Excomunión Papal

honorio_i hereje bottega
Honorio I Papa Hereje (638)

La amenaza de los persas al Imperio bizantino, a la que después se agregó la de los árabes, movió en el siglo VII a un intento de acercamiento ecuménico con los ya declarados herejes.

La situación era realmente peligrosa. Los persas habían conquistado Capadocia y Egipto. En estas circunstancias, el patriarca Sergio de Constantinopla intentó acudir en ayuda del emperador Heraclio, vencedor de los persas, elaborando un plan de mediación según el cual No se debía hablar precisamente de una doble naturaleza en Cristo, sino más bien de una energía y una voluntad («monon the lema», de ahí el nombre). El monotelismo fue una doctrina religiosa del siglo VII que admitía en Cristo dos naturalezas, la humana y la divina, y una única voluntad.

A esta herejía se le conoce como Camaleónica, ya se camufla en la doctrina auténtica.

Es decir que por buscar darle gusto a todos, un papa terminó así:
“Llegamos a la conclusión de anatematizar a Honorio […] porque encontramos que en los escritos que escribió a Sergio siguió en todo la mente de éste, y confirmó sus impíos dogmas”. En el año 653 el Papa es conducido a la fuerza a Constantinopla por el Emperador, donde se le trata con dureza. Finalmente, es desterrado a Crimea, muriendo ese mismo año. Fué condenado después de su muerte, que tuvo lugar el 12 de octubre de 638.

Se le declaró hereje y fue excomulgado por san León II (682-683), en el concilio de Constantinopla. Hasta donde la definición de infalibilidad papal concierne, invocada en el Concilio Vaticano I de 1870, ésta permite a un Papa ser negligente en el trono Papal pero no, obviamente, pronunciar un error desde ahí.

Esta condenación se ha grabado profundamente en la memoria de la Iglesia, y se comprende que tuviese más tarde un importante papel en la discusión sobre la autoridad dogmática del Papa hasta el Concilio Vaticano. Como revelan las propias declaraciones de Honorio, él entreveía la verdadera doctrina, pero pactar con Herejes lo hizo uno de ellos.
“Había permitido que fuese manchada la Sede Apostólica y la Fe inmaculada, con una traición profana”.

Terrible precedente de excomunión sentado por un Santo Concilio Ecuménico, con la aprobación del Sumo Pontífice, declarado santo (San León), para aquellos Papas que, en lo sucesivo, siguiendo los pasos de Honorio I, “se esfuercen, por una traición sacrílega, en destruir la fe inmaculada”, según las palabras textuales del Papa San León, quien no solamente condenó tales hechos en Honorio, sino también su Iglesia, destinada a enseñar la doctrina de Cristo y preservarla de falsificaciones.
Si los obispos sucesores de los apóstoles, o si los Papas sucesores de Pedro, faltan a sus obligaciones de enseñar y mantener pura la Doctrina de Cristo, traicionan al Divino Maestro y pierden la razón de su investidura como tales.
La traición a la Iglesia o la simple negligencia frente a ataques o falsificaciones de la Doctrina de Cristo, es decir, de la Divina Revelación, si en un seglar es de graves consecuencias, en un obispo, por su autoridad eclesiástica, puede causar a la Iglesia y a los fieles mayor daño y, en un Papa, puede causar daños catastróficos a toda la Santa Iglesia y a todos sus fieles.

Papa Honorio en su conducta, impuso silencio a los defensores de la ortodoxia y dio la razón a Sergio y a sus partidarios herejes.

El papa Agatón, celebra el III Concilio de Constantinopla (sexto ecuménico) cuyas sesiones duraron desde noviembre del 680 a septiembre del 681. El Concilio condena el monotelismo y define que en Cristo han de reconocerse «dos voluntades naturales y dos naturales modos de actuar, indivisos, incambiables, inseparables, inmezclables».

Sobre al Papa Honorio, que no había sido claro en la defensa de la doctrina correcta, el Papa León II dice que «el cual no extinguió como era conveniente a su autoridad apostólica la incipiente llama de la doctrina herética, sino que la favoreció con su negligencia».

Es decir, al Papa Honorio so se le condenó como hereje -cosa que no había sido-, sino como Negligente en la defensa de la fe.

«Predicamos igualmente en Él dos voluntades naturales o quereres, y dos operaciones naturales, sin división, sin conmutación, sin separación, sin confusión, según la enseñanza de los Padres; y dos voluntades, no contrarias -¡Dios nos libre! …- sino que su voluntad humana sigue a su voluntad divina y omnipotente, sin oponérsele ni combatirla, antes bien, enteramente sometida a ella… Porque de igual forma que su carne animada… no por estar divinizada quedó suprimida…, así tampoco su voluntad quedó suprimida por estar divinizada… Glorificamos también dos operaciones naturales sin división, sin conmutación, sin separación, sin confusión… esto es una operación divina y otra operación humana… Porque no vamos, ciertamente, a admitir una misma operación natural de Dios y de la criatura para no levantar lo creado hasta la divina sustancia ni rebajar tampoco la excelencia de la divina naturaleza al puesto que le conviene a las criaturas»

Amós

Antes de su vocación, Amós fue pastor y labrador que apacentaba sus ovejas y cultivaba cabrahígos (planta masculina de la higuera silvestre) en Tekoa, localidad de la montaña de Judá, situada a 20 Kilómetros al sur de Jerusalén. A pesar de su pertenencia al reino de Judá, Dios lo llamó al reino de Israel (cfr:1, 1; 7, 14s ) para que predicase contra la corrupción moral y religiosa de aquel país cismático que se había separado de Judá y el Templo.

El marco en que desempeña su ministerio profético está situado junto al santuario de Betel. Desde un principio, el profeta se mostró intrépido defensor de la Ley de Dios, especialmente en su encarnizada lucha contra el culto del becerro de oro erigido en Betel. Perseguido por Amasías, sacerdote de aquel becerro (7, 10), el profeta murió mártir, según una tradición judía. La Iglesia le conmemora en el calendario de los santos del 31 Marzo.

Los dos primeros capítulos contienen amenazas contra los pueblos vecinos, mientras los capítulos 3 a 6 comprenden profecías contra el reino de Israel por sus extorsiones, avaricia, fraudes e idolatría.

Los capítulos 7 a 9 presentan cinco visiones proféticas acerca del juicio de Dios sobre su pueblo y el reino mesiánico, a cuya maravillas dedica los últimos versículos, como lo hacen también Oseas, Joel, Abdías y casi todos los Profetas Mayores y Menores. Y la época particular de su función para hablar en nombre de de Dios, es en el reinado de Jeroboán II (783-743 a. C.).

Es uno de los momentos gloriosos del pueblo de Israel consideradas las cosas desde el punto de vista humano; se vive en paz y tranquilidad, el Reino del Norte se extiende y enriquece hasta el punto que el lujo de los grandes y poderosos es un insulto para la miseria en que está el pueblo. Incluso el esplendor del culto, encubre la ausencia de una religión verdadera.

Con un estilo sencillo y tan rudo como cabe esperar de un pastor que pasa su vida entre los animales que cuida en soledad, condena la vida corrompida de las ciudades, se indigna por las desigualdades sociales que claman al cielo como grita una injusticia y protesta por la falsa seguridad depositada por sus contemporáneos en los ritos religiosos que están vacíos porque no llevan a compromisos personales.

Dios castigará a los poderosos -clase dirigente- de Samaría que pecan maltratando a los pequeños del pueblo. Critica las idolatrías, violencias, injusticias, disolución y universal corrupción en la que está sumido el rebaño elegido. Por primera vez emplea dos expresiones que luego serán utilizadas ampliamente en la literatura profética posterior.

Habla del ”día de Yahwéh”, cargado de acentos terribles, para designar el momento en que Dios tomará justas decisiones reivindicativas; en medio de tinieblas, Yahwéh castigará a Israel por sus maldades, utilizando a un pueblo que en la mente del profeta Amós es Asíria.

Otra expresión novedosa es el resto, término con el que se quiere designar a una porción de israelitas fieles al yawismo puro en quienes reposará la esperanza de una perspectiva de salvación posterior. Desde siempre ambicionó el hombre las riquezas para poseer, el poder para dominar a los demás y la gloria para alimentar su soberbia; esto trae como directa consecuencia el oscurecimiento y eclipse de Dios. Amós, profeta, dijo en su nombre que Él mira y valora lo de adentro.

Cumplió con valentía el encargo dificultoso de hablar claro y sin tapujos para clarificar actitudes, aunque le llevaran a sufrir las acusaciones de Amasías, sacerdote de Betel, y la persecución de su hijo Ozías.

Ewtn y el Divino Niño


La Fe es la verdad aceptada intelectualmente
En 1995 la Madre Angélica visita en Bogotá, Colombia, el Santuario al Divino Niño Jesús. Allí recibe un mensaje milagroso del Divino Niño, que le dice: “Edifícame un Templo, y Yo ayudaré a los que a te ayuden a ti.” Madre Angélica, a su regreso, comparte su experiencia con las demás monjas en el Convento y posteriormente adquieren un terreno en Hanceville, Alabama, y comienza la construcción de un Templo y de un Monasterio nuevo.

Benedicto XVI alerta sobre “profunda crisis”

teologia de la liberacion bottega

Lanzamiento del libro sobre la “teología de la liberación” del cardenal Gerhard Ludwig Müller, “Pobre y para los pobres” con prólogo de Jorge Mario Bergoglio -Papa Francisco- comenta el volúmen el cardenal Hondureño Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, hombre fuerte del Papa, Gustavo Gutierrez (co-autor del libro, mas de 90 paginas del mismo son obra suya) “Padre” de esta corriente teológica y que ha concelebrado con el papa francisco en el vaticano…

Teólogos liberacion

http://infocatolica.com/blog/sacroprofano.php/1403071014-gustavo-gutierrez-iheroe-en-v

El miércoles 16 de marzo, el diario de la Conferencia Episcopal Italiana, Avvenire, publicó una reciente estrevista inédita realizada por el P. Jacques Servais, S.I., al Papa emérito, S. S. Benedicto XVI, que raramente concede entrevistas públicas, en la que habla de una “profunda crisis” a la que la Iglesia se enfrenta a raíz del Concilio Vaticano II.

Gustavo gutierrez concelebra misa papa francisco Vaticano

El Papa Benedicto nos recuerda la antes indiscutida creencia católica de la posibilidad de la pérdida de la salvación eterna, o que la gente va al infierno: “Los misioneros del siglo XVI estaban convencidos de que la persona no bautizada se condena eternamente. Después del Concilio [Vaticano II], esta creencia se abandonó definitivamente. El resultado fue una profunda crisis con dos vertientes. Sin vistas a la salvación, la fe pierde su fundamento”.

También habla de una “profunda evolución del dogma”, refiriéndose al dogma de que fuera de la Iglesia no hay salvación (Extra Ecclesiam nulla salus). Este supuesto cambio del dogma ha llevado, según el Papa emérito, a una pérdida del celo misionero de la Iglesia: “Se ha eliminado cualquier motivación para un futuro compromiso misionero”. S. S. Benedicto XVI se hace la profunda pregunta que surgió después de este cambio evidente en la actitud de la Iglesia: “¿Por qué se debería intentar convencer a la gente para que acepte la fe cristiana cuando pueden salvarse incluso sin ella?”.

En cuanto a las demás consecuencias de esta nueva actitud de la Iglesia, los propios católicos, según el Papa emérito, están menos adheridos a su fe: si hay quienes pueden salvar su alma por otros medios, “¿Por qué debe estar obligado el cristiano a la necesidad de la fe cristiana y su moral?”, pregunta. Y concluye: “Pero si la fe y la salvación ya no son interdependientes, hasta la fe se vuelve menos motivante”.

S. S. Benedicto XVI también refuta la idea del “cristiano anónimo” como lo desarrolló Karl Rahner, así como la idea indiferentista de que todas las religiones son igualmente válidas y útiles para alcanzar la vida eterna. “Aún menos aceptable es la solución propuesta por las teorías pluralistas de la religión, según las cuales todas las religiones, cada una a su manera, serían vías de salvación y, en este sentido, deben considerarse equivalentes en sus efectos”, dijo. En este contexto, también alude a las ideas del fallecido cardenal jesuita Henri de Lubac, sobre las supuestas “sustituciones vicarias de Cristo” sobre las que ahora hay que volver a “reflexionar”.

Respecto a la relación del hombre con la tecnología y el amor, el Papa Benedicto nos recuerda la importancia del afecto humano, diciendo que el hombre todavía anhela en su corazón “que el buen samaritano venga en su ayuda”. Y continúa: “En el duro mundo de la tecnología -en el que los sentimientos ya no cuentan- la esperanza de un amor salvador crece, un amor que se daría libre y generosamente”.

Benedicto XVI también recuerda a su audiencia que: “La Iglesia no se ha creado a sí misma, fue creada por Dios y es formada continuamente por Él. Esto se manifiesta en los sacramentos, sobre todo en el del Bautismo: entro en la Iglesia, no por un acto burocrático, sino por el sacramento”. Benedicto XVI también insiste en que siempre “necesitamos la gracia y el perdón”. LifeSiteNews. Traducción: CATHOLICVS.

—————————————————————————

Müller afirmó: “El Bautismo es el carácter fundamental que nos une sacramentalmente en Cristo delante del mundo en una sola Iglesia visible. Nosotros como cristianos, católicos y protestantes, estamos pues ya unidos en lo que llamamos la Iglesia visible. En un sentido estrecho existen pues no muchas Iglesias, es decir, uno junto a la otra, pero existen divisiones y grietas dentro de un único pueblo y de una única casa de Dios.” (Muller: discurso en honor del obispo luterano Johannes Friedrich, el 11 de octubre de 2011).

Para Müller la virginidad no tiene nada que ver con las “características fisiológicas en el proceso natural del nacimiento de Jesús (como el no-abrirse de la cerviz, la incolumidad del himen o la ausencia de dolores), mas con el influjo salvador y redentor de la gracia de Cristo por la naturaleza humana” (Müller : “Dogmática católica: estudio y práctica de la teología”).

Muller escribe: “Cuerpo y sangre de Cristo no significan las partes físicas del hombre Jesús durante su vida o en su cuerpo glorificado (…)Cuerpo y sangre significan aquí por lo tanto una presencia de Cristo en la señal mediada del pan y del vino” (Muller: “La Misa, manantial de la vida cristiana”).

“Si alguno dijere que en el sacrosanto sacramento de la Eucaristía permanece la sustancia de pan y de vino juntamente con el cuerpo y la sangre de nuestro Señor Jesucristo, y negare aquella maravillosa y singular conversión de toda la sustancia del pan en el cuerpo y de toda la sustancia del vino en la sangre, permaneciendo sólo las especies de pan y vino; conversión que la Iglesia Católica aptísimamente llama transustanciación, sea anatema [cf. 877]”.(Concilio de Trento -Can. 2.).

————————————————————————-
Después del Concilio Vaticano II, cambiaron los métodos y contenidos de la evangelización y educación cristianas. Se modificó la liturgia, se adoptaron las lenguas locales, se cambiaron rituales y símbolos, se tomaron medidas para lograr una mayor participación, etc. Quizás algunos pensaron que la renovación de la Iglesia consistía sólo en eso.
No hay renovación eclesiástica verdadera sin una transformación de las instituciones, de la calidad y objeto de sus actividades…

El papa quiere llevar la renovación de la Iglesia a un punto de no retorno. El viento que empuja la nave de la Iglesia hacia el mar abierto de su profunda y total renovación es la Misericordia.

Caminamos como Iglesia hacia una renovación profunda y global…debe abarcar todas las dimensiones históricas de la Iglesia.
20 de enero de 2015, cardenal Óscar Andrés Rodríguez Madariaga, coordinador del consejo de cardenales asesores del papa Francisco, Centro Markkula de Ética Aplicada.

http://adelantelafe.com/cardenal-madariaga-rodriguez-el-papa-quiere-llevar-la-renovacion-de-la-iglesia-a-un-punto-irreversible/

————————————————————————–
El cardenal Marx niega que vivir en adulterio sea siempre pecado y valora el amancebamiento y las uniones LGBT.
http://infocatolica.com/?t=noticia&cod=23247

—————————————————————————

Reformistas: Francesco Coccopalmerio (Vaticano-Consejo para los Textos Legales), Gianfranco Ravasi (Vaticano-Consejo para la Cultura), Oscar Andrés Rodríguez Madariaga (Honduras-Tegucigalpa), Walter Kasper (Vaticano- Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos), Dionigi Tettamazi (Italia-ex arzobispo de Milán), Víctor Manuel Fernández (Argentina-Buenos Aires- Rector de la Universidad Católica) y el Padre Antonio Spadaro (S.J. Director de la revista “La Civiltà Cattolica”) Reinhard Marx (Alemania-Freiburg-Presidente de la Conferencia Episcopal).

Profecias para un viernes Santo

droga sexo bottega

“Porque se levantarán falsos mesías y falsos profetas, y obrarán grandes señales y prodigios para inducir a error, si posible fuera, aun a los mismos elegidos”. Mat 24:24

“(La Bestia) Abrió su boca en blasfemias contra Dios, blasfemando de su nombre y de su tabernáculo, de los que moran en el cielo. Fuele otorgado hacer la guerra a los santos y vencerlos. Y le fue concedida autoridad sobre toda tribu, y pueblo, y lengua, y nación”. Apo 13:6

*Nuestra Señora del Buen Suceso en Quito, Ecuador, en 1634 profetizó, a la
Venerable Madre Mariana de Jesús Torres. El Sacramento del Matrimonio “será atacado y profanado ”haciendo fácil a cualquiera vivir en pecado, fomentando la procreación de hijos ilegítimos sin la bendición de la Iglesia”.
Entonces, Nuestra Señora advirtió, “el espíritu cristiano decaerá rápidamente, extinguiendo la preciosa luz de la Fe, hasta alcanzar el punto que habrá una casi total y general corrupción de las costumbres (de la moral), y eso resultará en la falta de vocaciones sacerdotales y religiosas…”
“ya no se encontrará inocencia en los niños, ni modestia en las mujeres” y que “el clero secular (diocesano) dejará mucho que desear porque los sacerdotes se volverán negligentes en sus sagrados deberes… Faltando un Prelado y Padre para guiarlos con amor paternal, bondad, fortaleza, sabiduría y prudencia, muchos sacerdotes perderán su espíritu, poniendo sus almas en gran peligro.”
Ese tiempo, el más oscuro en la historia de la Iglesia, “marcará el arribo de Mi hora” Dios finalmente “podrá fin a aquellos tiempos siniestros, enviando a esta Iglesia el Prelado que restaurará el espíritu de sus sacerdotes”.

*Nuestra Señora de Akita dijo a la Hermana Agnes Katsuko Sasagawa el 13 de octubre de 1973:
“Como te digo, si los hombres no se arrepienten y mejoran por sí mismos, el Padre infligirá un terrible castigo a toda la humanidad. Será un castigo más grande que el diluvio, tal como uno nunca ha visto antes…
Los sobrevivientes se encontrarán tan desolados que envidiarán a los muertos. Las únicas armas que quedarán para vosotros serán el Rosario y el Signo dejado por Mi Hijo. Cada día rezad las oraciones del Rosario. Con el Rosario, rezad por el Papa, los obispos y los sacerdotes. “La obra del demonio se infiltrará incluso dentro de la Iglesia de tal manera, que uno verá cardenales oponiéndose a cardenales, obispos contra obispos. Los sacerdotes que Me veneren serán despreciados y enfrentados por sus cofrades… las iglesias y los altares saqueados; la Iglesia estará llena de aquellos que aceptan compromisos y el demonio presionará a muchos sacerdotes y almas consagradas a dejar el servicio del Señor.”

*El Tercer Secreto de Fátima, profetiza mucho más que la apostasía en la Iglesia, que comienza “por el Papa”, como fue revelado por el Cardenal Ciappi, el teólogo personal de cinco Papas consecutivos (desde Pío XII a Juan Pablo II)
Las naciones antaño católicas redescubrirán su fe bajo persecución y en medio de la desolación por la guerra. Entonces el Papa consagrará Rusia al Inmaculado Corazón y Rusia será convertida. Los invasores asiáticos e islámicos serán expulsados de Europa.

*Un sacerdote en Francia, de nombre Padre Fattecelli o Fatticioli. Dice que habría habido una détente (distensión); que se habría alcanzado un acuerdo entre el Occidente capitalista y el Oriente marxista. Luego, dice la profecía, los comunistas habrían vencido al Occidente, disparando sus misiles – ellos habrían disparado sus misiles – (¡y usó la palabra “misiles” en los años 1840!) ellos habrían disparado sus misiles sobre las costas de Norteamérica – desde posiciones de Rusia y China – y el mundo occidental habría sido llevado a la esclavitud, después de lo cual, “el primogénito del infierno gobernará el mundo”. Y la cosa horrorosa que Malachi Martin refirió fue esto: después que Rusia ganara la guerra, existiría la apariencia que el demonio habría derrotado a Cristo.
El nombre del Libro es Day of Wrath: The Hand of Got Upon An Empire /Día de Ira: La Mano de Dios sobre un Imperio.

*En las revelaciones hechas a la Beata Ana Catalina Emmerich, Nuestra Señora manifiesta que habrá una falsa iglesia de las tinieblas, mientras la verdadera Iglesia continúa existiendo. Esa falsa iglesia será una iglesia ecuménica. Reunirá a todas las comunidades eclesiales y sectas. Y habrá un falso papa y un verdadero papa reinantes al mismo tiempo, tal como fue durante el Gran Cisma de Occidente en siglo XIV. Incluso las religiones no cristianas tendrán alguna afiliación a esa llamada gran iglesia mundial, universal.
iglesia sumergida bottega

El 19 de septiembre, de 1846 la virgen de LaSalette le dijo a Melanie:
Los sacerdotes, ministros de mi Hijo, por su mala vida, por sus irreverencias y su impiedad al celebrar los santos misterios, por su amor al dinero, a los honores y a los placeres, se han convertido en cloacas de impureza…
Los gobernantes civiles tendrán todos un mismo plan, que será abolir y hacer desaparecer todo principio religioso, para dar lugar al materialismo, al ateísmo, al espiritismo y a toda clase de vicios…
Finalmente llamo a los apóstoles de los últimos tiempos, los fieles discípulos de Jesucristo que han vivido en el menosprecio del mundo y de sí mismos, en la pobreza y en la humildad, en el desprecio y en el silencio, en la oración y en la mortificación, en la castidad y en la unión con Dios, en el sufrimiento y desconocidos del mundo. Ya es hora que salgan a iluminar la tierra. Id y mostraos como mis hijos queridos, Yo estoy con vosotros y en vosotros con tal que vuestra fe sea la luz que os ilumine en esos días de infortunio. Que vuestro celo os haga hambrientos de la gloria de Dios y de la honra de Jesucristo. Pelead, hijos de la luz, vosotros, pequeño número que ahí veis; pues he aquí el tiempo de los tiempos, el fin de los fines…
“No ofendan más a Dios (no pequen más) y hagan penitencia; sinó, terribles pruebas y sufrimientos vendrán sobre el mundo”.

LaSalette Llorando por tí

La Misa y la Pasión

santa-misa bottega
La Misa y la Pasión siguiendo la película de Mel Gibson.

Formidable meditación en imágenes sobre el sacrificio cruento e incruento.

Vídeo realizado por Michael Sestak

Catequesis visual de la Misa.

Credo de Nicea – Constantinopla (Credo Largo)

Creo en un solo Dios,
Padre todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra,
de todo lo visible y lo invisible.

Creo en un solo Señor, Jesucristo,
Hijo único de Dios,
nacido del Padre antes de todos los siglos:
Dios de Dios,
Luz de Luz,
Dios verdadero de Dios verdadero,
engendrado, no creado,
de la misma naturaleza del Padre,
por quien todo fue hecho;
que por nosotros lo hombres,
y por nuestra salvación
bajó del cielo,
y por obra del Espíritu Santo
se encarnó de María, la Virgen,
y se hizo hombre;
y por nuestra causa fue crucificado
en tiempos de Poncio Pilato;
padeció y fue sepultado,
y resucitó al tercer día, según las Escrituras,
y subió al cielo,
y está sentado a la derecha del Padre;
y de nuevo vendrá con gloria
para juzgar a vivos y muertos,
y su reino no tendrá fin.

Creo en el Espíritu Santo,
Señor y dador de vida,
que procede del Padre y del Hijo,
que con el Padre y el Hijo
recibe una misma adoración y gloria,
y que habló por los profetas.

Creo en la Iglesia,
que es una, santa, católica y apostólica.
Confieso que hay un solo bautismo
para el perdón de los pecados.
Espero la resurrección de los muertos
y la vida del mundo futuro.
Amén.

Las Potencias del Alma

mediocre bottega

“Dotada de un alma “espiritual e inmortal”, la persona humana es la “única criatura en la tierra a la que Dios ha amado por sí misma”. Desde su concepción está destinada a la bienaventuranza eterna. Catecismo de la Iglesia católica, 1703.

El alma, es el bien más preciado que tenemos, el único que es perdurable eternamente, nunca morirá y siendo lo que más deberíamos de cuidar y desarrollar, es a lo que menos atención le prestamos.
Todos los pueblos primitivos reconocían la existencia de un espíritu interior, en el cuerpo de cada persona.

Platón y Aristóteles, se ocuparon del tema del alma.

“No confundamos potencias del alma con las facultades de esta. Las potencias son tres: Memoria, Inteligencia y Voluntad. Las facultades son dos: la facultad de Conocer y la facultad de Amar. Conocer a Dios equivale a estar unidos a Él, tratar de conocerle es querer llegar a la unión con Él. Esta unión, es la manifestación divina del amor en nuestras almas, es decir, se realiza a través del amor”. Santa Teresa Benedicta de la Cruz

Son pues, las capacidades o herramientas de que dispone el individuo, para realizar su cometido más trascendente, cuál es el de obtener su salvación.
“La fuerza del alma está en sus potencias, pasiones y apetitos, dirigido todo por la voluntad. Cuando la voluntad dirige todas las potencias pasiones y apetitos a Dios y las desvía de todo lo que no es Dios, es cuando guarda la fuerza del alma para Dios y entonces ama a Dios con todas sus fuerzas. Y estas potencias de nuestro espíritu, cuando lleguen a su eterno destino, se verán penetradas, transformadas e iluminadas por una nueva luz, luz que se enciende al contacto con la llama de la divinidad”. San Juan de la Cruz

“A la fe le corresponde el entendimiento;
A la esperanza le corresponde la memoria;
A la caridad la voluntad.
En cada virtud teologal debe de actuar la unión con Dios en la `potencia correspondiente. Las tres virtudes teologales, han de ser las que han de poner en perfección las tres potencias del alma… Mediante las virtudes teologales cada potencia es informada de modo sobrenatural según las exigencias de su propia entidad”. Juan Pablo II

El hombre de alma enferma, al perder ésta sus potencias, va perdiendo su tendencia a la inmortalidad y hacia la consecución de una felicidad perfecta, que sólo parcialmente puede saciarse en los bienes terrenos.
El fin del hombre, manipulado por el consumismo, se ha reducido a adquirir el mayor número de objetos, a realizar el mayor número de viajes y a copular el mayor número de veces.
La educación actual logró minimizar la memoria y la dirige a recordar lo nimio y olvidar lo fundamental y trascendente.
Anuló la capacidad de análisis y síntesis, generadores del espíritu crítico, obnubilando el entendimiento.

La voluntad del hombre la dirige la moda, la única voluntad que le queda es comprar lo que la moda dicte y bailar al son que le toquen…

“Están fuera de su órbita el ingenio, la virtud y la dignidad, privilegios de los caracteres excelentes; sufren de ellos y los desdeñan. Son ciegos para las auroras; ignoran la quimera del artista, el ensueño del sabio y la pasión del apóstol. …carecen de iniciativa y miran siempre el pasado, como si tuvieran los ojos en la nuca. Son incapaces de virtud; no la conciben o les exige demasiado esfuerzo. Ningún afán de santidad alborota la sangre en su corazón; a veces no delinquen por cobardía ante el remordimiento….”, José Ingenieros (El Hombre Mediocre)

Su ilusión es estar bien informado, para saber lo que debe hacer, si se pone de moda ser gay, será gay…

El Entendimiento (inteligencia) es la capacidad de hacerse una pregunta que No resuelve un problema, como preguntarse “que es lo verdadero o lo justo”.

La voluntad es el acto donde entra la razón, dirigida por la verdad. Así sea la negación de algo aparentemente bueno, es la capacidad de decir No.

La Memoria permite que yo sepa quien soy y me permite edificarme, me da esperanza.

El pecado es el veneno que le entra a la memoria para que recuerdes siempre lo malo. Hace que le restes importancia a lo bueno y maximices lo malo, haciéndote habitar en el dolor.

Toda liberación debe empezar con la sanación de las potencias del Alma.