Verdad o sofisma?

Conferencia entre Lutero y el Diablo acerca de la Misa

Según Marx, Hegel es un promotor de teología bajo la apariencia de la filosofía.

De hecho casi todos los Ilustrados y “liberales” son protestantes, así, cuando se quiere hacer apologética protestante sin hablar de religión se recurre al sofisma, “Lo conveniente es hacer los discursos sin tocar la verdad”.

La Compañía de Jesús fue fundada por la nobleza Española y luego Europea, se convirtió en un dique contra de la revolución Protestaste y luego, en ariete católico contra la herejía que pretendía destruir la Iglesia fundada por Dios.

Una de sus armas más poderosas fue la difusión del catecismo de Trento de 1566, que sirvió a la gran expansión católica de la contrarreforma (católico ignorante futuro protestante) y la Evangelización del Nuevo Mundo, el resumen del padre Gaspar Astete (1537-1601), y el de Jerónimo Martínez de Ripalda (1536 -1618). Ambos jesuitas españoles, fueron traducidos a todas las lenguas.

Pedro Canisio, Jesuita Aleman, “Martillo de los Herejes” aconsejaba “No hieran, no humillen, pero defiendan la religión con toda su alma”. Escribió un Catecismo que, aún en vida del santo, tuvo 200 ediciones y fue traducido a 15 idiomas.

Los gobiernos ilustrados de la Europa del siglo XVIII se propusieron acabar con la Compañía de Jesús por su defensa incondicional a la Fe, su actividad intelectual, su poder financiero y su influjo político.

Los españoles, por su Fe, son el único pueblo en la Historia de la humanidad que ha podido deshacerse de la invasión del Islam tras 800 años de ocupación. Esa Fe era la que atajaba la pretensión protestante de convertir toda la cristiandad a sus “modos”.

Para debilitar la cristiandad había que debilitar la compañía de Jesús. Entre 1759 (Expulsión de Portugal) y 1773 (edicto de supresión Papal), la compañía fue arrinconada y disuelta en su totalidad. En Rusia y Polonia el edicto de supresión no fue promulgado así que Jesuitas de toda Europa aceptaron la oferta de refugio hecha por la zarina Catalina la Grande.

Cuarenta años después, en medio de los efectos causados por la Revolución francesa, producto de la semilla del libre examen y la igualdad, propuestas por los Reformadores (un alto porcentaje de los “ilustrados” eran en realidad “libre-examinadores”) luego de las guerras napoleónicas, revoluciones africanas, guerras de china, Crimea y el caucaso, los genocidios britanicos  y las guerras de independencia en la América Hispánica, Pío VII decidió restaurar a la Compañía, pero el daño ya estaba hecho (25 millones de muertos habían costado en todo el mundo las “guerras libertadoras”).

El protestantismo desarrolló una teología política, que puso al mundo occidental en camino del gobierno popular, enfatizando la “libertad y la igualdad”, como dice el “catecismo de Heidelberg”. -Justificación y libertad, los cuatro soli (de latín solus = solo): “solo Cristo”, “solo por gracia”, “solo por la Escritura”, “solo por la fe”. La igualdad de derechos entre ordenados y no ordenados en todos los niveles, significa que pueden haber “pastores y pastoras” una conquista surgida de las concepciones de la “Reforma”- Catecismo calvinista, encargado por el príncipe Federico III y publicado en 1563.

Es decir que la “semilla” de la “libertad y la igualdad”, estaba en realidad en el “libre-examen”. Esta semilla hechó raíz en la baja nobleza de los reinos cristianos, (en una época en que la religión del pueblo era la religión del rey) y muchos Príncipes se contaminaron de avaricia, confiscaron las tierras a la Iglesia, expulsaron a los Obispos fieles y hasta se inventaron la quema de brujas para expropiar tierras a viudas ricas católicas, a quienes acusaban de “superstición” y brujería…

Los fundadores del protestantismo enfocados en la política, buscaban el poder y el desmonte del catolicismo Cristiano que les estorbaba. Porque exponía la realidad protestante de la supresión de algunos mandamientos y todos los sacramentos, así como la jerarquía del cielo, Padre, Hijo, Espíritu santo, Virgen, coros Angélicos, Santos, Sacerdotes, etc…

El vacío que dejó la compañía de Jesús, con las iglesias y abadías demolidas (Francia) o en manos de los “protestantes” (Alemania, Suiza, Suecia, Inglaterra, etc) , con los soldados napoleónicos haciendo de “misioneros” en toda Europa y el clero reducido a la vida civil, produjo un brote de ocultismo, primero impulsado por la “Diosa Razón” de Robespierre y al grito de “igualdad” el mundo se llenó de Brujas, espiritistas, etc…

El Conde Alessandro di Cagliostro 1743–1795 alquimista, ocultista, Rosacruz y alto masón italiano recorrió las cortes de, Rusia, Alemania y Francia, extendiendo el campo de influencia del Rito Egipcio y presentándose como un “curandero magnético” de gran poder y amigo del Masón Benjamín Franklin que aparece en el billete de 100 dólares.

Alejandro Dumas exaltó a Cagliostro en varias novelas, recordemos que Dumas fue uno de los que propuso el paradigma de comportamientos inmorales que, revestidos de caballerosidad y astucia, aparecen en Los tres mosqueteros y sus demás novelas anticlericales, que, como lema, “Los 3 Mosqueteros” se prometen “Uno para todos y todos para uno” que es el juramento de su secta, los Masones.

El Conde de Saint Germain 1696- 1784 visita las cortes de Holanda, Inglaterra y Alemania, en discretas misiones secretas, alquimista y figura recurrente en varias historias de temática ocultista, amasó una gran fortuna vendiendo ungüentos, pócimas y preparados para combatir cualquier mal, incluso la muerte, inspiró a Adam Weishaupt en la creación de los Iluminados de Baviera. Introdujo en la alta aristocracia un ambiente de relajación moral e interés por las Ciencias Ocultas.

Surgen las fraternidades Rosacruz esotéricas y Gnósticas en el siglo XVIII, ligadas a la masonería.

Toman fuerza las filosofías orientales como la reencarnación y el espiritismo. Se busca el conocimiento de las Leyes de la Naturaleza, para su dominio,y los médium abren las puertas al “entendimiento”.

Surgen personajes como Casanova 1725 –1798  aventurero, libertino y agente secreto Italiano. Se le conoce sobre todo como arquetipo del libertino seductor. Expuso el libertinaje de las cortes protestantizadas. Se halló entre los personajes más destacados de su tiempo y dejó reseña de 132 conquistas amorosas, encuentros que publicó en “historia de mi vida”. Son así dignas de mención las páginas que tratan de Rousseau, de Voltaire, de Madame de Pompadour, de Mozart, de Catalina II de Rusia…

El Panteón de París estaba previsto que fuera una iglesia dedicada a la patrona de la ciudad, Santa Genoveva, las dificultades financieras de la monarquía retrasaron las obras de edificación 26 años. El edificio fue terminado durante la Revolución francesa en 1790, la Asamblea Nacional Francesa decidió que el edificio sirviera para albergar los cuerpos de los hombres ilustres de la patria, con el nombre de “Templo de la gloria” y “Templo de la humanidad”. Allí están enterrados los próceres Masones y protestantes que propiciaron la Revolución, 65 personalidades, como, Mirabeau, Voltaire, Rousseau, Marat, Victor Hugo, Émile Zola, Gambetta, Alejandro Dumas, con el lema de los “mosqueteros”, etc…

En 1851 se instaló en el panteón el péndulo de Foucault, los principales científicos de París recibieron una nota que decía así: “Está invitado a ver girar la Tierra mañana de tres a cinco”. Era un péndulo esférico que puede oscilar libremente en cualquier plano vertical y capaz de oscilar durante mucho tiempo (horas). Se utiliza para demostrar la rotación de la Tierra y la existencia de la fuerza de gravedad, de modo que se demuestra científicamente, que la tierra No es el centro del Universo sino que hay una la causa suprema desconocida, que No es DIOS, “La doctrina del movimiento de la Tierra ha transformado toda la filosofía”, gritaban por las calles… Para los Ilustrados es la más importante revolución moral que se ha llevado a cabo en la historia de la Humanidad, han descubierto que hay leyes superiores, jerárquicas, que todas las criaturas, incluidos los planetas deben obedecer, creen haber descubierto al Dios de la ciencia igualitaria…

Lastima que mas de un siglo antes la ley de la gravedad había sido comprobada y  mas de 3.500 antes el libro de Job había dicho “El tendió el septentrión sobre el vacío, El, colgó la tierra sobre la nada”. Job 26:7

Ignoraban que en 1741 (110 años antes) el Santo Oficio había impreso las obras de Galileo; “una vez obtenida la deseada prueba científica de la realidad del movimiento de la Tierra gracias a James Bradley, que demostró el movimiento de la Tierra a partir del fenómeno de la aberración de la luz (pequeña desviación aparente de la posición de los astros en la esfera celeste a causa del movimiento del observador)”.

Y eso que a La Iglesia no le compete el juicio sobre las doctrinas científicas en tanto que científicas, ni para rechazarlas ni para confirmarlas. Aunque la mayoría de los científicos de la época, como Copérnico, hayan sido sacerdotes y que Galileo nunca haya pisado una cárcel y haya muerto en los brazos de sus discípulos, su hija religiosa, Maria Celeste, monja del convento de San Mateo, recitaba el rosario por él, quien muere en la santa paz de su casa, una villa de Arcetri, a las afueras de Florencia, La sentencia declara que Galileo es condenado a prisión de por vida (pena conmutada por residencia de por vida por Urbano VIII)…

2 pensamientos en “Verdad o sofisma?

  1. Que excelente articulo, no imagine encontrar en esta pagina semejante despliegue de verdad. Pensé que solo vendían artículos religiosos, es muy grato saber que también educan al católico en temas tan importantes. Me gustaría saber quien lo escribió, saludos fraternales y que Dios los bendiga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *