Papa Vigilio Hereje?

Vigilio

Vigilio 500- 555 fue el papa 59 de la Iglesia católica, de 537 a 555.

Perteneciente a una noble familia romana, es nombrado diácono en el 531 y acompañó al papa Agapito I a Constantinopla en el año 536, lo que le permitió entablar amistad con Teodora, la esposa del emperador bizantino Justiniano I y una seguidora de la doctrina monofisita, quien intrigó a su favor y finalmente le hizo elegir Papa.

Es obligado a ir al Concilio de Constantinopla en enero 547.

El Concilio de Constantinopla el 2 de junio de 553, ratifica la condena de “Los Tres Capítulos” que Vigilio defendía, con el apoyo de otros dieciséis obispos, que aunque condenaban sesenta proposiciones de Teodoro de Mopsuestia, no condenaba las Herejías de Teodoreto de Ciro y las de Ibas de Edesa, obispos nestorianos que encarnaban la Herejía del monofisismo. Es decir negaban a María como madre de Dios en el caso de los Nestorianos y pretendían que Jesús no es Dios verdadero sino una marioneta de Dios, en el caso de los monofisistas. Hecho por el cual fue excomulgado en un consejo de obispos africanos ya que “no extinguió la llama de la herejía, como convenía a su autoridad apostólica, sino que por negligencia la azuzó”.

El emperador ordenó el destierro del papa si este no aceptaba íntegramente las decisiones conciliares de los obispos, por lo que hizo deponer al Papa por el Consejo, mientras que el séquito papal era exiliado o enviado a la prisión, para poder regresar a Roma, tuvo que emitir, el 23 de febrero de 554, un documento conocido como “Segundo Constitutum” en el que se plegaba al concilio. Que la Historia conoce como Niceno-Constantinopolitano y que define el Credo o verdades apostólicas.

En la primavera de 555, después de una larga estancia de ocho años en Constantinopla, a Vigilio se le permitió regresar a Roma.

Cuando Vigilio regresaba a Roma, falleció el 7 de junio de 555 en Siracusa (Sicilia).

Los continuos cambios de postura de Vigilio respecto al monofisismo supusieron la total pérdida de credibilidad del pontífice por lo que a su muerte no fue enterrado en San Pedro, porque era considerado Hereje…

“Si alguno no confiesa que hay dos nacimientos de Dios Verbo, uno del Padre, antes de los siglos, sin tiempo e incorporalmente; otro en los últimos días, cuando Él mismo bajó de los cielos, y se encarnó de la santa gloriosa madre de Dios y siempre Virgen María, y nació de ella; ese tal sea anatema*”.

“Si alguno llama a la santa gloriosa siempre Virgen María madre de Dios, en sentido figurado y no en sentido propio, o por relación, como si hubiera nacido un puro hombre y no se hubiera encarnado de ella el Dios Verbo, sino que se refiriera según ellos el nacimiento del hombre a Dios Verbo por habitar con el hombre nacido; y calumnia al santo Concilio de Calcedonia, como si en este impío sentido, inventado por Teodoro, hubiera llamado a la Virgen María madre de Dios; o la llama madre de un hombre o madre de Cristo, como si Cristo no fuera Dios, pero no la confiesa propiamente y según verdad madre de Dios, porque Dios Verbo nacido del Padre antes de los siglos se encarnó de ella en los últimos días, y así la confesó piadosamente madre de Dios el santo Concilio de Calcedonia, ese tal sea anatema*”.

“Si alguno dice que uno es el Verbo de Dios que hizo milagros y otro el Cristo que padeció, o dice que Dios Verbo está con el Cristo que nació de mujer o que está en Él como uno en otro; y no que es uno solo y el mismo Señor nuestro Jesucristo, el Verbo de Dios que se encarnó y se hizo hombre, y que de uno mismo son tanto los milagros como los sufrimientos a que voluntariamente se sometió en la carne, ese tal sea anatema*”.

• Anatema = Maldito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *