Compasión o Vergüenza?

 

Cristiano Necesitado

Compasión o Vergüenza?

La verguenza es una sensación de conocimiento consciente de deshonor, desgracia, o condenación.

La vergüenza es una parte muy importante de la pureza, el recato, la modestia, la honestidad, el pudor, el decoro, la honradez, la decencia, la dignidad, la humildad.
Si no se inculcó desde la niñez la virtud de la vergüenza, difícilmente podrán inculcarse otras virtudes, adormilando la conciencia, que estará tan endurecida, que todas las cosas parecerán normales, y aceptables si son en beneficio propio.

Los hijos no deberían avergonzarse de sus padres o los padres de los hijos o de otros familiares porque tengan diferentes situaciones económicas, culturales, sociales o físicas.
Si los hijos tienen comportamientos, vicios o formas de vestir escandalosas etc, estos han sido parte de la tolerancia que los padres han tenido y son corresponsables.
En los casos en que la vergüenza de los hijos provenga de la mala vida llevada voluntariamente por los padres, los hijos deberán tener compasión de sus progenitores, pero no vergüenza ni rechazo, los hijos que ven a los padres colarse en la fila o portarse mal familiar o públicamente, hablando mal de otras personas o grupos sociales, o que sirven de escándalo para la familia y para la sociedad, seguramente no percibirán en sus mentes la vergüenza como falta, o el pecado cometido como grave, de allí provienen ataduras intergeneracionales como alcoholismo, adulterio etc.”hay del que escandalice a estos pequeños, mas le valdría no haber nacido”, dice el señor.

En el antiguo testamento se habla de maldiciones que duran 7 generaciones, en una sociedad que recitaba el nombre de sus ancestros al ingresar en la mayoría de edad, es entendible que se sintiera vergüenza ajena por el publico pecador.

En el imperio griego o romano que eran paganos y no había el concepto del pecado, estas vergüenzas ancestrales no se conocían, salvo en casos que fueran contra la supervivencia del estado en cuyo caso existía el destierro y por el contrario el nombre y memorias del ignominioso eran borrados, cosa que también practicaban los egipcios.

Mas recientemente se sometia al publico escarnio al contraventor como lo explica foucault en el panoptico, donde se desfiguraba al acusado o se le aplicaba una pena de muerte publica y humillante, este fue el caso de Cristo, que sufrió una muerte que era considerada maldición, la crucifixión, la gran diferencia es que en El no hay culpa y muere por las culpas de sus verdugos, los hombres.

Con El debe morir el pecado, con El nace el perdón, con Su muerte se borran nuestros pecados pasados, con el bautismo los intergeneracionales y con la confesión los actuales, si y solo si, nos arrepentimos y reparamos el daño causado y si no es posible a quien le fue causado, entonces al prójimo, nuestro hermano que necesita apoyo y conocimiento para liberarse del pecado, que lo lleva a la vergüenza que lo ata y lo lleva nuevamente al pecado, cada pecado es un demonio del tentador que se quiere robar el alma.
“Sed perfectos como el padre es perfecto”, dice el señor y nos deja los sacramentos que son lo único que nos permite lograr la perfección. Reconciliación perfecta y perdón perfecto.
El perdón de Dios.

Aquello de que Dios cobra los pecados en los hijos hasta la 7 generación ha sido abolido por un sacramento tan poderoso (el Bautismo) que es un exorcismo, nadie puede acusarte de los pecados de tus padres y si tu vida ha sido perfecta o no, para purificarla tienes los sacramentos; son los paganos los que no perdonan, Dios no se cansa de perdonar a quien pide perdón, es el pecador el que se cansa de pedir perdón y es el maligno el que no te deja perdonar y perdonarte.
Es por el escándalo de perdonar que matan a Jesús, “Que es mas fácil? Decir te perdono, o decir levántate y anda”?Mc 2,10
Perdonaba a publicanos y pecadores y los hacia sus amigos.
Esto destrozó al sanedrin que no quiso aceptar al Mesías “y a partir de entonces buscaron como matarle” Mc 3,6

Benedicto XVI perdonó a los judíos por el asesinato de Jesús, el 10 de marzo de 2011 en su libro “Jesus de Nazaret”, el concilio de 1965 había ratificado el Deicidio por parte del pueblo Judío,”Nostra Aetate” dice,”no puede ser imputado ni indistintamente a “todos” los judíos que entonces vivían, ni a los judíos de hoy”.

Nos demoramos 2.011 años para que quien tiene el poder de “atar en la tierra y desatar en el cielo”, diera el perdón, esto es señal de que estamos en el fin de los tiempos,todas las profecías se han cumplido la higuera ha echado sus brotes, solo falta que se “conviertan y crean en el Evangelio”.

“Habiendo estado en Jerusalén por Pascua, muchos creyeron en su nombre, contemplando los milagros que hacía; mas Jesús no se fiaba de ellos porque los conocía a todos” Jn. 2, 23-24 “Tenéis como padre al Diablo, y queréis hacer los deseos de vuestro padre. Él es homicida desde el principio y no se mantuvo en la Verdad, porque la Verdad no estaba en él. Cuando habla la mentira, habla de lo suyo propio, porque es mentiroso y padre de la mentira” Jn. 8. 44“Y respondiendo “todo” el pueblo dijo: ‘Caiga su sangre sobre nosotros y sobre nuestros hijos’ ” Mt. 27, 25

Acerca de Bottega Divina

Bottega Divina difusión del arte y el legado histórico del Catolicismo. Herencia y patrimonio de la Humanidad, camino de salvación. La verdad os hará Libres
Esta entrada fue publicada en Arte Sacro. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *