Cultura De la Muerte

Hoy un amigo (titulo profesional, situación económica definida, trabaja para una multinacional y viaja frecuentemente, es una persona deportista y sana) me compartió que su hija va a cumplir 16 años próximamente y que le había pedido permiso para emborracharse con sus amigas en la casa como celebración.

Pensando que estaba preocupado por esta situación le propuse que se opusiera a esta descabellada propuesta y le explicara los efectos nocivos del alcohol, si acaso ella quiere probarlo que él mismo le ofreciera UN cóctel y que mas bien la llevara a ver los mendigos y recicladores y le explicara que muchos de ellos empezaron así, grandes mentes perdidas en el vicio, esperanzas truncadas etc.

Me dijo que “si no se emborracha en la casa lo hará en otra parte y que ella necesita esa experiencia”.

Así que le propuse como ejemplo el Matar, uno no necesita haber matado a nadie para saber que no se debe hacer, y aquí empezó lo curioso, me respondió que un familiar suyo de niño había tomado algo ajeno y que como castigo sus padres lo habían obligado a devolverlo y que esa experiencia había sido muy buena para su formación  De modo que le manifesté que si bien había sido lo correcto quizá no le habían enseñado en Casa aquello de NO ROBAR.

En este punto otros amigos, hombres y mujeres se unieron al proponente y lo apoyaron en su determinación y visión.

Decidí entonces proponer si sera bueno entonces hacer como en las sociedades paganas que degeneran a sus propios hijos con el fin de acostumbrarlos a las cosas de los adultos, estas cosas son drogarse ritualmente, ofrecer la virginidad como una iniciación en bacanales y orgías, en algunos grupos cometer crímenes o hacerse tatuajes y otras cosas absurdas. Algunos dijeron que ellos podían hablar de las drogas porque las habían probado y ya eso se salió de control.

Me llamaron fundamentalista, retrógrado y otras cosas. Como vi que era un error sostener mi punto de vista ante ellos, simplemente me alejé, uno contaba que compraba cajas de preservativos (condones) para repartirlos entre sus hijos y otras cosas mientras me alejaba…

Este pequeño suceso me ha servido para darme cuenta cuán paganizada esta la sociedad. Ahora sé por que las madres llevan sus hijas a abortar y como, dentro de la familia, está el demonio actuando.

¿Y Dios no hará justicia … ?Os digo que hará justicia prontamente. Pero, cuando venga el Hijo del hombre, ¿encontrará fe en la tierra? Lucas 18:7

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *