Señor, señor

Judas

Bartolomé (Nathanael) y Simón Zelotes (hermano de Judas Tadeo) lo presentaron a Jesús:

“Maestro: aquí está Judas, de quien Te hemos hablado”.
Jesús lo miró muy amigablemente, pero con indecible tristeza. Judas, inclinándose, dijo:

“Maestro, Te pido que me dejes tomar parte en tu enseñanza”
Jesús Respondió:

“Esto lo puedes tener si no lo quisieras dejar a otro”

El apóstol traidor era -de todos los apóstoles- el único judío, los demás eran Galileos.

Judas Iscariote significa Ish-Querioth; hombre del pueblo de Queriot, al sur de Judea. Ciudad de curtidores, oficio de gran desprestigio realizado por esclavos extranjeros o paganos. Donde la familia de judas y uno de sus tíos, Simeón, era dueña de la mayoría de las curtiembres. Judas era comerciante.

Estuvo presente en todos los milagros y enseñanzas, posiblemente Él mismo, hacía milagros, “en mi nombre expulsarán demonios”…

La frase del Señor “Más le valiera no haber nacido” Mc 14,21 indica un castigo fuerte.
“y habiéndose ahorcado reventó por medio; quedando esparcidas por tierra todas sus entrañas”. Hch 1,18

Judas está marcado por la desesperación.

El evangelio es claro en señalar que estaba arrepentido de la traición, pero la desesperación le llevó al suicidio. «Devolvió arrepentido las treinta piezas de plata.» Mt 27.3
La envergadura del pecado no lo convierte en imperdonable; lo imperdonable es “No pedir perdón”.

Un año antes de la traición estaba ya distante de Cristo.

Cuando, a raíz del discurso sobre el Pan vivo, la confusión se apoderó de los apóstoles, Jesús exclamó:
“¿No os he elegido yo a los doce? Y uno de vosotros es un demonio”. Juan aclara: “Hablaba de Judas Iscariote, porque éste, uno de los doce, había de entregarle” Jn 6,70-71.

Por qué permitió Jesús a Judas, que anduviese en contacto con el dinero, que, según El mismo, dificulta tanto a los hombres la santidad ?
¿Para qué, nos lo permite a nosotros?

El de Querioth estuvo más de tres años al lado de Jesús, predicó en Su nombre, lanzó demonios en Su nombre, sanó enfermos en Su nombre, Lo traicionó y se arrepintió, devolvió totalmente lo pactado por la traición, confesó públicamente su pecado y fue el único discípulo que declaró ante las autoridades, que el Maestro era inocente…

De los Judas habla Jesús cuando dice:
“No todo aquel que me dice: ¡Oh, Señor, Señor! entrará por eso en el reino de los cielos; sino el que hace la voluntad de mi Padre celestial, ése es el que entrará en el reino de los cielos. Muchos me dirán en aquel día del juicio: ¡Señor, Señor!, ¿pues no hemos nosotros profetizado en tu nombre, y lanzado en tu nombre los demonios, y hecho muchos milagros en tu nombre? Mas entonces yo les contestaré: Jamás os he conocido, apartaos de mí, hacedores de iniquidad. Mat 7:21

Dos cuerpos en dos maderos, un mismo día.
Uno es la cruz donde está Jesús, cuya sangre nos redime. Si hacemos lo que manda.
El otro es el árbol donde cuelga Judas, Ish-Querioth, derrama inútilmente su propia sangre.

“Padre eterno, yo te ofrezco la preciosísima sangre de tu Divino Hijo Jesús, en unión con las misas celebradas hoy día a través del mundo por todas las benditas ánimas del purgatorio, por todos los pecadores del mundo. Por los pecadores en la iglesia universal, por aquellos en mi propia casa y dentro de mi familia.
Amen.
El Señor le dijo a Sta. Gertrudis que cada vez que rezara esta oración, pudiese librar 1000 almas del purgatorio.

«No te diré lo que he hecho con Judas para que no se abuse de mi misericordia». Le habría dicho Dios a Santa Gertrudis.

Please follow and like us:
error0

Acerca de Bottega Divina

Bottega Divina difusión del arte y el legado histórico del Catolicismo. Herencia y patrimonio de la Humanidad, camino de salvación. La verdad os hará Libres
Esta entrada fue publicada en Arte Sacro. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *