Anticristos, Gnosis

simon mago

El gnosticismo es un conjunto de corrientes sincréticas filosófico-religiosas que llegaron a mimetizarse con el cristianismo en los tres primeros siglos de nuestra era, convirtiéndose finalmente en un pensamiento declarado herético.

“El mal y la perdición están ligados a la materia, mientras que lo divino y la salvación pertenecen a lo espiritual. Por esa razón no podría existir salvación alguna en la materia ni en el cuerpo. El ser humano sólo podría acceder a la salvación a través de la pequeña chispa de divinidad que es el espíritu”.

Por esa razón surge la doctrina del Cuerpo aparente de Cristo, según la cual la Divinidad no pudo venir en carne sino que vino en espíritu mostrando a los hombres un cuerpo aparentemente material (docetismo).
Otras corrientes sostienen que Jesucristo fue un hombre vulgar que en la época de su ministerio fue levantado, adoptado por una fuerza divina (adopcionismo y Maniqueísmo).

Es decir que la gnosis es la fuente de todas las herejías, los protestantes por ejemplo, practican el adopcionismo al negar la divinidad de Dios y su nacimiento de una virgen rebajándolo así a un hombre “adoptado” por Dios; no Dios mismo.

Otra “Teoría” es la de que todo espíritu es divino, incluyendo la parte espiritual del hombre (el alma), que no necesita a nadie para salvarse a sí mismo, entonces para que sacramentos? Y para que iglesia? Por ultimo, para que Dios? Si ya somos diositos?

Reprueban la multiplicación de la materia, siendo así la procreación un acto condenable; como las filosofías orientales, creen en el retorno cíclico de las almas a la prisión de la materia a través de la reencarnación.
El “iniciado”, busca romper este ciclo a través de la gnosis (a través de la iluminación).Podemos ver paralelismos claros con el zoroastrismo.

La gnosis, o conocimiento introspectivo de lo divino, es un conocimiento superior a la fe y a Dios o igual a El, de este mundo tu eres tu propio dios.La Iglesia del siglo II estaba amenazada por esta doctrina que afirmaba que la fe enseñada por la Iglesia no era más que un simbolismo para los sencillos, que no pueden comprender cosas difíciles; por el contrario, los iniciados, los intelectuales —los “gnósticos”— comprenderían lo que se ocultaba detrás de esos símbolos y así formarían un cristianismo de élite, intelectualista.

En nuestros días la nueva era es su representante mas llamativo, pero hay movimientos enteramente iluminados, que han “despertado conciencia”.

Diversos ocultistas occidentales retomaron la terminología gnóstica en mayor o menor medida pero fue Simón el Mago, personaje que aparece en una narración en Hechos de los apóstoles en el Nuevo Testamento, su “fundador”.

Al pedirles a los apóstoles que le enseñaran a hacer milagros a cambio de dinero, Pedro se horrorizó, simón levitaba y volaba por acción de los demonios, Pedro los conjuró en el nombre de Jesús, estos, se espantaron y simón cayo de lo alto y se mató.

Su personalidad más relevante fue Valentín de Alejandría, que llevó a Roma una doctrina gnóstica intelectualizante. En Roma tuvo un papel activo en la vida pública de la Iglesia. Su prestigio era tal que se le tuvo en consideración como posible obispo de Roma.

Otros gnósticos de renombre son Pablo de Samosata, autor de una célebre herejía sobre la naturaleza de Cristo. (Adopcionismo)

Carpócrates concibió la idea de la libertad moral de los perfectos, en la práctica una ausencia total de reglas morales y desenfreno sexual.

Finalmente el obispo san Ireneo de Lyon la declaró herejía en el 180 d. C..

El colombiano Víctor Manuel Gómez Rodríguez (Samael Aun Weor) publicó el libro El matrimonio perfecto, que fundamentaba su doctrina en la práctica de la magia sexual. Con posterioridad, en México, fundó el Movimiento Gnóstico Cristiano Universal. Luego de su muerte, algunos de sus discípulos continuaron sus ideas, aunque dividiendo al movimiento en diversas instituciones.

Unos textos gnósticos de los primeros herejes “gnostico-cristianos” fueron descubiertos en el pueblo de Nag Hammadi, Egipto, en 1945, llenos de herejías y distorsiones o “versiones libres”, que se patentizan en “La República” de Platón que apareció entre los manuscritos, en una edición totalmente alterada, para acomodarla a la “iluminación” “gnostica-satánica”.

Incluye el llamado “evangelio” de Tomas con supuestos dichos de Jesús y en fin cantidades de elementos que permiten ver el modo de imitar y engañar que usa el enemigo del hombre, la antigua serpiente o luzbel.

En el siglo IV es mencionado por Cirilo de Jerusalén, quien en su Cathechesis V afirma que no se trata de una obra de ninguno de los apóstoles, sino de uno de «tres malvados discípulos de Mani».(El fundador de los maniqueos, otra clase de gnosticos).

Según un teólogo, muchos de los pasajes del evangelio de Juan pueden entenderse como una refutación de los dichos, ideas, tradiciones y creencias de una comunidad cristiana cuya línea de pensamiento estaría distorsionada por el “Evangelio de Tomás”.

http://es.catholic.net/biblioteca/libro.phtml?consecutivo=98&capitulo=703

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *