Los Príncipes de los Sacerdotes sabían lo que hacían

Giotto, Caifas bottega

“Oyendo los príncipes de los sacerdotes y los fariseos sus parábolas entendieron que de ellos hablaba” Mat 21:45

¿No comprendéis que conviene que muera un hombre por todo el pueblo, no que perezca toda la nación? (Caifás) Jua 11:50

“Comenzó Jesús a manifestar a sus discípulos que él debía ir a Jerusalén y padecer mucho por causa de los ancianos, de los príncipes de los sacerdotes” Mat 16:21

“Mirad, subimos a Jerusalén, y el Hijo del Hombre será entregado a los príncipes de los sacerdotes y a los escribas, que le condenarán a muerte” Mat 20:18

“Los príncipes de los sacerdotes y todo el sanedrín buscaban falsos testimonios contra Jesús para condenarle a muerte” Mat 26:59

A los simpatizantes de Jesús, que se les oponían en el sanedrín, como Nicodemo, los hicieron sospechosos de haber favorecido la doctrina del Galileo. Excluyeron del Consejo a todos los que eran favorables a Jesús. Estos últimos protestaron la decisión y finalmente dijeron que se lavaban las manos de todo lo que allí pudiera decidirse y se retiraron.

“Llegada la mañana, todos los príncipes de los sacerdotes y los ancianos del pueblo tuvieron consejo contra Jesús para quitarle la vida”  Mat 27:1

El Pontífice le dijo: Te conjuro por Dios vivo: di si eres tú el Mesías, el Hijo de Dios.

Díjole Jesús: “Tú lo has dicho. Y yo os digo que un día veréis al Hijo del hombre sentado a la diestra del Poder y venir sobre las nubes del cielo”. Mat 26:63-64

“Cuando le vieron los príncipes de los sacerdotes y sus satélites, gritaron diciendo: ¡Crucifícale, crucifícale! Díjoles Pilato: Tomadlo vosotros y crucifícadlo, pues yo no hallo crimen en El”. Jua 19:6

“Pero los príncipes de los sacerdotes y ancianos persuadieron a la muchedumbre que pidieran a Barrabás e hicieran perecer a Jesús”. Mat 27:20

De los sacerdotes Jairo, uno de los jefes de la sinagoga de Cafarnaúm lo buscó, pero porque necesitaba que le sanara a su hija.

El pontífice (Caifás) lo declaro hereje y lo condenó a muerte.

El sumo Sacerdote Anás lo maltrató y lo mando a encarcelar.

“Viendo entonces Judas, el que le había entregado, cómo era condenado, se arrepintió y devolvió las treinta monedas de plata a los príncipes de los sacerdotes y ancianos” Mat 27:3

Un obispo lo vendió y lo entregó a sus enemigos (judas)

El primer Papa lo negó tres veces y en vez de arrepentirse se fue a llorar su pena, no le enjugó el rostro, no le llevó agua, no le ayudo a cargar la cruz…

Via dolorosa Bottega

La via dolorosa tiene poco menos de 1 kilómetro, esto es, atraviesa TODA la ciudad.

Donde estaban los 12 obispos que poco antes hacían milagros en nombre de Jesús y que amenazaban hacer llover fuego del cielo sobre Samaria porque no les dieron hospedaje?

Mas aún donde estaban los 72 que expulsaron demonios en su nombre?  Y donde estaba el pueblo que lo había recibido pocos días antes con palmas y ramos?

Donde estaban los obispos que hacía poco decían “Te seguiré adonde vayas”.

Jesús estuvo 6 horas colgado de una cruz.

“Fue crucificado a la hora tercia”. Las 9 de la mañana (Mar 15:25)

“Y cuando llegó la hora sexta, toda la tierra se cubrió de tinieblas hasta la hora nona” (Mar 15:33)  es decir desde las 9 hasta las 3 de la tarde, en esas seis (6) horas el único que apareció fue Juan, el apóstol virgen.

Las únicas que acompañaron a Jesús fueron mujeres…

Las horas canónicas eran las siguientes:

  • Maitines: antes del amanecer.
  • Laudes: al amanecer
  • Prima: primera hora después del amanecer, sobre las 6:00 de la mañana
  • Tercia: tercera hora después de amanecer, sobre las 9:00
  • Sexta: mediodía, a las 12:00 después del Ángelus en tiempo ordinario o el Regina Coeli en pascua.
  • Nona: sobre las 15:00, Hora de la Misericordia.
  • Vísperas: tras la puesta del sol, habitualmente sobre las 18:00.
  • Completas: antes del descanso nocturno, las 21:00.

Acerca de Bottega Divina

Bottega Divina difusión del arte y el legado histórico del Catolicismo. Herencia y patrimonio de la Humanidad, camino de salvación. La verdad os hará Libres
Esta entrada fue publicada en Arte Sacro. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *