Ataque Nocturno

Fussli la pesadilla

Johann Heinrich Füssli, fue un dibujante, pintor, historiador del arte y escritor suizo. Su apasionamiento, emocionalismo y subjetividad romántica, llevó su estilo hacia su mundo nocturno y terrorífico que es llamado «romanticismo oscuro» su obra “la pesadilla” en alemán, Nachtmahr, es el nombre del caballo de Mefistófeles.

A principios de 1980, se hablaba sobre el miedo que se había apoderado de la población del sudeste asiático.

Jóvenes perfectamente sanos y saludables informaron de pesadillas horribles negándose a dormir durante días. Convencidos de que en sueños estaban siendo atacados por el demonio.

Una de las víctimas era el hijo de un ingeniero, que rehusaba dormir debido a las pesadillas que tenía. Su familia estaba preocupada, ya que había estado varios días sin dormir, hasta que una noche se quedó dormido y lo acostaron en su habitación. Sin embargo, en medio de la noche lo oyeron gritar y al entrar en su habitación lo encontraron muerto.

“Se realizó una autopsia, y descubrieron que no sufrió un ataque al corazón; había muerto simplemente por razones inexplicables. Encontraron en su armario una máquina para hacer café, llena de café caliente que había utilizado para mantenerse despierto”

En esto se inspiró Hollywood para crear a Fredy krueger.

San Lucas menciona expresamente el caso de “una mujer, que desde hacía dieciocho años padecía una enfermedad producida por un espíritu, y estaba encorvada” (Lc 13,10-14).

De esta mujer no se dice que estuviera endemoniada, pero sí se dice que el demonio era la causa de esa enfermedad. Esa afirmación es categórica en el Evangelio.

A esto podemos añadir el caso de la muerte de los esposos de Sara en el libro de Tobías causada por el demonio Asmodeo (Tob 3).

La mayoría de las veces estos fenómenos se producen tras participar en algún tipo de rito esotérico: ouija, práctica de espiritismo, santería afrocubana, macumba, vudú, invocación de espíritus o baales etc.

Muchas personas que son atormentadas por la actividad demoníaca se despiertan en medio de la noche con la sensación de ser estranguladas, o alguna otra cosa que lleva a que en su pecho haga una respiración casi imposible.

En este estado se hace difícil rezar, algunas personas no pueden recordar ninguna oración durante este ataque nocturno, que a menudo se disipa con sólo pronunciar: “Jesús”.

Otra Fórmula es el exorcismo corto “Dios Me Ama”.

En todo caso el Padre Nuestro, la Oración a San Miguel, el Gloria, el Ave María, son oraciones que deben orarse en estos casos.

La iglesia recomienda antes de acostarse ponerse unos momentos en la presencia de Dios, tu Padre, que te ve y te oye siempre.

Repasa brevemente lo que hiciste durante este día. Después le pides perdón por tus faltas y le das gracias por sus beneficios. Encomiéndate luego a la Virgen María, tu Madre, y a tu Ángel Custodio. Puedes hacer las siguientes oraciones:

Acción de gracias:

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Te doy gracias, Dios mío, por todos los beneficios que hoy me has concedido. Te pido perdón de todas las faltas que he cometido durante este día; me pesa de todo corazón de haberte ofendido y propongo firmemente no volver a pecar, ayudado de tu divina gracia.

Examen de conciencia:

¿Me he acordado de Dios durante este día ofreciéndole mi trabajo, dándole gracias, acudiendo a Él con confianza de hijo?

¿He tenido respeto al qué dirán en algún momento?

¿He rezado con pausa y atención?

Para con el prójimo. ¿He tratado con dureza o menosprecio a los demás? ¿Me he preocupado de ayudar a los que me rodean haciéndoles, además, la vida más agradable? ¿Me preocupa también su vida religiosa? ¿He hecho algún apostolado? ¿He caído, en la murmuración? ¿Sé perdonar? ¿He rezado por las personas que de algún modo, me preocupan? ¿He sembrado discordia y desunión entre mis familiares, compañeros de trabajo o de estudio, vecinos, etc.?

Para conmigo mismo. ¿He luchado por mi propia santificación? ¿Me he dejado llevar de sentimientos de orgullo, vanidad, sensualidad? ¿Me he esforzado por quitar mi defecto dominante? ¿He acudido, a Dios para que aumente en mí todas las virtudes y especialmente la fe, la esperanza y la caridad?

Haz ahora un Acto de contrición y formula un propósito pequeño y concreto para que lo cumplas mañana con la ayuda de Dios

Señor mío Jesucristo

¡ Señor mío Jesucristo ¡ Dios y hombre verdadero, Creador y Redentor mío; por ser Vos quien sois y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa haberos ofendido; ofrezco, Señor, mi vida, obras y trabajos en expiación de mis pecados; propongo firmemente no volver a pecar y confío que por vuestra preciosísima sangre me daréis gracias para enmendarme y perseverar hasta el fin de mi vida. Amén.

A la Santísima Virgen

Al Ángel de la Guarda  (Como en las Oraciones de la mañana)

Tres Avemarías para pedir la santa pureza

En casos mas “fuertes”, es recomendable el uso de medallas de san Benito exorcizadas.

Agua Bendita, sal y aceite benditos.

Quemar incienso liturgico en la casa, rezando el rosario.

Sacar de la casa libros cuadros, películas y elementos de la nueva era.

Confesarse y comulgar para estar en la gracia de Dios.

 

Acerca de Bottega Divina

Bottega Divina difusión del arte y el legado histórico del Catolicismo. Herencia y patrimonio de la Humanidad, camino de salvación. La verdad os hará Libres
Esta entrada fue publicada en Arte Sacro. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *