Vivir a la Espera

Esperar es el signo del cristiano.

Ignorar el día y la hora debe estimularnos.

“Bendito sea Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que por su gran misericordia nos reengendró a una viva esperanza por la resurrección de Jesucristo de entre los muertos, para una herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible, que os está reservada en los cielos. 1Pe 1:4

“La esperanza de la vida eterna, que prometió desde los tiempos eternos el Dios que no miente” Tito 1:2

“Vivamos sobria, justa y piadosamente en este siglo, aguardando la bienaventurada esperanza y la aparición gloriosa del gran Dios y Salvador nuestro, Cristo Jesús, Tit 2:13

“Amad a vuestros enemigos, haced bien … y será grande vuestra recompensa, y seréis hijos del Altísimo. Lucas 6:35

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *