Miércoles Santo de Jesus de Nazaret

Libros sobre la vida de nuestro señor escritos por su Santidad Benedicto XVI

Jesús de Nazaret II Del ingreso de Jerusalén hasta la resureción – Benedicto XVI

 

Jesús de Nazaret III La infancia de Jesus – Benedicto XVI

El Miércoles santo Jesús no acudió al Templo. Permaneció en Betania con Lázaro y sus discípulos, en una vigilia de oración. Todo ha sido dicho dicho. La revelación de su identidad es clara, resucita muertos, es el Mesías, los sumos sacerdotes y pontífice han tomado su decisión.

Isaias incluyó los cantos del siervo sufriente, que se refieren a Cristo, desde su nacimiento hasta la Cruz y para que conste que la biblia es inspirada por Dios fueron escritos más de 700 años antes de Cristo.

«El Justo, mi Siervo, justificará a muchos y cargará con las iniquidades de ellos.
Por haberse entregado a la muerte y haber sido contado entre los pecadores, llevando sobre sí los pecados de muchos (no de todos) e intercediendo por los pecadores. Isa 53:12-13

En Jesucristo se cumplen las profecías que hablan de Él en el Antiguo Testamento, son más de 300.

Esta semana las lecturas de la misa, nos han recordado esta profecía cumplida

El Miércoles Santo es el día en que se reúne el Sanedrín con Judas Iscariote.

En aquel tiempo, uno de los Doce, llamado Judas Iscariote, fue a los sumos sacerdotes y les propuso:

-«¿Qué estáis dispuestos a darme, si os lo entrego?»

Ellos se ajustaron con él en treinta monedas.

Al atardecer se puso a la mesa con los Doce. Mientras comían dijo:

-«Os aseguro que uno de vosotros me va a entregar.»

Ellos, consternados, se pusieron a preguntarle uno tras otro:

-«¿Soy yo acaso, Señor?»

Él respondió:

-«El que ha mojado en la misma fuente que yo, ése me va a entregar. El Hijo del hombre se va, como está escrito de él; pero, ¡ay! del que va a entregar al Hijo del hombre!; más le valdría no haber nacido».

Entonces preguntó Judas, el que lo iba a entregar:

-«¿Soy yo acaso, Maestro?»

Él respondió:

-«Tú lo has dicho».

Mateo 26, 14-25

«Antes de la fiesta de la Pascua, sabiendo Jesús que había llegado la hora de pasar de este mundo al Padre, habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el extremo»

«Incluso mi amigo, de quien yo me fiaba, el que compartía mi pan, me ha traicionado» Sal 41,10.

«En cuanto Judas tomó el bocado, salió. Era de noche» .

Sale para entrar en la noche, se marcha de la luz hacia la oscuridad; el «poder de las tinieblas» se ha apoderado de él. Jn 3,19; Lc 22,53.

 

Acerca de Bottega Divina

Bottega Divina difusión del arte y el legado histórico del Catolicismo. Herencia y patrimonio de la Humanidad, camino de salvación. La verdad os hará Libres
Esta entrada fue publicada en Arte Sacro. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *