Profecías cumplidas; Tiro

during_the_siege_of_tyre_by_andre_castaigne_1898-1899-1

Dice el Señor Dios. «Estoy contra ti, Tiro, y haré que naciones numerosas suban contra ti, como sube la marea del mar. Derribarán los muros de Tiro, destruirán sus torres. Raeré de ella hasta el polvo, y la dejaré como una piedra desnuda. Será un secadero de redes en medio del mar, porque Yo he hablado, oráculo del Señor Dios”. 3-5

El gran asedio de Tiro lo realizaron las tropas babilónicas del rey Nabucodonosor II, quienes tuvieron que esperar 13 años para tomarse la ciudad en 574 a. C.

Cuando por fin conquistaron las murallas y entraron a la ciudad se encontraron con que los habitantes habían huido a una isla, ubicada a un kilómetro mar adentro. La Tiro continental destruida por Nabucodonosor, fue arrasada pero Tiro siguió existiendo en la isla que se fortificó cada vez más hasta hacerse inexpugnable y cuyas murallas entraban en el mar y alcanzaban los 45 metros de altura, bajo el mar habían redes y cadenas que harían encallar cualquier flota de barcos que la atacaran…

La profecía entonces no se cumplió y los paganos se burlaban del profeta porque si bien la antigua tiro fue destruida, sus habitantes estaban aún más fortificados y en cambio de un puerto ahora tenían 2 uno en la ciudad continental (que aun servía como bodegas) Sidón y otro en la Isla inexpugnable.

Tiro tenía entre 40 y 50 mil habitantes lo que la hacía una de las ciudades más grandes del mundo 600 años antes de cristo, era una súper potencia del mundo antiguo. Estratégicamente situada en la costa del Mediterráneo

“Tiro dijo de Jerusalén. «¡Vaya!, ha sido quebrantada la puerta de las naciones, se ha vuelto hacia mí; la que abundaba está asolada». Eze 26:2

Se burló de la desgracia de Jerusalén, por lo tanto Dios se airó contra ella. Pero la profecía no se cumplió durante 250 años …

Alejandro Magno en 332 a.C. fue desafiado por tiro desde su fortaleza-isla, protegida por su marina poderosa, y rodeado por el Mediterráneo, los Tirios podían permitirse desafiar sus fuerzas terrestres. Pero Alejandro estaba determinado a  ponerla bajo su control. Para hacerlo tenía que construir una rampa que uniera la costa con la isla a través de la cual sus soldados pudieran marchar, pero de donde tomaría los materiales? Pues de la antigua tiro que fue arrasada y sus antiguas fortalezas lanzadas al mar, lo que se convirtió en un puente que permitió a su caballería destruir la famosa Tiro. Se dice que el rey macedonio estaba tan furioso por la defensa tiria y la pérdida de sus hombres que destruyó la ciudad.

El asedio de Tiro fue muy sangriento, según Arriano, sólo murieron 400 macedonios frente a los 8.000 tirios que perdieron la vida en la defensa de su ciudad, 2.000 tirios fueron crucificados a lo largo de kilómetros de playa y 30.000 ciudadanos y extranjeros fueron convertidos en esclavos, sin embargo, varios miles de tirios fueron recogidos y escondidos por la armada de la vecina ciudad de Sidón.

Las profecías bíblicas se cumplen al pie de la letra , tarde o temprano, así cayo tiro y su Dios pagano melkart…

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *