Los valores o los Mandamientos?

Mandamientos en Piedra

Los mandamientos son:
LAS REGLAS QUE HA PUESTO DIOS A LOS HOMBRES PARA PODER ENTRAR AL CIELO.

Jesús dice “Si quieres entrar en la vida eterna, cumple los mandamientos”

Los podemos contar con los dedos de las manos y no hay nada más importante que debamos saber.

1 Amar a Dios sobre todas las cosas
2 No jurar su Nombre en vano
3 Santificar las fiestas
4 Honrar padre y madre
5 No matar
6 No fornicar
7 No robar
8 No mentir
9 No desear la mujer del prójimo
10 No codiciar los bienes ajenos

Jesús los resumió en 2
Amar a Dios y al prójimo como a ti mismo. Porque nadie en sus cabales le haría el mal a quien ama.

VALORES

Valor viene del latín “valere” que significa ser fuerte, ser capaz de algo, valerse por sí mismo.

El valor puede ser mirado como deseable (civismo, generosidad…), sin referirlo a nadie en concreto, la aspiración, el deseo, el bien general, los valores son relativos para cada individuo.

“El valor es un bien descubierto y elegido en forma libre y consciente, que busca ser realizado por la persona” (Derisi). Expresa muy bien la condición de bien deseable, su dimensión subjetiva y su carácter práctico.

Valores hay para todos los gustos y de todos los tipos: sensibles, económicos, estéticos, humanos, espirituales, sociales, religiosos, etc. Unos son más subjetivos (estéticos por ejemplo) y otros más objetivos (económicos) pero en realidad el valor no prescinde de su carácter subjetivo, porque es algo propio del ser humano (los animales no tienen valores, aunque se les de premios por su “valor”).

Los valores, como la vida misma y como el desarrollo personal, son algo dinámico y cambiante No siempre poseo los mismos valores. Hay valores que antes no eran reconocidos como tales, por ejemplo el respeto al medio ambiente. En algunos casos son vistos como algo irreal, ilusorio o reducido a un “deber ser”, a algo normativo-objetivo y puesto que los valores no son cosas, ni elementos de las cosas, entonces los valores son impresiones subjetivas de agrado o desagrado.

Nadie puede decir cuántos valores son o cuales son, porque son relativos al individuo y lo que para alguien es un valor para otro no lo es.

Para un Americano bañarse diariamente es “El valor de la limpieza” mientras que para un Europeo podría significar que tiene una enfermedad.

Los nativos americanos decían que el Creador “A todas las razas inferiores de los hombres los hizo blancos, y los puso más allá del Lago Mal Oliente, de donde vienen los mal olientes, que ahora se llama el Océano Atlántico”.

Mientras, el Historiador Landa anotaba, asombrado, que los indoamericanos “se lavan las manos y la boca después de comer.” Mucho más al sur en Nueva Granada, el área de Colombia, otro cronista también se sorprende grandemente ante “la costumbre tan original”, según él, que tenían de “limpiarse los dientes después que acababan de comer.” Josefina Oliva de Coll

Stalin afirmaba que «de todos los monopolios de que disfruta el Estado, ninguno será tan crucial como su monopolio sobre la definición de las palabras. El arma esencial para el control político será el diccionario», apalancando el relativismo moral, social, político y de toda clase.

Todo “vale” si nos da, el tener, el poder y el placer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *