Reliquias Virgen Maria

La Catedral de Aquisgrán es considerada la catedral más antigua del norte de Europa. Su origen se remonta a la Capilla Palatina construida por el emperador franco Carlomagno a finales del siglo VIII. Hace más de 1.210 años

Las cuatro “Grandes Reliquias”, el manto que llevaba la Madre de Dios en la noche santa, los pañales del infante Jesús, el taparrabo de Nuestro Señor en la Cruz -al Rey en la cruz sólo le dejaron eso- y el paño en que colocaron la cabeza San Juan Bautista después de ser decapitado. Son expuestas cada siete años en la catedral de Aquisgrán Alemania. Jerusalén donó a Carlomagno las cuatro reliquias de tela que recuerdan de modo sensible y lleno de profunda reverencia los acontecimientos significativos de la historia de la salvación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *