Materialismo Perverso

 

Imagen relacionada

El materialismo es resultado de la concupiscencia.

El dinero lo inventó Creso quien fuera el hombre más rico del mundo, pero como presagio, murió esclavo.

“Lleguen a ustedes la gracia y la paz en abundancia, por medio del conocimiento de Dios… cuyo poder divino nos ha concedido gratuitamente todo lo necesario para la vida y la piedad… nos han concedido las más grandes y valiosas promesas, a fin de que ustedes lleguen a participar de la naturaleza divina, sustrayéndose a la corrupción que reina en el mundo a causa de los malos deseos… pongan todo el empeño posible en unir a la fe, la virtud; a la virtud, el conocimiento; al conocimiento, la templanza y el amor. Epístola II Carta de San Pedro 1,2-7.

El sentido cristiano del trabajo y la visión cristiana de la existencia consisten en la búsqueda de la vida eterna.

El apóstata , ha hecho del bienestar y del oro un dios de fundición, y repite “si eres rico es porque Dios te ama”, a lo que Dios responde; «Haceos amigos con el dinero injusto, para que, cuando llegue a faltar, os reciban en las eternas moradas» (Lc 16, 9). El evangelio de la prosperidad que predican los apostatas cismáticos es falso.

Esta es la razón de la diferencia material de las naciones apóstatas cismáticas, versus las cristianas católicas, los primeros hicieron de lo material el cielo, mientras el católico confía en la recompensa del más allá; el primero, materialista salvaje, se levanta y dice “otro día otro dólar”; el segundo “hágase tu voluntad”, el primero practica la usura, la venta de Armas, la piratería o las guerras del opio para el control de las drogas, el alcohol y el esclavismo, el segundo funda escuelas y hospitales públicos. El primero desprecia los sacramentos, que le atan a un actuar recto, el segundo obedece a la voluntad divina. Con el paso del tiempo y afincado en su riqueza idolátrica, el primero se burla del segundo, pero no siempre fue así…

El trabajo y el sentido de la ganancia justa que busca la satisfacción de las necesidades, ha sido reemplazado por el afán de riqueza que produzca un bienestar o una alegría que no necesitan de Dios.

Olvidando las palabras del mesías: “El que quiera venir en pos de mí, niéguese a sí mismo y tome su cruz y sígame”. Mat 16:24

Estamos tan inmersos en el materialismo que ni siquiera entendemos que la felicidad no puede ser cambiada por cosas materiales, algo que el demonio nos ha hecho creer; eterno es Dios y eterna es nuestra alma, como eternas son también las relaciones entre Dios y el alma. Por tanto, lo que ha provocado alguna vez un castigo es lo mismo que provoca los castigos ahora, como iguales son los efectos de la culpa; todo hombre, en todo tiempo, tiene necesidad de consultar al Señor para conocer su voluntad, y debe atenerse a ella para no atraer su ira. El materialismo pone lo temporal por encima de la vida eterna.

“La virtud capitalista, el sentido de los negocios y una piedad intensa, que impregna y regula todos los actos de la vida; constituye un signo característico de las sectas protestantes. Que han convertido el capitalismo en religión» La ética protestante y el espíritu del capitalismo Max Weber

El Calvinismo favoreció el espíritu comercial.

No es pecado estar tristes si la hora es penosa, es pecado ceder más allá de la tristeza y caer en desesperación. Y Satanás en seguida acude cuando ve a uno caído en languidez de espíritu. Y lo llena de cosas materiales.

“El oro, llave que abre, círculo que suelda, es el alfa y el omega de noventa y nueve de cada cien de las acciones humanas. Por el pan y la mujer, el hombre se hace ladrón; por el poder, homicida incluso; pero por el oro se hace idólatra. Satanás, el rey del oro, ofrece su oro a condición de que le adore… “Adorarás sólo al Señor tu Dios”.

«Todo es posible para quien cree». Pero el mundo dice: «Todo es posible para quien tiene cosas materiales».

El dios de fundición hoy ha tomado la forma de casas cómodas y carros bonitos, de aviones cómodos y hoteles suntuosos.

Relojes sofisticados que nos marcan la hora en que deseamos comer, sin hambre, alimentos exóticos y dañinos.

Vestidos y modas que nos seducen y nos invitan a sensualidades cada vez más sofisticadas.

El engaño nos ha ensalzado, como en las tentaciones de Cristo, a convertir lo duro de la vida en delicias, a convertir las piedras en panes. Lo que nos hizo pasar de la necesidad de tener un techo, el alimento suficiente y el medio justo para conseguir suplir las necesidades básicas, a el afán de ser felices por medio de cosas que se compran.

Con la ciencia hemos logrado tiempo extra para conocer a Dios, la vida del hombre en los últimos cien años ha hecho de cada hombre más que un príncipe del pasado.

Las facilidades para la vida del hombre moderno, no las tuvieron ninguno de los emperadores o reyes de ningún imperio pasado, lo que ha elevado a cada individuo de hoy al nivel de un semi dios, consiguiendo ese mismo efecto en El, y, en vez de dar gracias por las maravillas alcanzadas, llora por lo que le falta para hacer milagros, el hombre de hoy puede volar (avión) respirar debajo del agua, enfrentar fieras salvajes (zoológico), moverse sobre las aguas (barcos) comunicarse con cualquier ser en cualquier lugar del planeta al instante que lo desee, ver el presente o el pasado de cualquier cosa o conocer el funcionamiento de todo al instante.

Resultado de imagen para primer inodoro de la historia

Veamos las limitaciones que el hombre tuvo, para entender el cambio que la vida del ser humano ha tenido; conseguir el agua obligaba al hombre a acarrearla primero del rio, lo que exigía vivir cerca de éste.

Imagen relacionada

Mas adelante con el acueducto, lo único que tenía que hacer era ir al pozo y allí estaba el agua, pero seguía siendo difícil la descarga del baño, el excusado se patento en 1775 pero se popularizo recién en el siglo 20.

Esto fue un salto cuántico en la vida de las ciudades, unido al desarrollo del alcantarillado, a partir de este momento el hombre común, dispuso de tiempo para dedicar a otras cosas más allá de las mas básicas.

Nacía el materialismo, que, en vez de impulsar el desarrollo espiritual del individuo y la búsqueda de la vida eterna, se dedicó al desarrollo de la felicidad aquí en la tierra, – Dios llama «idolatría» al apegamiento excesivo al dinero (Col 3, 5; Ef 5, 5). El dinero no es uno de tantos ídolos; es el ídolo por antonomasia, Literalmente «dios de fundición» (Ex 34, 17) – confundiendo los valores.

El cielo es aquí, parece decir el materialismo. Así empezamos a entender cabalmente aquello del árbol de la ciencia del bien y del mal…

El Mesías no derrotará a los enemigos con carros y caballos, estos son elementos que los enemigos del alma, usan para apoderarse del hombre, creado por el Señor, para hacerle presa suya en el Infierno.

 

Inodoro victoriano (Foto cortesía: Thomas Crapper co.)

“el consumismo es la tendencia inmoderada de adquirir, gastar o consumir bienes, no siempre necesarios”, hoy dia hay que cambiar de teléfono inteligente cada 2 años .

Acerca de Bottega Divina

Bottega Divina difusión del arte y el legado histórico del Catolicismo. Herencia y patrimonio de la Humanidad, camino de salvación. La verdad os hará Libres
Esta entrada fue publicada en Arte Sacro. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *