Papa viaja a Suecia

papa luterano

 

Padre Lombardi:

Gracias Santidad. Ahora damos la palabra a Tilmann Kleinjung, que es de Adr, la radio nacional alemana. También para él, creo que es el último viaje… Estamos contentos por darle esta posibilidad.

Tilmann Kleinjung – Adr:

Si, también yo estoy viajando hacia Baviera. Gracias por poder hacer esta pregunta. Yo quería hacer una pregunta: Usted hoy ha hablado de los dones compartidos de las Iglesias, juntas. Ya que Usted irá –en cuatro meses- a Lund (Suecia) para conmemorar el 500 aniversario de la Reforma. Creo que quizás es el momento adecuado para no solo recordar las heridas de ambas partes, sino también para reconocer los dones de la Reforma, y quizás también para anular o retirar la excomunión de Martin Lutero. Gracias.

Papa Francisco:

Creo que las intenciones de Martin Lutero no eran equivocadas: era un reformador. Quizá algunos métodos no eran los adecuados, pero en aquel tiempo, si leemos la historia del Pastor, por ejemplo, -un alemán luterano que después se convirtió cuando vio la realidad de aquel tiempo y se ha hecho católico- vemos que la Iglesia no era realmente un modelo a imitar: había corrupción en la Iglesia, había mundanidad, apego al dinero y al poder. Y por eso él protestó. Además, era inteligente y ha dado un paso adelante justificando el por qué hacía eso. Y hoy luteranos y católicos, protestantes y todos, estamos de acuerdo sobre la doctrina de la justificación: sobre este punto tan importante él no estaba equivocado. Él ha hecho una medicina para la Iglesia, después, esta medicina se ha consolidado en un estado de cosas, en una disciplina, en un modo de creer, en un modo de hacer, en modo litúrgico. Pero luego no estaba él solo: estaba Zwingli, estaba Calvino y detrás de ellos ¿quiénes estaban? Los príncipes. “Cuius regio, eius religio”. Debemos meternos en la historia de aquel tiempo: es una historia no fácil de comprender. No fácil.

Después fueron adelante las cosas, hoy el diálogo es muy bueno, ese documento sobre la justificación creo que sea uno de los documentos ecuménicos más ricos, más profundos. Está de acuerdo. Hay divisiones, pero dependen también de las Iglesias. En Buenos Aires había dos iglesias luteranas: una pensaba de un modo y la otra de otro modo, también en la propia iglesia luterana no hay unidad. Se respetan, se aman… La diversidad es lo que quizá nos ha hecho tanto daño a todos y hoy tratamos de retomar la entrada para reencontrarnos tras 500 años…

Acerca de Bottega Divina

Bottega Divina difusión del arte y el legado histórico del Catolicismo. Herencia y patrimonio de la Humanidad, camino de salvación. La verdad os hará Libres
Esta entrada fue publicada en Arte Sacro. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *