Acupuntura Anticristiana

Acupuntura Satanica

La Congregación para la Doctrina de la Fe, (CDF) dirigida a los presidentes de las Conferencias Episcopales de todo el mundo, emitió esta misiva , preocupada por la presencia de la nueva religiosidad en centros católicos.

En la carta de la CDF, que lleva la firma de su prefecto, el cardenal William Levada, se lee que “algunos centros de espiritualidad dirigidos por miembros de la Iglesia católica han integrado en sus programas sesiones donde se juntan ciertas técnicas de oración con terapias alternativas. Tales terapias se inscriben en el marco más vasto de las denominadas curaciones ‘espirituales’ o de ‘Wellness’ [bienestar]”.

La preocupación de la Santa Sede proviene de su recepción de “noticias que demuestran que algunos contenidos de tales programas propuestos incluso por sacerdotes o personas consagradas no son conformes con la doctrina de la Iglesia”.

Por eso el cardenal Levada solicita a los presidentes de las Conferencias Episcopales que recuerden a los obispos de sus países respectivos “la necesidad de vigilar que los programas propuestos en los centros de espiritualidad bajo la responsabilidad de la Iglesia, incluidos los que están dirigidos por los Institutos de vida consagrada y Sociedades de vida apostólica, sean conformes con los principios de la fe católica”.
La acupuntura es una forma de curación demoníaca. El propósito de la acupuntura es precisamente despertar las fuerzas ocultas para efectuar la sanación de la persona.
La biorreacción (biofeedback en inglés) es extremadamente popular en muchas clínicas del dolor y se emplea para regular los dolores de cabeza y la presión arterial. La biorreacción produce el mismo estado de “conciencia modificada” (o sea, contacto con el mundo espiritual) que las diversas formas de meditación y autohipnosis.
La publicidad relacionada con la Nueva Era cubre un amplio espectro de prácticas, tales como la acupuntura, la quiropráctica, la kinesiología, la homeopatía, la iridología, el masaje y varios tipos de « bodywork » (tales como ergonomía, Feldenkrais, reflexología, Rolfing, masaje de polaridad, tacto terapéutico, etc.), la meditación y la visualización, las terapias nutricionales, sanación psíquica, varios tipos de medicina a base de hierbas, la sanación mediante cristales (cristaloterapia), metales (metaloterapia), música (musicoterapia) o colores (cromoterapia), las terapias de reencarnación y, por último los programas en doce pasos y los grupos de auto-ayuda. Se dice que la fuente de la sanación está dentro de nosotros mismos, que la podemos alcanzar cuando estamos en contacto con nuestra energía interior o con la energía cósmica.

vudu

En cuanto la salud incluye una prolongación de la vida, la Nueva Era ofrece una fórmula oriental en términos occidentales. Originariamente, la reencarnación formaba parte del pensamiento cíclico hindú, basada en el atman o núcleo divino de la personalidad (más tarde, el concepto de jiva), que se trasladaba de cuerpo a cuerpo en un ciclo de sufrimiento (samsara), determinado por la ley del karma, vinculado al comportamiento en las vidas pasadas. La esperanza estriba en la posibilidad de nacer en un estado mejor o, definitivamente, en la liberación de la necesidad de volver a nacer. A diferencia de la mayoría de las tradiciones budistas, lo que vaga de cuerpo en cuerpo no es un alma, sino un contínuum de conciencia. En ambas tradiciones, la vida presente está encerrada en un proceso cósmico potencialmente infinito, sin fin, que incluye incluso a los dioses. En occidente, después de Lessing, la reencarnación se ha entendido de manera mucho más optimista, como un proceso de aprendizaje y de realización individual progresiva. El espiritismo, la teosofía, la antroposofía y la Nueva Era ven la reencarnación como una participación en la evolución cósmica. Este enfoque postcristiano de la escatología se considera como la respuesta a las cuestiones no resueltas por la teodicea y prescinde del concepto de infierno. Cuando el alma se separa del cuerpo, los individuos pueden volver la mirada hacia toda su vida hasta ese instante y cuando el alma se une a su nuevo cuerpo se obtiene una visión anticipada de la siguiente fase de la vida. Uno puede acceder a sus vidas anteriores mediante los sueños y las técnicas de meditación. Y hasta mediante el yoga o la acupuntura.

http://www.vatican.va/roman_curia/pontifical_councils/interelg/documents/rc_pc_interelg_doc_20030203_new-age_sp.html#2.2.3. Salud

Sus principios se restringen al concepto místico- espiritual de la “Energía” (=Chi) como los relativos a los “chakras” y a los “meridianos energéticos” que ya hemos abordado anteriormente y que forman parte del “taoísmo”, además, se basan en la creencia mágica (300 años A.C) de que cada órgano del cuerpo, como cada planeta, clima, color o reacción psíquica, le corresponde uno de los cinco elementos (Wu Xing) y símbolos: madera, agua, fuego, metal y tierra.

Padre Fortea:
En el proceso de liberación y exorcismo, había demonios que habían entrado en la persona, por ser una puerta de ocultismo la práctica de la acupuntura”

La acupuntura es una de las ramificaciones orientales que han llegado de occidente, y entra de una forma sorprendente en mucha gente, sin saber de donde proviene ni cual es el resultado físico y espiriual. Por algunos casos que nos han llegado, genera ciertas ataduras, que con el tiempo se manifiestan, insomnio, depresiones, lujuria, adicciones, desdoblamientos, agresividad, suicidio, pesadillas, etc. Es lo que llamamos influencia diabólica y si hay prácticas de ocultismo, es como si se fortaleciera todo el mal y se presentan los estragos físicos. La acupuntura entra en el ambiente del esoterismo. DIOS sana y atenderse con médicos y medicina autorizada es mejor, la oración, los sacramentos, la fe mueven montañas.

Padre Juan Gonzalo Callejas:
Usted señala la homeopatía y la acupuntura como caminos a la brujería. ¿No exagera?
No puedo decir que todo esto sea malo. Pero sí hay que tener cuidado. Muchas de estas prácticas vienen de culturas paganas. Hay que preguntarse de dónde llega su sabiduría. Porque estas no son ciencias (la ciencia viene de Dios) y lo que procede de las superstición camina en tinieblas. Sé de personas que antes de entrar a consultorios de esta clase se consagran a Dios y les responden que no los pueden atender. No es coincidencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *