UN MENSAJERO EN LA NOCHE

Un mensajero en la noche

Albert fue un gran delincuente, un hombre muy agresivo y peligroso. Pero un día, ante un acontecimiento Celestial, su vida cambió para siempre…

Scotland Yard estuvo años y años buscándole, y cada vez que le agarraban, se salvaba por aquello de que, en el ámbito de la justicia, siempre hay grandes abogados que trabajan precisamente para los mafiosos, ya que éstos cuentan con ingentes sumas de dinero para pagarles.

No obstante, un día, durante un atraco a mano armada en un gran banco al sur de Londres, la policía pudo atraparle (de hecho fue filmado por las cámaras) y le cayeron veinticinco años de cárcel. Y a pesar de que nuevamente un gran abogado apeló la sentencia, tan sólo consiguió rebajar la pena a catorce años de prisión.

Así comenzó, entonces, su vida como recluso, tan problemática o más como la que tuvo en libertad. Pero un día y ante un acontecimiento celestial, su vida cambió para siempre…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *