Genocidio bolchevique de Cristianos

Alexander_Nevsky_Cathedral,_Baku
Catedral Ortodoxa Rusa, demolida bajo Stalin

El comunismo, Lenin y el gobierno soviético, requieren la abolición de la religión.

Richard Wurmbrand, (Marx y Satan) evangélico y ministro Rumano, describió la persecución sistemática de los cristianos en la Unión Soviética.

En 1918 en el territorio controlado por los bolcheviques empezó la confiscación de los bienes y tesoros de la Iglesia.

Bajo la persecucion y emigración a gran escala en medio de la guerra civil, el patriarca Tijon decidió otorgar autonomía tanto a los clérigos en el exilio como a las misiones ortodoxas rusas situadas fuera de las fronteras del país hasta que se estabilizara políticamente la situación.

En 1922 la Iglesia recibió otro golpe demoledor, los saqueos de los templos y la profanación de las iglesias, llevaron a juicio a la mayor parte del alto clero y al propio patriarca Tijon. Muchos fueron fusilados.

Tras la muerte de Tijon, en 1925, el metropolitano (patriarca interino) Pedro, fue encarcelado por no reconocer la legitimidad del poder bolchevique. Tras varios arrestos, exilios y penas de cárcel fue fusilado durante las purgas de 1937.
En 1939 más del 99% de las iglesias ortodoxas rusas habían sido cerradas.

Bajo Nikita Krushchev, 50.000 sacerdotes fueron ejecutados y muchos de la jerarquía de la iglesia fueron sustituidos por individuos que tenían conexiones con la KGB.

En 1977, la Constitución solo permitía a las organizaciones que promovieran el comunismo, lo que significaba que las religiones no estaban permitidas.

Los bolcheviques lanzaron una auténtica cruzada “atea” contra la Iglesia, privaron a la Iglesia del derecho a poseer propiedad privada, las llamas destruyeron templos, catedrales y se generalizaron las matanzas de sacerdotes.

Hasta ahora no existen datos estadísticos exactos sobre la cantidad de personas asesinadas a causa de sus convicciones religiosas, pero según un estudio publicado por Nikolái Yemeliánov, catedrático de la Academia de Ciencias Rusa, podría tratarse de más de 200.000 clérigos de toda la jerarquía, incluyendo obispos catolicos y 20 millones de creyentes que murieron en los campos de trabajo comunistas, mientras que 15 millones más fueron asesinados en ejecuciones masivas… A esto habria de sumarsele la persecusion atea bolchevique en todos los paises donde ha prosperado el comunismo…

Paises esclavitud comunistaMapa Paises izquierdistas coincide con Paises donde hay esclavitud.

Aunque una parte del clero tuvo su parte de culpa ya que renegó de la Iglesia patriarcal y creó la Iglesia renovacionista, llamada “Iglesia Viva” (iglesia de comunistas). Varios de estos renovadores querían creer sinceramente que los ideales evangélicos podían alcanzarse por el camino de la revolución bolchevique.
Para “acercarse al pueblo” introdujeron cambios arbitrarios en el orden de las celebraciones y quebrantaron bruscamente el canon eclesiástico. Entraron en Herejía.

De 3.732 templos, a la caida de la URSS quedaban menos de 400 templos donde se celebraba misa. Eran los templos del pueblo, templos comunistas.

Stalin se vio en la necesidad de cesar las campañas anticlericales ya que la existencia misma del Estado estaba en juego. Para movilizar todas las reservas nacionales tras el dramático inicio de la 2° guerra, Stalin recurrió a la fuerza moral de la religión.

Lo mismo ha tenido que hacer recientemente Putin ante la despoblacion de Rusia, ahora para que las mujeres accedan a tener hijos, les paga 10.000 euros y ha permitido a la Iglesia que abra las puertas al nacionalismo, como el caso del príncipe Alexandr Nevski, santo de la Iglesia rusa, por cuya causa ya no se habla del “maldito pasado zarista”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *