Santas que vivieron solo de la comunión

Santa Catalina de Siena fue invitada por el mismo Jesús a beber su Preciosísima Sangre, la cual manaba de su costado. Tras beber esta eucaristía, ella no necesitó comer o beber más.

Durante los siete años previos a su fallecimiento,  en 1380, a los 33 años, vivió exclusivamente de la Eucaristía, recibía la comunión diaria y casi siempre quedaba en éxtasis. La Santa Sede la reconoce como copatrona de Europa e Italia y doctora de la Iglesia.

Ella no tenía hambre, permanecía activa y fuerte.

Marta Robin cada viernes participaba de los sufrimientos de la Pasión, manifestándose en su cuerpo los estigmas, vivió sin comer ni beber, solo tomando la Comunión diaria durante 52 años. Confió al padre Fauré la necesidad de crear una escuela, la cual se abrió en 1934. Es la fundadora de la foyer de Charite.


A ALEJANDRINA DA COSTA de portugal En 1918 un hombre trato de violarla en su casa, prefirió lanzarse por una ventana y exponerse a la muerte antes que ceder, Alejandrina tenía tan solo catorce años, su columna vertebral quedó irreparablemente lastimada, progresando la lesión hasta que en 1924 (a los veinte años de edad) quedó definitivamente postrada en cama. Durante los últimos trece años de su vida, Alejandrina no comió ni bebió nada, alimentándose únicamente de la Eucaristía.

Ello ha quedado reflejado en los numerosos exámenes médicos a que fue sometida.

LUISA LATEAU de Bélgica, la noche del 3 de enero de 1868 (primer viernes), estando en oración, un rayo de Luz marcó los estigmas en el corazón, pies y costado, luego la corona de espinas, Desde abril de 1871 ella dejó definitivamente de comer, porque vomitaba todo cuanto ingería. Lo único que toleraba era la Eucaristía, no volvió a dormir y sus estigmas sangraban copiosamente a pesar de no comer.

Numerosos médicos fueron testigos de sus éxtasis los viernes y después de la Comunión y probaron el hecho de que no tomó comida alguna durante doce años.

Dejó su cuerpo el 25 de agosto de 1883.

Ana Catalina Emmerick (beata) en proceso de beatificación, tenía el don de bilocación, Conocío la vida de María y de Jesús con todos los detalles porque a través de sus visiones y revelaciones, Dios se la hacía ver como si fuese un testigo presencial. Tenia éxtasis todos los días entre las diez y las doce de la noche, tenia los estigmas que varios médicos trataron de curar, se le aparecía el demonio bajo diferentes figuras, ya sea como un hombre, animal o monstruo. Durante tres años, entre 1813 y 1816, sólo se alimentó de agua fresca y la comunión diaria.se le aparecían las almas del purgatorio por quienes ella oraba y luego se le aparecían las almas otra vez, para darle las gracias por la ayuda recibida. Escribio que “Mientras quede en la tierra un solo sacerdote debidamente consagrado, vivirá Jesucristo como Dios y como hombre en la Iglesia en el Santísimo Sacramento del altar; y el que, habiendo sido absuelto de sus pecados por el sacerdote, reciba este sacramento, estará verdaderamente perdonado y unido a Dios”..

TERESA NEUMANN desde la navidad de 1922, sufrió una parálisis de los músculos de deglución, sólo podía tomar alimento líquido. Sólo se le daban unas gotas de agua al recibir cada día la sagrada comunión. Y desde septiembre de 1927 el párroco Naber ni siquiera ya esas gotas. hasta el final de su vida, es decir, a lo largo de 35 años, se mantuvo sin ningún alimento ni bebida alguna. Su única alimentación era la sagrada comunión, cesaron por completo las evacuaciones urinarias e intestinales a partir de 1930. A lo largo de su vida se mantuvo en su peso sin comer ni beber. Pero si pasaba más de un día sin haber comulgado, entraba en un estado de inconsciencia del cual solo la sacaba tomar la Sagrada Comunión

Experimentaba visiones, tuvo los Estigmas y el don de consejo y dirección espiritual.

LUISA PICARRETA de Corato, Italia, A los 13 años de edad tuvo inesperadamente la primera visión de Jesús con la Cruz a cuestas, luego una segunda y Pocos días después tuvo una tercera visión de Jesús en su Pasión, que la llevó a perder el conocimiento.

Cuando volvió en sí no era capaz de abrir la boca ni de tomar alimento.

Vivio el resto de su vida (64 años) de la Eucaristía como único alimento.

Permanecía todo el día sentada en su cama, sin apoyar la cabeza en la almohada ni para dormir, en esos extasis recibía visitas de Jesús y de la Santísima Virgen, que están fielmente reflejadas en los 36 volúmenes del ‘diario’ que comenzó a escribir en 1899 a petición de sus confesores y que recomendamos ampliamente. Murió en 1947 a los 82 años, 64 de ellos si comer mas que la sagrada eucaristía, durante la Misa diaria que un sacerdote celebraba en su habitación, esta en proceso de canonización.

Please follow and like us:
error0

Acerca de Bottega Divina

Bottega Divina difusión del arte y el legado histórico del Catolicismo. Herencia y patrimonio de la Humanidad, camino de salvación. La verdad os hará Libres
Esta entrada fue publicada en Arte Sacro. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *