San Luis Bertrán. Patrono de Colombia

San Luis Bertrán muerto en 1581, español de la orden de los dominicos, canonizado por el papa Clemente X en 1671,  titular del convento de Santa Ana de Albaida, Valencia.

Desembarcó en Cartagena de Indias y ejercitó su labor misionera en la región del Bajo Magdalena. En 1568 fue elegido Prior del convento de Santo Domingo, en Santa Fe de Bogotá.

En la puerta de su celda puso el siguiente rótulo: Si tratase de agradar a los hombres no sería siervo de Jesucristo.

Se afirma de él que realizaba muchos prodigios , por ejemplo, que ponia fin a las sequías con una simple oración.

Con una bendición hizo que un árbol diera frutos de manera instantánea.

Caminó sobre las aguas de la Ciénaga de Manzanillo.

un cacique le dijo: «tu religión me gusta, pero tengo miedo a mi ídolo». Fray Luis ante el pánico de todos, la emprendió a patadas con el dicho ídolo, hasta que el cacique y los suyos se vieron libres del temor idolátrico y luego quemaron el lugar donde le adoraban.

Un indio al que regañó por vivir con una mujer casada, le lanzó con todas sus fuerzas su macana, pero el Señor desvió el curso mortal de su trayectoria

Lo intentaron envenenar con un potente veneno, pero que luego de vomitar una serpiente, recobró la salud; Y a continuación pasó a ocuparse de bautizar varios cientos de indios asombrados y convertidos.

Un encomendero quiso matarle, pero al dispararle, su arcabuz se convirtió en un crucifijo.

neutralizó ataques de fieras, apagó incendios y curó enfermos con su rosario. Lo atormentaban los pecadores que eran españoles, pues con sus abusos escandalizaban gravemente a los indios paganos o recién bautizados.

Tenía el don de lenguas, es decir, predicaba en español, pero los indios le entendían en su propio idioma.

Su fiesta se celebra el 9 de octubre. Es patrono de Colombia.

ORACIÓN ENSALMO

 

Criatura de Dios, yo te conjuro, ensalmo y bendigo

en nombre de la Santísima Trinidad:

+Padre, +Hijo y +Espíritu Santo,

tres personas y una esencia verdadera,

de la Virgen María, nuestra Señora

suplico a tu Divina Majestad,

poniendo por intercesora a tu Santísima Madre,

abogada nuestra, que liberes y sanes a esta afligida criatura …….

 

(nombre de la persona a sanar y liberar)

 

de esta enfermedad, mal de ojos, accidentes y calenturas

y otro cualquier daño, herida o enfermedad.

te suplico Señor,

para más honra tuya y devoción de los presentes,

te sirvas, por tu piedad y misericordia,

de sanar y librar a esta criatura …….

de esta herida, llaga, dolor, humor o enfermedad,

quitándola de esta parte y lugar,

y la libres de maleficios, brujerías y cualquier otro mal.

No permita tu Divina Majestad que le sobrevenga accidente,

corrupción, ni daño alguno,

dándole salud para que con ella te sirva

y cumpla tu santísima voluntad.

 

Amén.

Yo te juro y ensalmo,

+Jesucristo nuestro Señor Redentor te sane,

bendiga y haga realidad su voluntad.

 

Amén. Jesús.

Rezar el Credo, Padrenuestro y Gloria.

Please follow and like us:
error0

Acerca de Bottega Divina

Bottega Divina difusión del arte y el legado histórico del Catolicismo. Herencia y patrimonio de la Humanidad, camino de salvación. La verdad os hará Libres
Esta entrada fue publicada en Arte Sacro. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *