Civilización moderna agoniza

La base de la civilización moderna es Dios, incluso para pueblos no Cristianos, que han copiado el modelo Occidental de vida, trabajo y respeto al prójimo, como base para su desarrollo, sin el cual seguirían en guerras tribales, o hasta caníbales…

La revolución contra Dios o contra el modelo de civilización propuesto por Dios, conocido como derecho Natural, ha tenido varias etapas:

El Humanismo, el Renacimiento y el protestantismo (La primera Revolución)

La Revolución Francesa (segunda Revolución)

El Comunismo (tercera Revolución).

Se decreta en la Asamblea Nacional Francesa:

“Que goce el hombre de Libertad Absoluta”

Cuando Dios creó al hombre y lo colocó en el Paraíso. Le notificó al mismo tiempo que estaría sujeto a pena de muerte si comiera del árbol de la ciencia del bien y del mal, luego los Diez Mandamientos…

Es decir, para que los hombres puedan convivir en sociedad civil, fue preciso constituir una forma de gobierno en virtud de la cual los derechos y la libertad fuesen circunscriptos por las leyes y por el poder supremo de los que gobiernan. Romperlos trae consecuencias.

Enseña San Agustín: “Es un pacto general de la sociedad humana obedecer a sus Leyes”. El origen de estas leyes debe ser buscado, menos en un contrato social que en Dios, autor de lo que es recto y justo. El cristianismo armonizó razón y fe.

Primera Revolución: Humanismo, Renacimiento, Protestantismo

Erasmo profesaba que “cada hombre posee la teología verdadera”, que está “inspirado y guiado por el espíritu de Cristo, ya sea picapedrero o tejedor”.

De esta manera, se descubre el sentido profundo de la Revolución, el Sofisma, el engaño.

En el nombre de la libertad se desataron el orgullo y la sensualidad.

En el Humanismo y en el Renacimiento se revela la anarquía de costumbres.

En el Protestantismo se encuentran el libre examen, el indiferentismo a lo sobrenatural, el divorcio, la abolición de los votos de pobreza, castidad y obediencia, y la eliminación de la jerarquía, algunas sectas ya no tienen obispos como los presbiterianos, solo hay “pastores”.

Segunda Revolución: Enciclopedismo, Absolutismo, Revolución Francesa

La sociedad francesa, protestante, influenciada por los vecinos nórdicos, a través del Enciclopedismo y del Absolutismo, proyectaba en la esfera política, social y económica, aquello que había sido la esencia del protestantismo, el igualitarismo iba a lanzar a Francia, y al mundo, en un cataclismo liberal.

La Revolución Francesa estuvo de tal manera marcada por el espíritu protestante, que la Iglesia Constitucional quería implantar en Francia un verdadero protestantismo.

El igualitarimo, anti jerárquico de la Revolución Francesa es la proyección, en la esfera civil, de la revolución igualitaria que llevó al Protestantismo a rechazar la jerarquía eclesiástica.

El fermento comunista, que trabajaba a la extrema izquierda de la Revolución y que terminó por explicitarse en movimientos como el de Babeuf, no era sino el símil laico de lo que se podía llamar, la extrema izquierda protestante.

La Revolución Francesa se propagó por toda Europa en las mochilas de las tropas de Napoleón, las guerras y revoluciones que marcaron el periodo de 1814 a 1918, desde la caída de Napoleón hasta la caída de los Habsburgo y los Romanov, modificó Europa según el espíritu de la Revolución Francesa. Los resultados de la II Guerra Mundial no hicieron sino acentuar aún más esta metamorfosis.

La historia conoció diversas estructuras políticas, como la República de Venecia, y varias estructuras sin carácter monárquico ni aristocrático, tales como ciertos cantones helvéticos y ciudades libres alemanas. Todas estas formas de gobierno convivían pacíficamente entre sí, pues se comprendía la legítima diversidad de formas de gobierno según los tiempos, los lugares y las demás circunstancias. Esto va a desaparecer pronto, llega la tercera oleada…

La tercera gran Revolución, el comunismo, que HOY toca a las puertas de la historia….

Autorretrato filosófico Profesor Plinio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *