Generación perversa

prodigo

“Mirad las aves del cielo: no siembran, ni siegan, ni almacenan en graneros, y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿Es que no valéis vosotros mucho más que ellas?

Las Águilas tienen una sola pareja toda su vida con quien construyen su nido, de donde los polluelos se van apenas pueden volar. Para que aprendan a volar, sus padres los tienen que empujar fuera del nido para provocarlos a volar y vencer el miedo a las alturas.

¿Se remonta el águila por orden tuya para poner su nido en lo más alto? En la roca fija su morada y reposa, en el picacho de la roca más inaccesible. Job 39:27-28

Durante toda su vida el águila continúa trabajando en su nido, puede tener 2 ó 3 nidos construidos en diferentes lugares, pero sólo utiliza uno por temporada.

Algo parecido sucede con todas las especies, las crías se tienen que ir para evitar el incesto…

«Dios, mi Hacedor… nos enseña más que las bestias de la tierra, nos hace más sabios que las aves del cielo». Job 35:10

Dios ordena, “creced y multiplicaos”, “Dejará el hombre a su padre y a su madre y se unirá a su mujer y serán una sola carne”. Gén 2:24

Luego llama a Abraham y le ordena “Vete de tu tierra y de tu patria y de casa de tu padre. Gén 12:1

De su descendencia vienen múltiples pueblos, y las 12 tribus que más tarde poblaran toda la tierra…

Más adelante, el Mesías en persona hace un milagro de prosperidad en una boda y perfecciona el sacramento del matrimonio, al extremo que prohíbe el divorcio. “El cuerpo es templo del espíritu de Dios”, es el fin del paganismo…

“Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre y se unirá a su mujer, y serán los dos una sola carne, de modo que ya no son dos, sino Una sola carne. Por tanto, lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre… Moisés os permitió repudiar a vuestras mujeres a causa de la dureza de vuestro corazón; Sin embargo, Yo os digo: cualquiera que repudie a su mujer -a no ser por fornicación- y se case con otra, comete adulterio”. Mat 19:5-9

Recordemos que el castigo para el adulterio y la fornicación es la pena de muerte y que la verdadera muerte es el infierno eterno…

La preparación de un matrimonio solía tomar un año, tiempo en el cual se hacia la casa, se amoblaba y los novios se despedían de sus padres formalmente para iniciar una nueva vida, independiente y autónoma…

Hoy la corrupción de las costumbres en occidente -diríamos que desde 1968- el uso de anticonceptivos, la libertad sexual (que es una esclavitud al vicio) y la ideología de género, han hecho que, o bien los abuelos estén criando nietos bastardos o los padres tengan bajo su techo “polluelos” que no quieren volar, pero que llenan la casa de vicio y concupiscencia.

Porque existe el axioma de que hay que ser solidario con los hijos en todo…

Debemos recordar que cada que hay relaciones sexuales se crea vida, o se liberan demonios de pecado.

Así las cosas vemos “abuelos” con arete y vestidos de colores para solidarizarse con los vicios de los hijos y a las madres acompañando a sus hijas a matar sus propios nietos…

Hijos que no saben que hay un mandamiento que exige “honrar padre y madre” y padres que compran la amistad de los hijos o su compañía, al precio de sus propias almas, porque el que acoge pecadores se hace pecado.

“¡Ay de los hijos rebeldes, dice Yahvé, que toman consejo, pero no de mí…Que dicen a los videntes: No veáis; y a los profetas: No nos profeticéis cosas rectas; decidnos cosas halagüeñas, profetizadnos mentiras” Isa 30:1-10

Recordemos que Dios a la mujer pecadora le perdona la vida pero le exige, “No peques más”.

Al hijo prodigo, le acoge cuando acepta su culpa… «Padre, he pecado contra el cielo y contra ti; ya no soy digno de ser llamado hijo tuyo». “porque este hijo mío estaba muerto (por el pecado) y ha vuelto a la vida, estaba perdido y ha sido encontrado (confesó su pecado y viene arrepentido a reparar)». Luc 15:22-24

Pero tengo algo contra ti: que admites ahí a los que…(permiten) seducir a los hijos de Israel para que comieran de los sacrificios idolátricos y fornicaran. Apo 2:14

Porque Dios es justo y Misericordioso con el que se arrepiente y cambia:

“Entonces dirá a los que estén a la izquierda:

«Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles: porque tuve hambre y no me disteis de comer; tuve sed y no me disteis de beber; era peregrino y no me acogisteis; estaba desnudo y no me vestisteis, enfermo y en la cárcel y no me visitasteis».

Entonces le replicarán también ellos:

«Señor, ¿cuándo te vimos hambriento o sediento, peregrino o desnudo, enfermo o en la cárcel y no te asistimos?» Entonces les responderá: «En verdad os digo que cuanto dejasteis de hacer con uno de estos más pequeños, también dejasteis de hacerlo conmigo. Y éstos irán al suplicio eterno; los justos, en cambio, a la vida eterna». Mat 25:41

“Por tanto, queridísimos míos, así como siempre habéis obedecido, no sólo en mi presencia, sino también mucho más ahora en mi ausencia, trabajad por vuestra salvación con temor y temblor…para que lleguéis a ser irreprochables y sencillos, hijos de Dios sin tacha en medio de una generación depravada y perversa, en la cual brilláis como luceros en el mundo” Flp 2:12

“Si un hombre tuviere un hijo rebelde y desvergonzado, que no atiende lo que manda el padre y la madre, y castigado se resiste con desprecio a obedecer, préndanlo y llévenlo ante los ancianos de su ciudad, y a la puerta donde está el juzgado, y les dirán:

Este hijo nuestro es desobediente y rebelde: hace burla de nuestras reprensiones: pasa la vida en merendonas y en disoluciones y convites. Entonces, dada la sentencia, morirá apedreado por el pueblo de la ciudad: para que arranquéis el escándalo de en medio de vosotros, y todo Israel oyéndole tiemble”. Deu 21:18,21

Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados

alfred_rethel

Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados. Mateo 5:6

«Las bienaventuranzas dibujan el rostro de Jesucristo y describen su caridad; expresan la vocación de los fieles asociados a la gloria de su Pasión y de su Resurrección; iluminan las acciones y las actitudes características de la vida cristiana; son promesas paradójicas que sostienen la esperanza en las tribulaciones; anuncian a los discípulos las bendiciones y las recompensas ya incoadas; quedan inauguradas en la vida de la Virgen María y de todos los santos» (CCE 1717).

“No nos es suficiente el querer la justicia si no tenemos hambre de justicia. De modo que nunca nos consideremos bastante justificados con este ejemplo, sino que entendamos que siempre debemos tener hambre de las obras de justicia”. San Jerónimo.

Toda obra buena que No hacen los hombres con un fin bueno es desagradable delante de Dios. Tiene hambre de justicia el que desea obrar según la justicia de Dios. Tiene sed de justicia el que desea adquirir su ciencia”. Crisóstomo, opus imperfectum in Matthaeum, hom. 9.

“Ofrece la bienaventuranza a los que tienen hambre y sed de justicia, manifestando que el perfecto conocimiento de Dios es el que constituye la avidez de los santos que no puede saciarse hasta que no habiten en el cielo. Y esto es lo que se expresa con aquellas palabras “porque ellos serán hartos”. San Hilario, in Matthaeum,

“Mi comida es el hacer la voluntad de mi Padre” (Jn 4,34), la cual es la justicia, y aquella agua, de la que todo el que bebiere: “se hará en él una fuente de agua que saltará hasta la vida eterna” (Jn 4,14) San Agustín, de sermone Domini, 1

La justicia es principio fundamental de la existencia y coexistencia de los hombres, como asimismo de las comunidades humanas, de las sociedades y los pueblos. Cristo nos ha dado el mandamiento del amor al prójimo. En este mandamiento está comprendido todo cuanto se refiere a la justicia. No puede existir amor sin justicia. El amor “rebasa” la justicia, pero al mismo tiempo encuentra su verificación en la justicia. Hasta el padre y la madre al amar a su hijo, deben ser justos con él. Si se tambalea la justicia, también el amor corre peligro. No podemos olvidar las palabras de Nuestro Señor: “Con la medida con que midiereis se os medirá” (MT 7,2).

“Vienen días, dice Yahvé, en que mandaré yo sobre la tierra hambre, no hambre de pan ni sed de agua, sino de oír la palabra de Yahvé, y andarán errantes de mar a mar y de norte al oriente en busca de la palabra de Yahvé, y no la hallarán”. Amó 8:11 -12

Porque os digo que, si vuestra justicia no supera a la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos. Mat,5:20

En nosotros se cumple la justicia, pues recibimos el digno castigo de nuestras obras. Luc,23:41

“No perdonó tampoco al viejo mundo, sino que sólo guardó a Noé, para pregonero de la justicia cuando trajo el diluvio sobre el mundo de los impíos; Mejor les fuera no haber conocido el camino de la justicia que, después de conocerlo, abandonar los santos preceptos que les fueron dados. 2Pe,2:5-21

En esto se conocen los hijos de Dios y los hijos del diablo. El que no practica la justicia, no es de Dios, y tampoco el que no ama a su hermano. 1Jn,3:10

Profecías cumplidas; Tiro

during_the_siege_of_tyre_by_andre_castaigne_1898-1899-1

Dice el Señor Dios. «Estoy contra ti, Tiro, y haré que naciones numerosas suban contra ti, como sube la marea del mar. Derribarán los muros de Tiro, destruirán sus torres. Raeré de ella hasta el polvo, y la dejaré como una piedra desnuda. Será un secadero de redes en medio del mar, porque Yo he hablado, oráculo del Señor Dios”. 3-5

El gran asedio de Tiro lo realizaron las tropas babilónicas del rey Nabucodonosor II, quienes tuvieron que esperar 13 años para tomarse la ciudad en 574 a. C.

Cuando por fin conquistaron las murallas y entraron a la ciudad se encontraron con que los habitantes habían huido a una isla, ubicada a un kilómetro mar adentro. La Tiro continental destruida por Nabucodonosor, fue arrasada pero Tiro siguió existiendo en la isla que se fortificó cada vez más hasta hacerse inexpugnable y cuyas murallas entraban en el mar y alcanzaban los 45 metros de altura, bajo el mar habían redes y cadenas que harían encallar cualquier flota de barcos que la atacaran…

La profecía entonces no se cumplió y los paganos se burlaban del profeta porque si bien la antigua tiro fue destruida, sus habitantes estaban aún más fortificados y en cambio de un puerto ahora tenían 2 uno en la ciudad continental (que aun servía como bodegas) Sidón y otro en la Isla inexpugnable.

Tiro tenía entre 40 y 50 mil habitantes lo que la hacía una de las ciudades más grandes del mundo 600 años antes de cristo, era una súper potencia del mundo antiguo. Estratégicamente situada en la costa del Mediterráneo

“Tiro dijo de Jerusalén. «¡Vaya!, ha sido quebrantada la puerta de las naciones, se ha vuelto hacia mí; la que abundaba está asolada». Eze 26:2

Se burló de la desgracia de Jerusalén, por lo tanto Dios se airó contra ella. Pero la profecía no se cumplió durante 250 años …

Alejandro Magno en 332 a.C. fue desafiado por tiro desde su fortaleza-isla, protegida por su marina poderosa, y rodeado por el Mediterráneo, los Tirios podían permitirse desafiar sus fuerzas terrestres. Pero Alejandro estaba determinado a  ponerla bajo su control. Para hacerlo tenía que construir una rampa que uniera la costa con la isla a través de la cual sus soldados pudieran marchar, pero de donde tomaría los materiales? Pues de la antigua tiro que fue arrasada y sus antiguas fortalezas lanzadas al mar, lo que se convirtió en un puente que permitió a su caballería destruir la famosa Tiro. Se dice que el rey macedonio estaba tan furioso por la defensa tiria y la pérdida de sus hombres que destruyó la ciudad.

El asedio de Tiro fue muy sangriento, según Arriano, sólo murieron 400 macedonios frente a los 8.000 tirios que perdieron la vida en la defensa de su ciudad, 2.000 tirios fueron crucificados a lo largo de kilómetros de playa y 30.000 ciudadanos y extranjeros fueron convertidos en esclavos, sin embargo, varios miles de tirios fueron recogidos y escondidos por la armada de la vecina ciudad de Sidón.

Las profecías bíblicas se cumplen al pie de la letra , tarde o temprano, así cayo tiro y su Dios pagano melkart…

 

 

Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados

lagrima

Estatua de Jesucristo Crucificado derrama lágrimas en Trujillo, Perú

“Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados”.

En Francia quedan 10.000 sacerdotes y de ellos el 70% sobrepasa los 75 años, motivo de llanto para la iglesia. En Alemania hay sacerdotes que tienen que atender 50 parroquias, llanto para el que fuera “Sacro Imperio Romano Germánico”. Ya hay iglesias que se usan como hoteles , restaurantes o discotecas, los seminarios están vacíos, llanto para la iglesia…

El sermón de la Montaña es el primero de los cinco grandes discursos que reúne las enseñanzas de Jesús sobre el Reino de Dios.

La bienaventuranza prometida nos coloca ante opciones morales decisivas. Nos invita a purificar nuestro corazón de sus malvados instintos y a buscar el amor de Dios por encima de todo.

“Los que lloran los pecados ajenos también serán consolados, puesto que cuando conozcan en la otra vida la gran bondad de Dios… y comprendan que los que se perdieron no eran de Dios, se alegrarán de aquellos que habiendo dejado la aflicción han sido constituidos en herederos de la gloria. Crisóstomo, opus imperfectum in Matthaeum, hom. 9

“Alegraos con los que se alegran, llorad con los que lloran”. Rom, 12:15

“Los convertidos a Dios pierden todo lo más querido que tienen en este mundo. No se gozan en aquellas cosas en que antes se alegraban y hasta que no posean el amor de las cosas eternas son heridos por alguna tristeza. Se consolarán en el Espíritu Santo, el cual con toda propiedad se llama Paráclito, lo que quiere decir consolador, porque enriquece con la eterna alegría a los que pierden la alegría temporal. Por lo tanto dice: “Puesto que ellos serán consolados”. San Agustín, de sermone Domini, 1,2

“Los heraldos gritan en las calles, los mensajeros de paz lloran amargamente… se ha roto la alianza, se han rechazado los testimonios, no se respeta a nadie”. Isa 33:7 -8

“Los que lloran a los hijos u otros individuos que han perdido, por todo el tiempo de su dolor no desean la riqueza ni la gloria, ni se consumen por la envidia, ni se conmueven por las ofensas, ni son presas de alguna otra pasión, Mucho más deben observar estas cosas los que lloran Sus pecados, pues llorarlos cosa digna Es. San Juan Crisóstomo, homiliae in Matthaeum, hom. 15,3

La perspectiva de un cristiano no puede limitarse al horizonte de la vida en este mundo; él sabe que en la vida presente se prepara otra cuya importancia es tal, que los juicios se deben hacer sobre la base de ella. Desde este punto de vista, no existe aquí abajo desdicha absoluta…

 

Llora Jesús como Niño Dios, desde su ingreso en este mundo, llora por el frío de la noche de Belén, pero llora más por el frío que encuentra en los corazones de los hombres, en sus corazones enfriados en el amor a Dios; llora el Niño Dios y llora también el Mesías de Israel, por su patria, Jerusalén (Lc 19, 41), porque se obstina en rechazar al enviado de Dios; llora Jesús por la muerte de su amigo Lázaro, cuyo cadáver en descomposición representa al alma en pecado mortal, muerta a la vida de la gracia; llora con lágrimas de sangre el Sagrado Corazón en la amargura del Huerto, por la indiferencia de todos aquellos que se perderán al despreciar el amor de Dios que se les ofrece por su sacrificio en cruz; llora el Hombre-Dios que cuelga desde la cruz, por el terrible dolor que en su alma provoca el odio deicida y fratricida de los hombres; llora en silencio porque muchos de los bautizados, aquellos por quienes se entregó, son indiferentes y rechazan su sacrificio en cruz y Su Presencia Sacramental. P. Álvaro Sánchez Rueda

 

ESCAPULARIO DE BENDICIÓN Y PROTECCIÓN

ESCAPULARIO DE BENDICIÓN Y PROTECCIÓN

María Julia Jahenny (1850-1941) fue una francesa estigmatizada que durante sus últimos cinco años de vida se alimentó sólo con la eucaristía.

Fue un alma víctima que podía reconocer las reliquias verdaderas de las que no eran, que hostias estaban consagradas y cuáles no, y entender idiomas que no conocía. Tuvo el don de profecía con visiones sobre los últimos tiempos y la venida del anticristo.

PROFECÍAS

Una de las profecías más interesantes de Marie-Julie es la visión que tuvo del diálogo entre Nuestro Señor Jesucristo y Lucifer-Satanás, en el que éste amenazó de la siguiente manera: “Atacaré a la Iglesia. Derribaré la Cruz, diezmaré la población y depositaré una gran debilidad en los corazones. Propiciaré la negación de la Religión Católica. Por un tiempo seré el amo de todas las cosas en la tierra, todo estará bajo mi control, aún Tu Templo y Tus fieles”
Confirmando la visión anterior, en otra ocasión, oyó a San Miguel decir que Satanás tomará posesión de todas las cosas terrestres, por algún tiempo, y que reinaría completamente sobre todo; que toda benevolencia, Fe y Religión verdadera sería sepultada como en una tumba…..”, “Satanás y los suyos festejará su triunfo con fingida belleza y alegría.”                 “Todo lo aprobado por la Iglesia infalible dejará de existir como lo vemos hoy (hace cien años), por cierto tiempo. En esa desdichada y aniquilante época se verán aparecer en la tierra extraños signos. Por causa de los pecados y maldad de los hombres la Santa Iglesia será oscurecida, pues, Nuestro Señor enviará esta oscuridad para detener a los malos en la búsqueda de mayor maldad…..” Marie-Julie Jahenny sigue describiendo su visión: “Aparentemente, no quedará ningún vestigio del Santísimo Sacramento, ningún rastro de la Fe, por todos lados solamente habrá confusión….”

El arcángel San Miguel termina por decirle: “Después del triunfo satánico; Nuestro Señor Jesucristo congregará a Sus ovejas dispersas para reinar sobre el mal y sacará de su tumba a la oculta Iglesia y a la postrada Cruz….”

El 27 de noviembre de 1902 y el 10 de mayo de 1904, Nuestro Señor Jesucristo y la Santísima Virgen María le anunciaron la conspiración del Nuevo Ritual de la Misa.“Te anunciamos la siguiente advertencia: Los discípulos que no son de Mi Evangelio están trabajando intensamente en estructurar, de acuerdo a sus propias ideas y bajo la influencia del enemigo de las almas, una nueva Misa que contenga conceptos odiosos a Mis designios.” “Cuando esta fatal hora llegue, la fe de mis sacerdotes se pondrá a prueba;

“Vendrán tres días de grandes tinieblas.“La tierra se convertirá en un enorme cementerio; los cadáveres de los enemigos de Dios y de los justos cubrirán la tierra, para los que queden vivos vendrá el hambre…..

Las velas de cera bendita iluminarán durante estas tinieblas horrorosas. Una vela durará los tres días, pero en las casas de los impíos no arderán.

Durante esos tres días los demonios aparecerán en formas horribles y abominables y harán resonar el aire con espantosas blasfemias.

Los rayos y centellas penetrarán en las casas, pero no apagarán la luz de las velas benditas los vientos, tormentas y terremotos.

Tres cuartas partes de la humanidad será aniquilada. El castigo será mundial”.

A los animales “Se les pondrá al cuello una medalla de San Benito” (La Virgen advirtió a todos que llevaran una medalla de San Benito)

«Nuestra Señora del Buen Amparo»

 

Éxtasis del 16 de agosto de 1880.

“Diré también a los padres que sería muy bien, y al mismo tiempo una gran gracia, que hicieran llevar a sus hijos, pequeños y mayores, una medalla. Servirá para proteger la inocencia durante un tiempo muy difícil, mientras se derramará la peste de la corrupción por todas partes. Cada cristiano podría proveerse de esta medalla que le servirá de defensa y de arma de la Fe la cual vencería la boca culpable y pérfida del mal.»

Dirá:

«Oh! Tú Santa Virgen, quien pisaste la cabeza de la serpiente, protege nuestra fe y la inocencia de nuestros pequeñitos.»

Palabras de Nuestro Señor del 20 de Julio de 1882:

“Yo deseo que mis siervos, siervas y hasta los más pequeñitos se puedan revestir de una Cruz. Esta Cruz será pequeña y en su medio llevará como una llamita blanca. Indicará esta llamita que son hijos e hijas de la luz”.

Contra Enfermedades desconocidas:Una medalla de mi Divino Corazón; una medalla que lleve mi Cruz Adorable. Meteréis ambas medallas en un vaso con agua – no importa el material -. Beberéis ese agua que ha sido doblemente bendecida y purificada. Una sola gota en vuestra comida; una gota bastará para eliminar, no ya la plaga, sino el flagelo de mi Justicia. (La medalla milagrosa, por sí misma, reúne las condiciones necesarias). Daréis una gota de este agua a las pobres almas que hayan sufrido el flagelo de enfermedades desconocidas; las que atacan al corazón, al espíritu y a la palabra” . “Para usar en infusión: La hierba de San Juan (Glechoma hederacea) (enredadera de exterior en árboles); especialmente para estados graves y para los dolores en el pecho y jaquecas intensas. El espino (Caetagus oxyacantha) para usar en caso de cólera (que será frecuente y estará muy extendido). Para fiebres desconocidas: será eficaz la humilde Violeta (Viola odorata), el perfume y la virtud de la humildad”

Éxtasis Del 23 De Agosto De 1878

“He aquí lo que me mostró la Santa Virgen sobre su Corazón inmaculado, es un escapulario ancho, más ancho que los escapularios conocidos, un poco más ancho que la palma de la mano. Su color se parece al de la violeta, un morado muy bonito.

escapulario de maria julia

Aquí está lo que representa: en el medio los tres clavos que crucificaron a nuestro Señor sobre la Cruz, pasando unos encima de los otros, sin formar una cruz. De la punta de cada uno cae una gota de sangre bermeja. Encima de los clavos se ve una esponja cuyo aspecto recuerda el del cascabillo.

Las tres gotas de sangre se juntan para caerse en un pequeñito cáliz pintado de rojo que es rodeado por una corona de espinas, se ven tres crucecitas gravadas sobre la parte delantera del cáliz. Es la parte del escapulario que está sobre la capa de la Santa Virgen.

Noto que este escapulario es mantenido por dos lazos morados que pasan sobre cada espalda, hay tres nudos sobre la espalda izquierda y dos sobre la derecha.

El otro lado del escapulario representa a la Santa Virgen María sentada, sosteniendo en sus brazos a su adorable Hijo, la boca y la cabeza de Nuestro Señor descansando sobre el Corazón de la Santa Virgen.

En la parte abajo del escapulario, y casi a los pies de Nuestro Señor, está un Ángel vestido de blanco, de pelo rizado, que lleva una corona blanca, su faja es roja. En sus manos lleva una ropa que le sirve para secar los pies de Nuestro Señor.

Encima del Ángel, por la parte derecha del escapulario hay una escala. Por la parte izquierda, detrás de Nuestro Señor, se ve la caña de la Pasión, pintada de rojo pero sin esponja. Corren las lágrimas de la Santa Virgen, por la parte derecha de su pecho, y se van a parar a los pies del Ángel. Es bordado el escapulario por un lazo rojo y son de lana los lazos.

Ahora, hija mía, me dijo la Santa Virgen, voy a darte la explicación de este escapulario. Me dirijo a tí, victima mía, y a mi siervo (será el director espiritual de Marie-Julie Jahenny).

Hijos míos de la Cruz, hacía mucho tiempo que mi Hijo y Yo deseábamos dar a conocer este escapulario de bendición; Hijos mios, este escapulario, es como si mi Corazón le hiciera de modelo, pues es mi Corazón el emblema de la simplicidad y de la humildad, lo que simboliza el color morado.

Son poco venerados los clavos que traspasaron los pies y las manos de mi Hijo, y son venerables; por eso mi Hijo, en su divina Sapiencia pide la representación de los tres clavos en la parte delantera del escapulario.

Las tres gotas de sangre y el cáliz representan los corazones generosos recogiendo la sangre de mi Divino Hijo.

Representará la esponja roja a mi Divino Hijo bebiendo, en cierto modo, los pecados de sus hijos pero su adorable boca lo rehusa.

Deseo que el fondo (normalmente) negro del escapulario sea morado, pero deseo Yo que los clavos, el cáliz, la esponja y la corona estén sobre un pedazo de franela rojo oscuro.

Esta primera aparición de este escapulario será una nueva protección para el tiempo de los castigos, de las calamidades y de las hambres. Todos los que lo llevarán podrán aguantar las tormentas, las tempestades y las tinieblas, tendrán la luz igual que de día. Esta es la fuerza de este escapulario desconocido”.

Presenta la Santa Virgen el escapulario a Nuestro Señor que dice entonces:

“Me dirijo a tí, victima mía, también a mis victimas y a mi siervos, hijos míos de la Cruz. Os doy una idea, un pensamiento profundo: cuando me quitaron de la Cruz, me pusieron en los brazos de mi Madre: este descendimiento, este pensamiento, esta devoción, son poco conocidos. Quisiera Yo, que gracias a la reproducción de este escapulario esto entrará en el corazón de los hijos de la Cruz, y ellos me saludaran diciéndome:

– Te saludo, Jesús Crucificado por dejarme la vida.
.
– Te saludo con el júbilo de los Ángeles y de los Santos cuando te descendíeron de la Cruz.
.
– Te saludo con la tristeza de tu Madre cuando te descansabas contra su Corazón y sobre sus rodillas inmaculadas.

“Hijos míos, muy pocas almas piensan en enjugar las adorables heridas de mis pies cuando corre la sangre y quisiera Yo que fuera conocida esta representación.

Tampoco se piensa mucho en las lágrimas derramadas por mi Madre durante mi Pasión; estas lágrimas están a los pies del Ángel que seca mis pies sagrados. Gracias a este escapulario, quisiera Yo que pensarais en esta escala, en esta caña y en estos clavos de mi Pasión.

Hijos míos, cada alma, cada persona que poseerá dicho escapulario, verá su familia protegida así como su casa sobre todo de los incendios que nunca la incendiarán.

Este escapulario fulminará a los ingratos que blasfemarán mi Nombre en la casa en la cual estará expuesto. Si entra un impío, estará éste tan impresionado que próxima será su conversión.

Todos los que lo llevarán estarán preservados del trueno, de muerte súbita y de accidentes. Estarán protegidos durante los castigos.

Quienquiera que lo pondrá en el Templo Santo alejará a los impíos y las profanaciones.

El Señor añade también que se despertarán la fe y la convicción en el alma obstinada a la cual le será recordado este escapulario en la hora de la muerte; que todos los que pensarán en él y lo amarán evitarán las penas del alma y que quien lo llevará estará fuera de peligro como si poseyera el Cielo. 

Precisa también que además este escapulario servirá de pararrayos bajo el cual la Ira de Dios se hará menos pesada.

Dice también Nuestro Señor que cualquier sacerdote podrá bendecir este escapulario.

Tú, victima mía, podrás hacer el modelo… Al ponerse este escapulario se podrá rezar 5 ó 7 veces el Crux Ave y meditar durante 1 ó 3 minutos sobre mi Santa Pasión… Concederé muchas gracias a quien se vestirá de este santo Hábito.

“¡Oh! Crux Ave, spea unica “et Verbum caro factum est”. ¡Oh! Jesús, vencedor de la muerte, sálvanos”

Profecía de San Ambrosio

rae

Profecía de San Ambrosio de Óptina

INSTRUCCIONES DEL FINAL DE LOS TIEMPOS por San Ambrosio de Óptina(+1891)

San Ambrosio (también conocido como staretz Ambrosio) es uno de los starets más conocidos de Optina. La Iglesia Ortodoxa Rusa le declaró santo en 1988 y su memoria se celebra el 10 de octubre.

Hijo mío, sé que en los últimos días llegarán tiempos difíciles; y como dice el Apóstol, he aquí, debido a la falta de piedad, aparecerán en la iglesia distintas herejías y cismas; y tal como predijeron los Santos Padres, en ese tiempo en el trono de los Jerarcas y en los monasterios no habrá ningún hombre probado y experimentado en la vida espiritual. Por lo cual, las herejías se extenderán por todas partes y engañarán a muchos. El enemigo de la humanidad actuará con habilidad, y en la medida de lo posible, intentará conducir a la herejía incluso a los elegidos. No comenzará por destruir los dogmas de la Santísima Trinidad, la divinidad de Jesucristo, o de la Theotokos, sino que imperceptiblemente comenzará a distorsionar las enseñanzas de los Santos Padres, a introducir otras palabras en las enseñanzas de la Iglesia misma. La astucia del enemigo y sus “vaivenes” (idas y vueltas) son observados por muy pocos, sólo por aquellos que son más experimentados en la vida espiritual. Los herejes se harán cargo de la Iglesia, en todas partes, y elegirán a sus siervos, y la espiritualidad se abandonará. Pero el Señor no dejará a sus siervos sin protección. En verdad, su labor principal es la persecución de los verdaderos pastores y sus prisiones; porque si no hacen eso, el rebaño espiritual no caería jamás en las garras de la herejía. Por lo tanto, hijo mío, cuando veas en las Iglesias que se burlan del acto Divino, de las enseñanzas de los Santos Padres, y del orden establecido por Dios, debes saber que los herejes ya están presentes. Ten en cuenta también que, durante algún tiempo, podrían ocultar sus demoniacas intenciones, o podrían deformar la fe divina encubiertamente, de modo que triunfaran mejor al engañar y embaucar a los inexpertos.

Ellos perseguirán a pastores y siervos de Dios por igual, pues el diablo que está dirigiendo la herejía no puede soportar el orden Divino. Como lobos en piel de oveja, serán reconocidos por su naturaleza jactanciosa (de vanagloria), por el amor al deseo/avaricia y la codicia por el poder. Todos ellos serán traidores, causando el odio y la maldad en todas partes; es por ello que el Señor dijo que podríamos reconocerlos fácilmente por sus frutos. Los verdaderos siervos de Dios son mansos, amantes de sus hermanos y obedientes a la Iglesia (orden, tradiciones).

En aquel tiempo los monjes soportarán grandes presiones de los herejes, y se mofarán de la vida monástica. Las familias monásticas se empobrecerán, el número de monjes se reducirá. Los restantes sufrirán violencia. Estos enemigos de la vida monástica, que simplemente tienen apariencia de piadosos, se esforzarán por atraer (y preparar) monjes a su lado, con la promesa de protección y de bienes materiales (comodidades), y sin embargo amenazarán con el exilio a aquellos que no se sometan. A causa de estas intimidaciones (amenazas), los débiles de corazón serán muy humillados (atormentados).

Si vives para ver ese momento, alégrate, pues en ese momento los fieles que no posean otras virtudes, recibirán coronas por el solo hecho de permanecer firmes en su fe, conforme a las Palabras del Señor: “A todo aquel que me confiese delante de los hombres, Yo también lo confesaré delante de mi Padre celestial”(Mateo 10:32). Teme al Señor, hijo mío, y no pierdas esta corona para no ser rechazado por Cristo en la oscuridad total y el sufrimiento eterno. (de acuerdo a las Palabras del Señor: “mas a quien me niegue delante de los hombres, Yo también lo negaré delante de mi Padre celestial” (Mateo 10:33). Permanecer valientemente en la fe, y si es necesario, soportar con alegría persecuciones y otros problemas, pues sólo el Señor permanecerá por ti … y los santos Mártires y Confesores vigilarán con alegría vuestra lucha.

Pero, en esos días, ¡ay de los monjes atados a las posesiones y a la riqueza, y que, por el bien del amor a la comodidad, aceptan someterse a los herejes. Ellos tranquilizarán sus conciencias diciéndose: Vamos a salvar al monasterio, y por eso el Señor nos perdonará. Desgraciados y cegados, no piensan en ningún momento que a través de las herejías y de los herejes, el demonio entrará en el monasterio, y entonces, ya no será más un santo monasterio, sino paredes desnudas de las cuales la Gracia partirá para siempre.

Pero Dios es más poderoso que el diablo, y nunca abandonará a Sus siervos. Siempre habrá verdaderos cristianos, hasta el fin del tiempo, pero elegirán lugares solitarios y desérticos (deshabitados). No temas las dificultades, sino que teme la perniciosa herejía, ya que expulsa la Gracia, y nos separa de Cristo, razón por lo cual Cristo nos mandó sopesar al hereje y tenerle por gentil y publicano.

Así pues, Fortalécete, hijo mío, en la Gracia de Cristo Jesús. Con alegría, apresúrate a confesar y a soportar el sufrimiento como al buen soldado de Jesús Cristo al que se le dijo: “Sé fiel hasta la muerte, y Yo te daré la corona de la vida.”(Apoc. 2:10)

Bienaventurados los mansos, porque ellos poseerán la tierra

christo jerusalem hippolyte_flandrin_1842

“Bienaventurados los mansos, porque ellos poseerán en herencia la tierra”. Mt 5,3-12
Las bienaventuranzas responden al deseo natural de felicidad. Este deseo es de origen divino: Dios lo ha puesto en el corazón del hombre a fin de atraerlo hacia Él, el único que lo puede satisfacer. Catecismo 1718
“Tomad sobre vosotros mi yugo y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y hallaréis descanso para vuestras almas”. Mat 11:29
“Los tronos de los príncipes derriba el Señor, y en su lugar asienta a los mansos”. Siracides 10:17
“El Señor ofrece a los mansos la posesión de la tierra, esto es, de su cuerpo, aquel que El mismo tomó. Y como por la mansedumbre de nuestro corazón habita Jesucristo en nosotros, cuando esto sucede, también quedamos adornados con la gloria de su cuerpo”. San Hilario
“He aquí que tu Rey viene a ti, manso y montado sobre un asno, sobre un pollino hijo de burra.” Mat, 21:5
Mansos son aquellos que ceden hasta ante las exigencias injustas, no se resisten al mal y vencen las malas acciones con las buenas (San Agustín, de sermone Domini, 1,2).
“Al siervo del Señor no le conviene altercar, sino mostrarse manso con todos, pronto para enseñar, sufrido” 2Ti, 2:24
Calma tu emoción para que no te enojes, y si alguna vez te alteras, no peques. Es muy laudable el moderar la alteración con la reflexión y no es una virtud menor dominar la ira que nunca airarse; porque cuando comúnmente esto es más manejable, lo otro es más valorado (San Ambrosio, in Lucam 5, 54)
“Vuestro ornato… consiste en la incorrupción de un espíritu manso y tranquilo; ésa es la hermosura en la presencia de Dios.” 1Pe, 3:4
“Reprime la ira, y depón el furor, no quieras ser émulo en hacer mal. Pues los que obran mal, serán exterminados; mas los que esperan en el Señor, ésos heredarán la tierra. Ten un poco de paciencia… los mansos heredarán la tierra, y gozarán de muchísima paz o prosperidad”. Sal 37:8 -11
“Era Moisés el hombre más manso de cuantos moraban sobre la tierra”. Núm, 12:3

Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los cielos

san-luis (San Luis Rey de Francia)

“Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los cielos”.

El dinero es el ídolo de nuestro tiempo. A él rinde homenaje ‘instintivo’ la multitud, la masa de los hombres. Estos miden la dicha según la fortuna, y, según la fortuna también, miden la honorabilidad… Todo esto se debe a la convicción de que con la riqueza se puede todo. La riqueza por tanto es uno de los ídolos de nuestros días. Dios nos invita a purificar nuestro corazón de los malvados instintos y a buscar el amor de Dios por encima de todo. Nos enseña que la verdadera dicha no reside ni en la riqueza.

Quien quiera andar por el camino de Dios ha de librarse de la codicia, desprendiéndose de la preocupación excesiva de los bienes materiales. Lo que Cristo exige es el desprendimiento del alma de las cosas de este mundo, llevando una vida sencilla, conscientes en todo momento de la pobreza del hombre frente a Dios, viviendo esa virtud que es fundamental para el cristiano: la humildad.

Las bienaventuranzas están en el centro de la predicación de Jesús. Con ellas Jesús recoge las promesas hechas al pueblo elegido desde Abraham; pero las perfecciona ordenándolas no sólo a la posesión de una tierra, sino al Reino de los cielos. Catecismo 1716

El hecho de que no se posea dinero, no es de por sí una virtud, se puede ser muy pobre, pero tener la soberbia del rico.

Sólo el pobre de espíritu sale de sí mismo, se pone en camino, no puede estar tranquilo, acepta ser molestado por la palabra de Dios. Por eso, Abraham fue el primer pobre, el primer fiel a la voz de Dios, cuando Dios le dijo: “Vete de tu tierra, y de tu patria, y de la casa de tu padre, a la tierra que yo te mostraré”. Gen 12,1. Abraham atendió la Palabra de Dios, abandonó su país, dejó sus tierras, sus hábitos, su pasado, y se puso en camino, partió, “sin saber a dónde iba” Hebr 11,8 “señal infalible de que estaba en el buen camino”, como dice San Gregorio de Nicea, Padre de la Iglesia.