El Templo del Espíritu Santo

Templo espíritu santo

Huesos áridos, oíd las palabras del Señor:
Esto dice el Señor Dios a esos huesos: He aquí que yo infundiré en vosotros el espíritu, y viviréis; y pondré sobre vosotros nervios, y haré que crezcan carnes sobre vosotros, y las cubriré de piel, y os daré espíritu, y viviréis; y sabréis que yo soy el Señor. Eze 37:4-6

Durante toda la historia humana los cadáveres se han enterrado y es por ello que se encuentran hoy fósiles que son objeto de estudio, aunque algunas culturas paganas en algún momento empezaron a quemar a sus seres queridos.
En 1917 en el Código del Derecho Canónico, prohibió estrictamente la cremación, excepto cuando se requería la rápida disposición de los cadáveres por una grave necesidad pública, como en tiempo de plagas o desastres naturales.

La Iglesia negaba los ritos de sepultura Cristiana a quienes optaran por la cremación. Castigaba negando las exequias —es decir, la recomendación del alma, y la celebración de las Misas de cuerpo presente, de séptimo y trigésimo día— a aquellos que postulasen la cremación de su cadáver.

Pero en el Código Revisado del Derecho Canónico la iglesia aprobó lo siguiente: “La Iglesia encarecidamente recomienda que se conserve la piadosa costumbre del entierro; pero esto no prohíbe la cremación, a menos que ésta se elija por razones que son contrarias a la enseñanza de la Iglesia”. (El Código del Derecho Canónico, 1985, # 1176.3)

Sin embargo las regulaciones litúrgicas católicas requieren que la cremación tenga lugar después de la ceremonia funeraria religiosa, durante la cual debe recibir la bendición y ser sujeto de oración, en cuanto a la disposición reverente de las cenizas, éstas deben ser sepultadas o enterradas en un contenedor apropiado, tal como una urna y No deben mantenerse en la casa de los familiares.

Esparcir las cenizas, responde a un rito pagano, que simboliza la “unión” del muerto con la “madre tierra”, y se opone a la obligación cristiana, establecida por el mismo Señor Jesús, de dar sepultura a los difuntos.

Si la Iglesia condena la cremación es antes que nada porque ella se opone a la antiquísima tradición que remonta a los propios orígenes de la humanidad y que radica en los justos sentimientos de reverencia hacia el cuerpo humano, santificado por la intimidad con el alma elevada por la gracia, que lo convierte en templo vivo del Espíritu Santo.

Durante la segunda guerra mundial los alemanes tatuaban a los judíos (algo que esta expresamente prohibido en la biblia) como una forma de tortura espiritual y a los que mataban los cremaban para que no fueran partícipes en la resurrección de los muertos y sus almas se condenaran.

Según el profesor de la universidad de California en Berkeley Stephen Prothero:

“Piensa en los horrores… de las crujientes, chisporroteantes, ardientes, humeantes y llameantes facciones y manos que ayer eran el deleite de tu alma. Piensa en el cadáver explotando. Piensa en el hedor de la carne y el pelo quemándose. Piensa en el humo. Piensa en el cerebro burbujeando. Luego te atrapará un ‘horror paralizador’ ante el más mero pensamiento de ‘someter los restos de tus amados parientes fallecidos a su crepitante proceso’. La cremación [es], en una palabra, repulsiva: ‘No hay nada lindo en ser empujado a un horno y ser científicamente rostizado’

“Para introducir un cuerpo en un horno crematorio, hay que amarrarlo previamente con zuncho metálico, ya que las altas temperaturas hacen que los músculos se contraigan violentamente y los nervios exploten haciendo que el cuerpo se convulsione de manera brusca y golpee salvajemente contra las paredes y puerta de los hornos, como si el muerto hubiera resucitado y estuviera pidiendo socorro, los ojos se salen de sus cuencas y los fluidos hierven haciendo que el cuerpo parezca presa de un ataque epiléptico o una posesión Satánica.
Los golpes son tan violentos que los huesos se parten contra los muros”
La cremación dura entre hora y media y tres horas a temperaturas altísimas de 760 a 1150 °C que consumen enormes cantidades de combustibles fósiles y liberan mercurio en tales cantidades que el departamento de Salud de Canadá recomienda y prohíbe que se ubiquen estos hornos en zonas habitadas.

Todo lo que queda después de que la cremación concluye son fragmentos secos de hueso (en su mayor parte fosfatos de calcio y minerales secundarios) y las cenizas.  El cráneo de la persona conserva su forma y parte de su densidad. Después de que la incineración del cadáver ha concluido, los fragmentos de hueso son retirados de la retorta, y el operador utiliza un pulverizador, llamado “cremulador” en donde los procesa hasta que adquieren la consistencia de granos de arena (esto según la eficiencia del cremulador); en cuanto al cráneo, en algunos casos como su dimensión no le permite pasar por el orificio del cremulador, es golpeado y aplastado con un instrumento similar a un rodillo, pero de mayor tamaño, el cual se desliza sobre el cráneo carbonizado hasta pulverizarlo y convertirlo también en polvo

hornos

“Meditación Trascendental”

Yoga

“Meditación Trascendental” o “Ciencia de la Inteligencia Creadora”.
Cuyo origen es el Mantra-Yoga mágico, un grupo de métodos que, con la ayuda de la Ascesis, Ejercicios corporales, Respiratorios y de Meditaciones, “libera” el alma humana de todo lo terreno, para unirse a la “divinidad”, enseñando la deificación del hombre, por medio de técnicas corporales, como la purificación del canal intestinal del estómago y ciertas posiciones (Asanas) o técnicas respiratoria (Pranayama) haciendo la respiración más lenta. Esto lleva, según la experiencia, a un retardo de los pensamientos y a un vacío artificial de la conciencia.
Te hace “DIOS” y le hablas a otros dioses mediante fórmulas mágicas que muchas veces no tienen significado lingüístico o gramatical, por ejemplo el Mantra Om, con el que se invocan fuerzas satánicas como Vishnu, Shiva o Brahman.
“Un Yogui en la India es un Mahasidha, es decir, un poseedor de fuerzas ocultas, un mago. Detrás de esta capacidad están: la fuerza de alcanzar cualquier objeto de cualquier distancia, la voluntad irresistible, dominio sobre los elementos y el cumplimiento de los deseos.” Los Mantas son sílabas mágicas o fórmulas del ocultismo, se parecen más que nada al “Abraxas” gnóstico o al diagrama Sator-Arepo que se ha mantenido hasta en el “sexto y séptimo libro de Mosis”. Brujería pura.

En contraste Jesús nos llama:
” Jesús dijo: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque muera, vivirá, y todo el que vive y cree en mí, no morirá jamás. ¿Crees esto?…

Pecado Liberal

Rubens

EL LIBERALISMO ES PECADO
San Ezequiel Moreno y Díaz, Obispo de Pasto y en Casanare fue Obispo de Pinara.

Es un error, y error funesto a la Iglesia y a las almas, transigir con los enemigos de Jesucristo y andar blandos y complacientes con ellos. Mayores estragos ha hecho en la Iglesia de Dios la cobardía velada de prudencia y moderación, que los gritos y golpes furiosos de la impiedad. (…)

“La herejía no es ya un crimen para muchos católicos, ni el error contra la fe es un pecado. Proclaman la tolerancia universal y consideran como conquistas de la civilización moderna el que ya no se huya del hereje, como antes se hacía. (…) Ceden del antiguo rigor en el trato con los herejes; se muestran con ellos tolerantes; los excusan muchas veces, y sólo tienen recriminaciones contra los eclesiásticos que gritan contra los errores modernos y contra los seglares que reivindican con ardor los derechos de la verdad. (…)
Pío IX, decía lleno de amargura el 17 de septiembre de 1861: “En estos tiempos de confusión y desorden no es raro ver a cristianos, a católicos – también los hay en el clero- que tienen siempre en boca las palabras de término medio, conciliación y transacción. Pues bien, yo no titubeo en declararlo: estos hombres están en un error, y no los tengo por los enemigos menos peligrosos de la Iglesia”

Concesión que se hace al error, por pequeña que sea, es nueva posición que él toma, nueva avanzada, desde donde descarga más de cerca contra la verdad, y le hace más daño… entre el error y la verdad no puede haber paz, ni siquiera campo neutral, y que donde quiera que se encuentre, la lucha es precisa, inevitable, necesaria. (…)

Los imitadores de Lucifer no hubieran llegado adonde han llegado en su obra de destronar a Jesucristo, si no fueran ayudados por esos católicos que llaman intransigencia a la lucha abierta contra el mal, y prefieren entrar en componendas con él. Creen los hombres que así obran, que la manera de amansar la fiera revolucionaria es concederle algo, para que pida más, y no consideran que esa fiera es insaciable.

No tengamos otro miedo que este de San Hilario. El miedo del peligro que corren las almas que nos están encomendadas; el miedo de la responsabilidad que nos puede caber por nuestro silencio, y el miedo del juicio de Dios, en el que se nos pedirá cuenta de si el error avanzó, de si el vicio prosperó, de si las almas se perdieron por nuestro silencio. Lluevan, pues, insultos sobre nosotros por hablar; pero librémonos de esa tremenda responsabilidad y de la terrible cuenta que nos pediría el Juez Supremo”

Hay que recordar que la Declaración de los derechos del hombre fue condenada por Pío VI cuando apareció en Francia en la Revolución.

León XIII en su encíclica Immortale Dei dice lo siguiente:

“Pero las dañosas y deplorables novedades del siglo XVI, habiendo primeramente trastornado las cosas de la Religión cristiana, por natural consecuencia, vinieron a trastornar la filosofía y por ésta todo el orden de la sociedad civil. De aquí como de fuente se derivaron aquellos modernos principios de libertad desenfrenada, inventados en la gran revolución del siglo pasado, y propuestos como base y fundamento de un derecho nuevo, jamás conocido, y que disiente en muchas de sus partes no solamente del derecho cristiano, sino también del natural.

En el año 1884, los padres de la Compañía de Jesús publicaron el libro de Felix Sardà i Salvany, El liberalismo es pecado en 8 idiomas.

http://www.mercaba.org/Libros/liberalismo_01.htm .

En este libro esta la verdadera definición de lo que el Liberalismo de hoy es:
¿Qué es el Liberalismo? En el orden de las ideas es un conjunto de ideas falsas; en el orden de los hechos es un conjunto de hechos criminales, consecuencia práctica de aquellas ideas.

En el orden de las ideas el Liberalismo es el conjunto de lo que se llaman principios liberales, con las consecuencias lógicas que de ellos se derivan. Principios liberales son: la absoluta soberanía del individuo con entera independencia de Dios y de su autoridad. La no intervención de la Religión en acto alguno de la vida pública, verdadero ateísmo social, que es la última consecuencia del Liberalismo.

El Liberalismo llama a Nuestro Señor Jesucristo “Tribuno del pueblo”
Dicen que vino a establecer los derechos del pueblo, todo eso suena a revolución, y es mucho más respetuoso y dulce llamarle como le llama el pueblo cristiano: Divino Redentor de las almas; Salvador que nos sacó de la esclavitud del pecado y del demonio; Libertador que nos libra del infierno, si nosotros le servimos fielmente.

Por eso dice Dios en Proverbios,10: “Si te provocan los pecadores diciéndote: júntate a nosotros… hijo mío, no condesciendas con ellos, no te juntes con ellos”.

San Pablo dice también a Timoteo: “Huid de esta clase de hombres… porque resisten a la verdad” (II c. 3). Eso mismo enseña nuestra Santa Madre la Iglesia, y no otra cosa dicen los Santos Padres.

El Liberalismo es pecado, ya se le considere en el orden de las doctrinas, ya en el orden de los hechos.

En el orden de las doctrinas es pecado grave contra la fe, porque el conjunto de las doctrinas suyas es herejía, aunque no lo sea tal vez en alguna que otra de sus afirmaciones o negaciones aisladas. En el orden de los hechos es pecado contra los diversos Mandamientos de la ley de Dios y de su Iglesia, porque de todos es infracción. Más claro. En el orden de las doctrinas el Liberalismo es la herejía universal y radical, porque las comprende todas: en el orden de los hechos es la infracción radical y universal, porque todas las autoriza y sanciona.

el Hijo Liberal

Liberal
La Liberal guiando al pueblo, pintura de Eugène Delacroix.

http://es.m.wikipedia.org/wiki/Liberal

Vicio de la prodigalidad, Liberalidad en exceso. Liberal es sinónimo de Pródigo.
En el ámbito afectivo-sexual, el adjetivo liberal se aplica al comportamiento desinhibido, no condicionado por la moral sexual dominante. Puede tener muy distintas manifestaciones: el denominado amor libre (término propio de la ideología anarquista), la pareja abierta, la promiscuidad sexual, las prácticas sexuales anteriormente denominadas perversiones, etc.

En la entrada correspondiente del Diccionario de Usos (M.Moliner) encontramos lo siguiente: “Liberal(del lat. «liberälis»). adj. y n. Aplicado a personas por sus ideas políticas, a los partidos políticos y a los regímenes, partidarios de la liberalidad. Revolucionario, reformista, laxo.

Revolución liberal es un término de uso historiográfico con el que se designa la revolución política incluida en el proceso de transformaciones revolucionarias en todos los ámbitos con el que se cierra la Edad Moderna y comienza la Edad Contemporánea, en la cual se perdieron mas de 50 millones de vidas desde la revolución Francesa y las revoluciones Americanas.

“Liberalismo” ?

mab2

Miguel Ángel Builes Gómez, Obispo paisa, murió en Medellín en 1971, a los 83 años. Siervo de Dios, esta en proceso de Canonización.

Fundó tres comunidades religiosas: Los Misioneros Javerianos de Yarumal, Las Hermanas misioneras Teresitas y Las Hijas de la Misericordia.

Durante casi cuarenta y tres años gobernó la Diócesis de Santa Rosa de Osos, en los cuales fue un personaje polémico, debido a su postura acérrima frente a los gobiernos liberales del país y especialmente era intransigente a todo lo que referente al comunismo, pues los consideraba posiciones políticas e ideológicas no iban con la Doctrina de la Iglesia y con las buenas costumbres.
Calificaba al liberalismo de la época de ateo, Masón, Comunista y a sus agentes de imperdonables pecadores.

En 1917 la virgen de Fatima había advertido sobre los errores del comunismo, las guerras y crímenes que vendrían sobre el mundo por el comunismo y monseñor Builes fue apóstol anticomunista.

A Gaitán lo acusó de comunista y de anticristiano. Algo parecido hizo con los presidentes Olaya, Santos y López, reconocidos anticlericales liberales y masones…

Monseñor Builes como Él mismo lo escribió fue defensor de esa fe:
“Por la cual otros sufrieron escarnios y azotes y además cadenas y cárceles: fueron apedreados, aserrados, puestos a prueba de todos modos, muertos a filo de espada: anduvieron girando de acá para allá cubiertos de pieles de oveja y de cabra, desamparados, angustiados, maltratados, de los cuales el mundo no era digno; yendo perdidos por las soledades, por los montes, y recogiéndose en las cuevas y cavernas de la tierra ; de esa fe que en los tres primeros siglos del Cristianismo tiño de sangre el anfiteatro, las cárceles y las calles y plazas de Roma y de sus provincias, enviando al Cielo 18 millones de mártires ; de esa fe que en Rusia, España y en Méjico (Asesinato de los Cristeros y los Católicos Rusos,antro de ateísmo e irreligiosidad que ha estremecido al mundo civilizado, y llevaron a España a las puertas de su disolución) en los tiempos que vivimos florece en rubíes que salpican la tierra y adornan los cielos, porque también en nuestros días hay mártires de la fe, degollados por los Nerones modernos; de esa fe, en fin, que en nuestra Patria ha dado sus héroes cristianos y sus mártires y vuelve otra vez a verse amenazada por los sucesores de aquellos que un día gritaron en la plaza de Jerusalén: “No queremos que éste reine sobre nosotros” . Y si es nuestro deber de Obispo defender la Religión, y si hemos escogido como lema pelear las batallas de la fe, ¿hemos de cruzarnos de brazos, esconder el arma, y callar cuando es preciso dar clamores poderosos, salir en defensa de la fe del pueblo encomendado por Dios a nuestro cuidado? ¡Oh, líbrenos Dios de ser perros mudos en su casa y no ladrar cuando el lobo carnicero asoma las orejas y muestra con gruñidos pavorosos las agudas hileras de sus dientes!”

“El partido comunista no puede menos que felicitar a los camaradas colombianos por la magnífica labor de penetración que han realizado con respecto al partido de gobierno en Colombia […] que está para sufrir muy en breve [… ] su eliminación para dejar el paso y la silla de Bolívar a los discípulos de Lenin”.
http://es.wikipedia.org/wiki/Miguel_%C3%81ngel_Builes