Gramsci el maquiavelo comunista

Es mejor ser temido que ser amado

Antonio Gramsci enero de 1891 – Roma, 27 de abril de 1937, fue un teórico marxista, de metro y medio de estatura y periodista italiano.

Escribió sobre política, sociología, antropología. Fue uno de los fundadores del Partido Comunista Italiano. No pudo estudiar ya que su padre estuvo encarcelado por peculadoconcusión y falsificación. De modo que, para graduarse con notas mediocres, tuvo que trabajar y así obtuvo su carnet de periodista, desarrolló así una patológica adhesión a las ideas socialistas originadas en el resentimiento, sufría: «un tipo de anemia cerebral, que me quita la memoria, me devasta el cerebro, me hace enloquecer hora tras hora, sin que logre encontrar descanso, ni paseando, ni tendido en la cama, ni tendido en el piso, arrollándome furibunda en ciertos momentos». 

La familia Gramsci, padre, madre y seis hermanos, vivió en la penuria económica, cosa que marcó a Antonio para siempre. De físico débil, su inteligencia era bien despierta, aunque Gramsci jamás publicó libro alguno, sus ideas quedaron expresadas en algunos cuadernos que escribió en la cárcel. Desde cuyos patios se nutrió del más profundo resentimiento que sus ocupantes instilaban, y el ávidamente recogía y plasmaba en sus cuadernos.

Hegemonía cultural es un término desarrollado por Gramsci para analizar las clases sociales y la superestructura. Proponía que las normas culturales vigentes de una sociedad son impuestas por la clase dominante (hegemonía cultural burguesa), de manera que no deberían percibirse como naturales o inevitables, sino reconocidas como una construcción social artificial y como instrumentos de dominación de clase.

El Padre Alfredo Sáenz Sj, explica el sistema que gramsci postuló para implantar el comunismo en occidente.

Gramsci creía que la tradición judeo cristiana había hecho imposible para el comunismo la toma de occidente.

La propiedad privada como pilar económico, la familia como núcleo de la sociedad y los 10 mandamientos como ordenador moral, lo hacían imposible. 

Había que buscar otro camino: cambiar la forma de pensar de Occidente. Su forma de vivir, de relacionarse; des-construir la sociedad. 

Una reforma, intelectual y moral. Ese fue su gran tema,  la Revolución Cultural, asaltar el lugar del intelectual en el conjunto de la sociedad y degenerarlo para que el conjunto se degenere, por eso muchos consideran a Gramsci como el traductor al mundo latino de Lenin. El Maquiavelo latino.

La filosofía del comunismo, según Gramsci, ha nacido de la cultura representada por la filosofía clásica alemana, por la literatura y práctica política francesa,y por la economía clásica inglesa. Es decir quienes impusieron las dos grandes revoluciones contra Dios, la protestante y la Francesa.

“Las ideas a imponer serían contrarias a una concepción trascendente de la vida. Habría entonces que corromper, disolver, erosionar, destruir sin ruido y sin descanso, subvirtiendo todos y cada uno de los valores enseñados por la cultura judeo cristiana. Burlarse, mofarse, ridiculizar, menospreciar, corroer, erosionar todas las virtudes y los valores que la Iglesia como madre y maestra había tendido a sus hijos para ponerlos de pie como personas.”

“Hoy al hombre moderno le resultan hasta desconocidas la fe, la esperanza, la caridad, la prudencia, la justicia, la templanza, la fortaleza, la veracidad, la sinceridad, la honestidad, la austeridad, el respeto, la humildad, la gratitud, la obediencia, el patriotismo, la piedad, el honor, la lealtad, el valor, el pudor, la virginidad, la castidad, la fidelidad… etc.

Esto lo lograron al infiltrarse y tomar todos los ámbitos de la sociedad civil, introduciéndose en las leyes, la educación, los sindicatos, el arte, la ciencia, las empresas y hasta en la misma iglesia.

Gramsci pensaba que nadie como la Iglesia había contribuido a formar el “sentido común” de los pueblos, unificando las mentes y los corazones del campesino y del rey, de los analfabetos y de los intelectuales. Habría que auto demolerla, infiltrarla para acabarla desde adentro.

”La destrucción deliberada de las instituciones  Iglesia, Fuerzas armadas, Policía, Justicia, educación demolería a la sociedad ya que ellas  la mantienen de pie. La destrucción se haría descabezándolas y desprestigiándolas, para que los ciudadanos llegaran a pensar que las instituciones no eran necesarias¡¡¡.

 Gramsci planeo hacerlo a través de la cultura y los medios de comunicación, irrigando el ideal marxista en las nuevas generaciones, dejándolas sin sentido trascendente de la vida, sin Dios, sin Patria, sin raíces, hasta sin sexo natural. 

Para ello se idealizan la vida de personajes como sartre y su compañera Simone y otros casos igualmente lamentables, diseñando una moral enemiga de todo orden natural, de Cristo y de su Iglesia. La revolución que propuso es un plan total de destrucción de la persona humana.

Gramsci enseñaba: denle a la gente lo que pide, pero en sentido marxista, materialista, hasta llegar a los últimos rasgos del sentido común del pueblo, para desvirtuarlo, mientan, mientan..

La estrategia de Gramsci se basa en Maquiavelo, donde el Príncipe es el Partido Comunista.Desmontando y desprestigiando, corrompiendo, burlándose de su religión, y a quienes piensen defenderse llevarlos a la marginación moral.

“Para Gramsci el catolicismo ha sido exitoso y por ello debemos utilizarlos. Mantener la Fe pero no en Dios sino en las personas, reemplazar a Dios por los valores.

El Padre Jesuita Alfredo Sáenz nos aconseja:  ¡Fomentar la familia, los valores, lo trascendental!. 

La Identidad de Género, incluye disposiciones que “vulneran los derechos de los padres, como una educación sexual retorcida”, este es el nuevo ariete del marxismo Cultural…

Murio el alba del 27 de abril, a la edad de cuarenta y seis años, de hemorragia cerebral. Antes de morir se convirtio al catolicismo y en el lecho de muerte pidio los sacramentos y renegó del comunismo..

Please follow and like us:
error0

Acerca de Bottega Divina

Bottega Divina difusión del arte y el legado histórico del Catolicismo. Herencia y patrimonio de la Humanidad, camino de salvación. La verdad os hará Libres
Esta entrada fue publicada en Arte Sacro. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *