensa Misericordia del Padre en la Obra de la Redención: “Tanto amó el Padre al mundo que le dio a su Hijo único.”(1Jn.3,16). (repetir número 4)

 

6.- Tercer Misterio: Meditemos la magnificencia del Padre quien después de haber creado libre al hombre, en su designio de Amor sigue respetando su libertad, a pesar de que la use mal. María acogió la Voluntad del Padre como la máxima realización de la Libertad. Unidos a la Virgen decimos: “He aquí la esclava del Señor, hágase en mí según su Palabra” (Lc. 1,38) (repetir número 4).

 

7.-Cuarto Misterio: Meditemos el triunfo del Amor del Padre cuando acogemos su voluntad: “Este es mi Hijo amado, escúchenlo…A cuantos lo recibieron, les dio el poder de volverse hijos de Dios” (Mt. 17,5; Jn 1,12; 1Jn. 3,)(repetir número 4).

 

8.- Quinto Misterio: Meditemos la Victoria del Padre en el sufrimiento de la vida, en el sufrimiento del perdón, en el sufrimiento de la muerte. “Si estamos unidos a Cristo en el sufrimiento de esta vida, resucitaremos junto con El. En efecto los sufrimientos  de ahora no tienen comparación con la Gloria futura que nos espera: “Yo les preparo un Reino como el Padre lo preparó para Mí” (Rom 6,5 ss; 8,18; Lc. 22,29). (repetir número 4).

 

Que es la vida? Para que vivir?

 

sonrisa Dios
Esta eterna pregunta pagana no tiene respuesta desde el “mundo y la carne”.
Pero desde la perspectiva de Dios es tan simple y ha sido claramente explicada por Jesús en el padrenuestro con una naturalidad que solo Dios tiene.

▪Fuiste creado porque Dios te ama. En el padrenuestro repetimos “venga a Nos Tu Reino” si permites que tu súplica haga nido en ti, serás repatriado al Reino de Dios por tus obras.

▪Tu eres de la familia de Dios. “No me habéis vosotros elegido” dice Dios, hemos sido elegidos como hermanos de Jesús E Hijos de Dios y de la santísima virgen, “he ahí a tu madre” dice Jesús desde la cruz, “Mis hermanos son los que hacen la voluntad de Mi Padre”

▪ Fuiste creado para imitar a cristo, “el que me quiera que tome su cruz y me siga”
“Sed santos como el padre es santo”, es un llamado reiterativo, “haced esto en conmemoración Mía” Dios quiere que volvamos a casa y nos enseña el camino.

▪ Haz sido formado para servir a Dios, toda tu vida Dios ha estado presente dirigiendo tus pasos, -otros los has dado tu solo-, Dios no escoge a los preparados, El prepara a los escogidos y tu eres uno de ellos si “Haces su voluntad” y aceptas sus designios, El te da el pan bajado del cielo y cada día el alimento físico para que logres el objetivo.

▪ Tienes una Misión como católico, como hijo de Dios, “id al mundo y anunciad el evangelio” toda tu vida ha sido la preparación para la obra que debes realizar por el reino de Dios, estamos aquí para demostrar que nos merecemos el cielo, los santos, los mártires, las vírgenes, y el mismo Jesús son tu guía en el camino, los ángeles te apoyan, somos la iglesia peregrina, combatiente y estamos llamados al triunfo. Hoy Dios te llama a “ser santo” perdona, de la misma forma quieres ser perdonado, y El no te dejará caer en tentación, recuerda que si lo aceptas en tu corazón “muy pronto estarás conmigo en el paraíso”.

Puede ser considerado Heroe”

syrian-church-desecrator

Los tres focos de la persecución anticristiana hoy: islamismo, comunismo, nacionalismo radical

Recientemente, en la mesa redonda “La libertad religiosa en un mundo globalizado” se puso de manifiesto que la persecución religiosa y el martirio es una realidad actual en todas partes del mundo. La mesa redonda ha recogido las ponencias de expertos y testigos de esta realidad.

Soha Abboud, nacida en El Cairo y doctora en Estudios Islámicos, afirmó que “los fundamentalistas están haciendo un daño enorme a los cristianos: si alguien mata a un cristiano puede llegar a ser considerado héroe”. La mesa redonda ha recogido las ponencias de expertos y testigos de esta realidad en el mundo islámico –de la mano de Soha Abboud,– en Asia –a través del testimonio de un diácono chino de la Iglesia perseguida- y en Europa –con la intervención de Daniel Arasa, escritor de “Cristianos, entre la persecución y el mobbing”. La tarde ha culminado con los testimonios de misioneros que han sufrido en primera persona la persecución y el martirio de sus compañeros.

“Tres de cada cuatro personas perseguidas son cristianas”, ha afirmado Javier Menéndez Ros, director de Ayuda a la Iglesia Necesitada, moderador de la mesa. Tras reivindicar que cada mártir tiene un nombre y un apellido, Menéndez Ros ha destacado tres focos de persecución actual: el islamismo, el comunismo y el nacionalismo radical. Comenzando por el Islam, Soha Abboud, nacida en El Cairo y profesora titular de la Complutense de Madrid, ha explicado que con la conquista musulmana del siglo VII, los cristianos pasaron a ser un pueblo de segundo rango. Aun con picos de violencia, en general no ha habido hasta ahora persecución directa: un cristiano no puede acceder a un puesto en la administración, y solo se puede dedicar a las profesiones liberales. La profesora ha mostrado su preocupación por el radicalismo, al que ha denominado “cáncer” del islam. “Los fundamentalistas están haciendo un daño enorme a los cristianos, si alguien mata a un cristiano puede llegar a ser considerado héroe”

http://www.primeroscristianos.com/index.php/iglesia-perseguida/item/1276-si-alguien-mata-a-un-cristiano-puede-llegar-a-ser-considerado-heroe

 

Rosario Padre Celestial

trinidad

En el nombre del padre, del Hijo y del Espíritu Santo.
Amén.
Oh Dios ven en mi ayuda, apresúrate Señor a socorrerme.
Gloria al Padre, el Hijo y al Espíritu Santo…

Primer misterio:
Contemplemos el triunfo del Padre en el jardín del Edén, cuando después del pecado de Adán y Eva promete la venida del Salvador.
Ave maría. 10 Padre Nuestro. Gloria al Padre…
Padre Mío, Padre Bueno a ti me ofrezco, a ti me doy.
Ángel del Señor que eres mi custodio, puesto que la providencia soberana me encomendó a Ti, ilumíname, guárdame, rígeme y gobiérname, en éste día. Amén.

Segundo misterio:
Contemplemos el triunfo del Padre en el momento del “Si” de María durante la anunciación.
Ave maría. 10 Padre Nuestro. Gloria al Padre…
Padre Mío, Padre Bueno a ti me ofrezco, a ti me doy.
Ángel del Señor que eres mi custodio, puesto que la providencia soberana me encomendó a Ti, ilumíname, guárdame, rígeme y gobiérname, en éste día. Amén

Tercer misterio:
Contemplemos el triunfo del Padre en el huerto del Getsemaní cuando da todo su poder al Hijo.
Ave maría. 10 Padre Nuestro. Gloria al Padre…
Padre Mío, Padre Bueno a ti me ofrezco, a ti me doy.
Ángel del Señor que eres mi custodio, puesto que la providencia soberana me encomendó a Ti, ilumíname, guárdame, rígeme y gobiérname, en éste día. Amén

Cuarto misterio:
Contemplemos el triunfo del Padre en el momento de
cada juicio particular.
Ave maría. 10 Padre Nuestros. Gloria al Padre…
Padre Mío, Padre Bueno a ti me ofrezco, a ti me doy.
Ángel del Señor que eres mi custodio, puesto que la providencia soberana me encomendó a Ti, ilumíname, guárdame, rígeme y gobiérname, en éste día. Amén

Quinto Misterio:
Contemplemos el triunfo del Padre en el momento del
juicio universal.
Ave maría. 10 Padre Nuestros. Gloria al Padre…
Padre Mío, Padre Bueno a ti me ofrezco, a ti me doy, Ángel del Señor que eres mi custodio, puesto que la providencia soberana me encomendó a Ti, ilumíname, guárdame, rígeme y gobiérname, en éste día. Amén