San Beda Venerable.Doctor de la Iglesia, Para el mundo de Hoy

barbaros_atacando_roma

 

Nacido en Inglaterra el año 673 ,poco después de la caída del imperio romano, Clérigo y letrado.

Mientras los salvajes destruían la civilización, la ciencia no desapareció. Se refugio en los monasterios. La Iglesia es la gran y única educadora de los pueblos, comenzó la práctica de dividir las eras en «Antes de Cristo» y «Después de Cristo», su reedición de la Vulgata tuvo una importancia capital y se mantuvo como la versión oficial de la Biblia por mas de 1.000 años. Beda escribió que la tierra era redonda «como una pelota», en oposición a ser «redonda como un escudo».

Estas eran sus palabras mientras el mundo se hundía en el oscurantismo pagano del pecado, la herejía, el barbarismo y la mentira.

«Somos hombres y, como tales, compuestos de cuerpo y alma, hemos de salvarnos.
NO debemos despreciar las realidades terrenas, que nosotros hemos de transformar, y de las que hemos de servirnos para saltar hasta Dios.

¿Vale la pena desperdiciar tanto tiempo en las cosas de la vida de aquí abajo?

Vale la pena, vale la pena. Hubo un tiempo en que yo mismo me preguntaba: ¿Para qué luchar por la vida de esta tierra? ¿Qué me importa este mundo? Soy un exiliado del cielo y siento premura por volver a mi patria. Pero, con el tiempo, he comprendido, y he cambiado de pensar.

Nadie puede entrar en el cielo si anteriormente no ha vencido en la tierra, y nadie puede vencer aquí si no lucha contra el mundo con ímpetu, con paciencia y sin descanso.

El hombre no posee otro trampolín que la tierra si quiere lanzarse al cielo.

Si deponemos las armas estamos perdidos, aquí abajo, en la tierra, y allá arriba, en el cielo.

Antes de decidirse, el hombre puede escoger entre muchos caminos. Pero, cuando ha tomado uno, sólo adelantará a condición de seguir en él. Quien cambia continuamente de ruta vuelve sin cesar al punto de partida… En cada encrucijada es necesario sacrificar varios caminos para seguir uno solo. El hombre no alcanzará una perfección sino sacrificando muchas otras. Algunas personas no saben sacrificar y no llegan entonces a nada.
Al afrontar este viaje ineludible, ningún hombre puede ser
más prudente que lo que de natura puede serlo,
Si es que considera, antes de partir de aquí,
Lo que a su espíritu para bien o para mal
Tras el día de su muerte le está preparado.»
Beda

Somos los peregrinos que vamos para el cielo, no permitas que las artimañas del demonio te desvíen de tu salvación, no te dejes ofuscar, seducir, entretener y desviar. Tienes un único objetivo, la salvación de tu alma, si tienes algo mas valioso entonces ya haz hecho tu elección y que Dios se apiade de ti.

Please follow and like us:
error0

Acerca de Bottega Divina

Bottega Divina difusión del arte y el legado histórico del Catolicismo. Herencia y patrimonio de la Humanidad, camino de salvación. La verdad os hará Libres
Esta entrada fue publicada en Arte Sacro. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *