Combatientes Católicos

230px-Francisco_de_Goya_y_Lucientes_-_Witches_Sabbath_-_Google_Art_Project

N.V.P Fr Alonso García Paredes nació en España en 1567 y mvrio en Vraba martirizado en 1633. En el desierto D la Candelaria.

Vistió el hábito recoleto y colaboró en convertir en convento la antigva ermita. Fvndador Dl convento D la Popa en Cartagena. Fvndo las misiones D Vraba y el Darién y convirtio a la fe a miles D indígenas.

El monasterio de la popa fue construido en 1606 después de que el padre Alonso García Paredes quien se encontraba apartado en el desierto de Ráquira (Boyacá), recibió en un sueño la orden de la virgen María de erigirle un monasterio en el lugar más elevado de una ciudad costanera. Fue así como el monje viajó hasta Cartagena y en un oscuro bohío sobre la cima del cerro encontró el lugar donde un demonio era adorado por indígenas y negros cimarrones.

En ese lugar había una gran tina en donde joyas eran sumergidas para que el demonio las bendijera, en medio de sonidos de tambores, danzas, humo de tabaco y licor.

sobre el cerro de la Popa llevó a cabo la mision ordenada, con ayuda del obispo de cartagena, Juan de Ladrada, juntó un grupo de hombres y subió al cerro donde el demonio, que se encontraba encarnado en ese momento en un Macho cabrío llamado +Urí, fue exorcizado.

El padre tiró por el abismo un cabro de oro poseido por el demonio. Por eso a este sitio se le conoce como el Salto del Cabrón.

En un peñón, ubicado en las alturas, los indígenas y africanos esclavos hacían adoracion a escondidas a una “deidad” llamada Buziriaco, que tenía la imagen parecida a un macho cabrío. A ese lugar de adoración ahora le llaman el Salto del Cabrón. Porque desde alli se lanzaban ,impelidos por el demonio, los que habian recibido los “cuernos” o les habian sido infieles sus esposas.

De alli viene la cancion del santo cachon. Asi como la expresión “poner los cuernos”.

Los Agustinos Recoletos llegaron a acabar con el rito satánico del suicidio y construir la casa de Dios para vencer al demonio y alejarlo de aquella obra de la naturaleza.

Para impedir esta nueva obra religiosa, Satán desató su furia con tormentas eléctricas y vendavales, entre otros fenómenos, pero si bien retrasó su construcción, no pudo evitarla. Efectivamente durante el tiempo de la construccion y consagracion de la iglesia se dieron los fenomenos naturales mas significativos registrados en la historia de Cartagena de indias.

El monasterio de la Orden de los Agustinos Recoletos es una de las construcciones más importantes fuera de las murallas.

La Virgen de La Candelaria, conocida como ‘La Morenita’, que se le apareció a los aborígenes guanches en las Islas Canarias en el 1500 y desde esa época sigue haciendo milagros a todo el que le entrega su fe, fue entronizada desde entonces en el cerro de la Popa.

Una reproduccion, de la estatua de oro del macho cabrío lanzada al mar, se encuentra en el Museo Eclesiástico de Cartagena.

La traición cuenta que este demonio huyó a Cali, pero esa es otra historia…

Vivaldi

Antonio Lucio Vivaldi (Venecia, 4 de marzo de 1678-Viena, 28 de julio de 1741)[2] fue un compositor, violinista, profesor y clérigo italiano del barroco. Se trata de una de las figuras más relevantes de la historia de la música. Su maestría se refleja en haber cimentado el género del concierto, el más importante de su época.

Era apodado Il prete rosso (“El cura rojo”) por ser sacerdote católico y pelirrojo. Compuso unas 770 obras, entre las cuales se cuentan 477 conciertos y 46 óperas. Es especialmente conocido, a nivel popular, por ser el autor de la serie de conciertos para violín y orquesta Las cuatro estaciones. Esta obra, que forma parte de su opus 8 “Il cimento dell’armonia e dell’invenzione”, tiene una importancia capital por suponer la ruptura del paradigma del concierto soli,establecido por el mismo Vivaldi. Hasta entonces, el concierto soli era un concierto en el que el instrumento solista llevaba todo el peso de la melodía y la composición, y el resto de la orquesta se limitaba a ejercer el acompañamiento según las reglas de la armonía.

Wikipedia
Vivaldi sufrió de asma. Muchas veces tuvo que abandonar cuando oficiaba misa debido a sus frecuentes ataques.
De hecho en 1737 lo acusan de que es un sacerdote que nunca da misa a lo que Vivaldi responde lo siguiente en una carta dirigida a Bentivoglio:
“No he dicho misa por espacio de 25 años y no tengo intención de volver a hacerlo, no por causa de prohibición u ordenanza alguna, sino por mi propia voluntad, a causa de una enfermedad que he sufrido desde la infancia y que todavía me atormenta.
Después de haber sido ordenado sacerdote, dije misa durante un año, pero posteriormente decidí no volver a decirla por haber tenido en tres ocasiones que abandonar el altar antes de concluir el sacrificio a causa de mi enfermedad.
Por esta razón vivo casi siempre en interiores y nunca salgo si no es en góndola o carruaje, ya que no puedo caminar sin sentir dolor y opresión en el pecho.
Ningún caballero me ha invitado a ir a su casa, ni siquiera nuestro príncipe, porque todos conocen mi debilidad.
Puedo salir a pasear después de la cena, pero nunca voy a pie. Ésta es la causa de que nunca diga misa”

Pedro de Escobar

Pedro de Escobar (Oporto, Portugal, circa 1465 – Évora, después de 1535) fue un compositor portugués del Renacimiento, que desarrolló su labor principalmente en España. Fue uno de los primeros y más diestros compositores de polifonía en la Península Ibérica, cuyas obras han sobrevivido.

Nació en Oporto pero se desconocen los detalles de su vida hasta su entrada al servicio de Isabel de Castilla en 1489. Fue cantor en su capilla durante diez años, y también estuvo trabajando como compositor; era además el único miembro portugués de la capilla. En 1499 volvió a Portugal, pero en 1507 recibió una oferta de empleo en España, que aceptó, como maestro de capilla de la Catedral de Sevilla.
Mientras tanto tenía a su cargo a los chicos del coro, cuidando su alojamiento y comidas, además de tener que enseñarles a cantar; finalmente dimitió debido a su bajo salario. En 1521 estaba trabajando en Portugal como mestre da capela para el infante-cardenal Don Alfonso.

Se conservan dos misas completas de Escobar, incluyendo un Réquiem (Missa pro defunctis), el primero de un compositor de la Península Ibérica, que ha sido editado en el año 2009 por Fidelio Música.

También escribió el arreglo de un Magníficat, siete motetes (incluyendo un Stabat Mater), cuatro antífonas, ocho himnos y dieciocho villancicos. Su música era popular, como atestigua la aparición de copias en lugares lejanos; por ejemplo, escribas nativos copiaron dos de sus manuscritos en Guatemala. Su motete Clamabat autem mulier Cananea fue particularmente apreciado por sus contemporáneos y sirvió como fuente para piezas instrumentales de compositores posteriores.

El origen del apellido Escobar está en los montes de León, en la Provincia de León, en el noroeste de España, que posteriormente se difundió por toda España.

La historia y heráldica del apellido Escobar aparece en el libro “Apellidos y Escudos sevillanos y cordobeses y que pasaron a Indias”, escrito por José María de Mena.

Estos apellidos proceden en su mayor parte de los doscientos caballeros de linaje que participaron en la reconquista de Sevilla, en el año 1248 (De Mena, 1993). Gran parte de estos apellidos son anteriores a la invasión de España por los moros, es decir, que se remontan a época visigoda, e incluso a época romana. Algunos de los descendientes de estos sevillanos permanecieron durante años en el exilio en León, Asturias o Galicia, tras lo cual regresaron a Sevilla.

Muchos de los actuales descendientes de estas familias luso-canarias-españolas en América, radicados sobre todo en países como Colombia y Venezuela, son principalmente criollos americanos.

Gigantomaquia. El castigo del mundo antiguo.

Gigante - bottega

“Viendo los hijos de Dios la hermosura de las hijas de los hombres, tomaron de entre todas ellas por mujeres las que más les agradaron…en aquel tiempo había gigantes sobre la tierra; porque después que los hijos de Dios se juntaron con las hijas de los hombres y ellas concibieron, salieron a luz estos valientes del tiempo antiguo, héroes famosos.
Viendo, pues, Dios ser mucha la malicia de los hombres en la tierra, y que todos los pensamientos de su corazón se dirigían al mal continuamente,le pesó de haber creado al hombre en la tierra”.Gén 6:2-5

En la mitología griega, los gigantes son personajes caracterizados por su estatura y fuerza excepcionales.
Los gigantes suelen ser descritos como gigantescos seres humanoides, algunos con serpientes en vez de piernas; seres monstruosos e inconquistables con temibles rostros y colas de dragón,tan poderosos, que se enfrentaron a los “dioses” del monte Olimpo, intentando llegar a ellos apilando dos cadenas montañosas, pero fueron derrotados por los “dioses” olímpicos con la ayuda de Heracles.

Podríamos concluir que tanto estos “dioses” del Olimpo, como los gigantes, son ángeles caídos de distinta jerarquía, los “hijos de Dios” podrían ser “SERES ANGÉLICOS”, de este modo los gigantes serian demonios en cuerpos humanoides, que se enfrentaron a sus padres.

A pesar que los ángeles son seres espirituales, -Heb 1,14- también pueden tomar formas humanas -Mar 16,5- o animales o tomar posesión de ellos -Mar 5,13-, como los hombres de Sodoma y Gomorra, que pretendían tener sexo con los ángeles que estaban con Lot, -Gén 19:1-5-.

Para santo Tomas los “hijos de Dios” son los descendientes de Set, mientras las hijas de los hombres son descendientes de Caín. Quienes cultivaban la fuerza física bruta y la tecnología, pero mucho mas la maldad.

Dios dijo: “Voy a exterminar al hombre que creé de sobre la haz de la tierra, al hombre, a los animales, a los reptiles y hasta las aves del cielo, pues me pesa de haberlos hecho.” Gén 6:7

“Dios miró a la tierra, y he aquí que estaba corrompida, porque todo mortal sobre la tierra llevaba una conducta depravada”. Gén 6:12

“A los ángeles que no guardaron su dignidad y abandonaron su propio domicilio, los tiene reservados en perpetua prisión, en el orco, para el juicio del gran día”. otros, menos deformes de entre los gigantes, algún tiempo después “yéndose tras los vicios contra naturaleza, fueron puestos para escarmiento, sufriendo la pena del fuego perdurable”. Jud 1,7

Tanto los “dioses” del Olimpo como los gigantes y sus descendientes, se reconocen porque son seres viciosos y llenos de concupiscencia.

Los encontramos como “dioses” adorados por los Mayas, Asirios, Aztecas, Egipcios, Hindúes, Camboyanos…

Asi lo describe la mitología Griega:

Los “dioses” olímpicos conocían un oráculo que decía que los Gigantes no podrían morir a manos de los “dioses” a no ser que un mortal luchara al lado de estos, por lo que Zeus hizo llamar, por medio de Atenea, a Heracles.

Los Gigantes llevaron a cabo un primer ataque contra los “dioses” armados con enormes rocas y troncos de árboles.
Heracles atacó primero a Alcioneo, y lo atravesó con una de sus flechas envenenadas pero tal como el gigante caía al suelo volvía a la vida de nuevo. Siguiendo el consejo de Atenea, Heracles le arrastró fuera de su tierra de origen, y así logró matarle definitivamente. Se dice también que, al haber heredado la fuerza de Zeus, Heracles mató al gigante partiéndole el cuello con las manos.

Porfirión atacó a Heracles e intentó violar a Hera. Zeus lo fulminó con el rayo y Heracles lo remató con sus flechas.

Efialtes murió de un flechazo en cada ojo, uno de Apolo y otro de Heracles.

Cuando Encélado abandonaba el campo de batalla, Atenea lo aplastó con la isla de Sicilia, donde quedó encarcelado. Su aliento de fuego surge del Etna. Según otras versiones Encélado fue muerto por Sileno.

Mimas fue sepultado por Hefesto bajo una masa de metal fundido, en la que sigue preso (el Vesubio).

Polibotes fue enterrado por Poseidón, quien le arrojó un pedazo de la isla de Cos, dando así lugar a la nueva isla de Nisiros.

Hipólito fue derrotado por Hermes, llevando éste un casco que le hacía invisible.
Gratión fue abatido por las flechas de Artemisa.

Dioniso noqueó a Éurito con su tirso.

Hécate (diosa de las brujas, tiene 3 cabezas y multiples brazos) quemó a Clitio con sus antorchas infernales.

Armadas con sus mazas de bronce, las Moiras mataron a Agrio y Toante.

Hera derrotó al gigante Foitos. También convenció para luchar contra Dioniso a Ctonio (muerto por Demeter) prometiéndole a cambio a Afrodita al igual que a Peloro (muerto por Ares en la guerra).

detalle "trono" bottega

Lo impresionante de todo esto es que de esta batalla queda como testimonio el trono de Satanás en el museo de Pérgamo en Berlin.

“Al ángel de la iglesia de Pérgamo escríbele: «Esto dice el que tiene la espada tajante de doble filo “Sé dónde habitas; allí donde está el trono de Satanás” Apo 2:12-13

La parte delicada de todo esto, es que el cine y los medios están reviviendo y liberando a todos estos “dioses caídos”, en el 2019 este trono de Pergamo, sera totalmente reconstruido y mientras tanto los niños juegan a ser uno de estos “dioses” y se disfrazan de ellos, incluso usan sus “herramientas” como joya, es el caso del martillo de Thor, aunque pertenezca a “OTRA” mitología ó el rayo de zeus…

Trono de Sat..

Academia Pontificia de las Ciencias

darwin - genio de pacotilla
“El hombre difiere de la mujer por su talla, su fuerza muscular, su vellosidad, etc, como también por su inteligencia, como sucede entre los dos sexos de muchos mamíferos. ”
Extraído del Origen de las Especies, capítulo I, de Charles Darwin.

Benedicto XVI a la asamblea plenaria de la Academia Pontificia de las Ciencias el 31 de octubre de 2008.

* * *

Ilustres señoras y señores:

Me alegra saludaros a vosotros, miembros de la Academia pontificia de ciencias, con ocasión de vuestra asamblea plenaria, y agradezco al profesor Nicola Cabibbo las palabras que me ha dirigido amablemente en vuestro nombre.

Con la elección del tema: “Visión científica de la evolución del universo y de la vida”, tratáis de concentraros en un área de investigación que despierta mucho interés. De hecho, hoy muchos de nuestros contemporáneos desean reflexionar sobre el origen fundamental de los seres, sobre su causa, sobre su fin y sobre el sentido de la historia humana y del universo.

En este contexto se plantean naturalmente cuestiones concernientes a la relación entre la lectura del mundo que hacen las ciencias y la que ofrece la Revelación cristiana. Mis predecesores el Papa Pío XII y el Papa Juan Pablo II reafirmaron que no hay oposición entre la visión de la creación por parte de la fe y la prueba de las ciencias empíricas. En sus inicios, la filosofía propuso imágenes para explicar el origen del cosmos, basándose en uno o varios elementos del mundo material. Esta génesis no se consideraba una creación, sino más bien una mutación o una transformación. Implicaba una interpretación en cierto modo horizontal del origen del mundo.

Un avance decisivo en la comprensión del origen del cosmos fue la consideración del ser en cuanto ser y el interés de la metafísica por la cuestión fundamental del origen primero o trascendente del ser participado. Para desarrollarse y evolucionar, el mundo primero debe existir y, por tanto, haber pasado de la nada al ser. Dicho de otra forma, debe haber sido creado por el primer Ser, que es tal por esencia.

Afirmar que el fundamento del cosmos y de su desarrollo es la sabiduría providente del Creador no quiere decir que la creación sólo tiene que ver con el inicio de la historia del mundo y la vida. Más bien, implica que el Creador funda este desarrollo y lo sostiene, lo fija y lo mantiene continuamente. Santo Tomás de Aquino enseñó que la noción de creación debe trascender el origen horizontal del desarrollo de los acontecimientos, es decir, de la historia, y en consecuencia todos nuestros modos puramente naturalistas de pensar y hablar sobre la evolución del mundo. Santo Tomás afirmaba que la creación no es ni un movimiento ni una mutación. Más bien, es la relación fundacional y continua que une a la criatura con el Creador, porque él es la causa de todos los seres y de todo lo que llega a ser (cf. Summa theologiae, i, q.45, a.3).

“Evolucionar” significa literalmente “desenrollar un rollo de pergamino”, o sea, leer un libro. La imagen de la naturaleza como un libro tiene sus raíces en el cristianismo y ha sido apreciada por muchos científicos. Galileo veía la naturaleza como un libro cuyo autor es Dios, del mismo modo que lo es de la Escritura. Es un libro cuya historia, cuya evolución, cuya “escritura” y cuyo significado “leemos” de acuerdo con los diferentes enfoques de las ciencias, mientras que durante todo el tiempo presupone la presencia fundamental del autor que en él ha querido revelarse a sí mismo.

Esta imagen también nos ayuda a comprender que el mundo, lejos de tener su origen en el caos, se parece a un libro ordenado: es un cosmos. A pesar de algunos elementos irracionales, caóticos y destructores en los largos procesos de cambio en el cosmos, la materia como tal se puede “leer”. Tiene una “matemática” ínsita. Por tanto, la mente humana no sólo puede dedicarse a una “cosmografía” que estudia los fenómenos mensurables, sino también a una “cosmología” que discierne la lógica interna y visible del cosmos.

Al principio tal vez no somos capaces de ver la armonía tanto del todo como de las relaciones entre las partes individuales, o su relación con el todo. Sin embargo, hay siempre una amplia gama de acontecimientos inteligibles, y el proceso es racional en la medida que revela un orden de correspondencias evidentes y finalidades innegables: en el mundo inorgánico, entre microestructuras y macroestructuras; en el mundo orgánico y animal, entre estructura y función; y en el mundo espiritual, entre el conocimiento de la verdad y la aspiración a la libertad. La investigación experimental y filosófica descubre gradualmente estos órdenes; percibe que actúan para mantenerse en el ser, defendiéndose de los desequilibrios y superando los obstáculos. Y, gracias a las ciencias naturales, hemos ampliado mucho nuestra comprensión del lugar único que ocupa la humanidad en el cosmos.

La distinción entre un simple ser vivo y un ser espiritual, que es capax Dei, indica la existencia del alma intelectiva de un sujeto libre y trascendente. Por eso, el magisterio de la Iglesia ha afirmado constantemente que “cada alma espiritual es directamente creada por Dios -no es “producida” por los padres-, y es inmortal” (Catecismo de la Iglesia católica, n. 366). Esto pone de manifiesto la peculiaridad de la antropología e invita al pensamiento moderno a explorarla.

Ilustres académicos, deseo concluir recordando las palabras que os dirigió mi predecesor el Papa Juan Pablo II en noviembre de 2003: “La verdad científica, que es en sí misma participación en la Verdad divina, puede ayudar a la filosofía y a la teología a comprender cada vez más plenamente la persona humana y la revelación de Dios sobre el hombre, una revelación completada y perfeccionada en Jesucristo. Estoy profundamente agradecido, junto con toda la Iglesia, por este importante enriquecimiento mutuo en la búsqueda de la verdad y del bien de la humanidad” (Discurso a la Academia pontificia de ciencias, 10 de noviembre de 2003: L’Osservatore Romano, edición en lengua española, 21 de noviembre de 2003, p. 5).

Sobre vosotros, sobre vuestras familias y sobre todas las personas relacionadas con el trabajo de la Academia pontificia de ciencias, invoco de corazón las bendiciones divinas de sabiduría y paz.

[Traducción distribuida por la Santa Sede © Libreria Editrice Vaticana]

La Música Sacra, Haendel

En la tradición de la música occidental, la música sacra (también llamada música sagrada y, en ocasiones, según la función y el contexto, música litúrgica) es toda música concebida para ser cantada, tocada o interpretada en los contextos litúrgicos o religiosos.

Originalmente la música sacra fue una forma de expresión musical nacida en Europa durante la Alta Edad Media (siglo V) y desarrollada como parte de los ritos cristianos de la época.

La historia de la música occidental tal y como se la conoce hoy en día comienza durante la Edad Media cuando la Iglesia católica incluyó ciertos cantos en latín en sus ceremonias y comenzó a utilizar símbolos escritos destinados a ser recordados como indicaciones musicales a la hora de ejecutar los cantos; a estos símbolos se les llamó medulas y sirvieron para el canto gregoriano, llamado antes canto llano, una selección de cantos litúrgicos.

Desde su aparición hasta la actualidad, la música sacra occidental ha producido formas musicales tales como la misa, el réquiem, el Te Deum, el magníficat, el Stabat Mater, el oratorio, la cantata, el motete, el salmo o el villancico, entre otras. Son obras célebres de música sacra, por ejemplo, el Magnificat de Bach (1733), el Stabat Mater de Pergolesi (1736), el Réquiem de Mozart (1791), la Missa Solemnis de Beethoven (1823) o el Te Deum de Berlioz (1849), entre muchas otras.

Libera

liberA Bottega

Libera es un grupo vocal infantil inglés dirigido por Robert Prizeman.

Su nombre proviene de su canción “Libera”, que se basa en el “Libera me” de la Misa de Requiem (“Libera” significa libre en latín). La mayoría de los niños proceden del coro de la parroquia de St. Philips, en Norbury, en el sur de Londres. Además de participar en álbumes, giras y apariciones en televisión, muchos de los niños de Libera forman parte, junto con adultos, del coro parroquial, pero no es una exigencia pertenecer a una determinada congregación. Libera cuenta aproximadamente con treinta niños, de entre siete y dieciséis años, incluyendo a los muchachos nuevos que todavía no están preparados para participar plenamente en discos o giras. Diecinueve niños participaron en su visita a Estados Unidos en 2008. Veinticuatro niños cantan en su último álbum, New Dawn. Los niños proceden de diversas escuelas de Londres.

http://www.libera.org.uk/

Icono Virgen Ternura; Recamado perlas

radost, umilenie, ternura bottega

Icono de la Madre de Dios de la Ternura -умиление- (Seraphim Diveevskaya), recamado o bordado con perlas.

Representa a la virgen Maria antes del nacimiento de Jesucristo, pero despues de recibir la buena noticia.
Una lampara con aceite siempre ardía frente al icono y cuando san Serafim ungió algunos pacientes con este aceite, ellos recibieron milagrosamente la curación.

San Serafím, pasaba largas horas en oración ferviente frente al ícono de la Virgen llamado “Umilenie”, o nuestra Señora de la ternura (al que el santo llamaba “Alegría de todas las alegrías”).

Profetizó que después de su muerte y de su glorificación, se abatiría sobre Rusia una gran calamidad: las almas vivirían en medio de una ansiedad y espanto, como nunca jamás se había conocido y que los ángeles no se darían abasto para presentar ante Dios todas las almas de los asesinados y de los muertos; pero que luego, después de cierto tiempo, la santa Rusia resucitaría de nuevo.
Serafín de Sarov predijo también la muerte violenta de la familia imperial rusa, profecía que se hizo realidad. El último emperador, Nicolás II, su familia y sus sirvientes fueron fusilados por los bolcheviques en el año 1918.

Es así como su vida llega a su fin, de la manera más linda que pueda imaginarse: de rodillas, orando frente al ícono de la Madre de Dios, fue encontrado muerto.

En 1990 en la catedral de Kazán, sede entonces del Museo de la Religión, fueron hallados sus restos.

Saint-Seraphim-of-Sarov

https://sxtmns3.appspot.com/shemy-ikona-umilenie.html